Nace la W Series, una ¿necesaria? competición solo para mujeres

W Series

Ya está en marcha la W Series, una competición de monoplazas reservada solo para mujeres. El espíritu con el que nace es dar una oportunidad a aquellas que desean progresar hacia las cotas más altas del automovilismo internacional. Se trata este de un mundo tradicionalmente dominado por hombres y donde las féminas han tenido que superar muchas barreras. Sin embargo, no son pocas las voces que han surgido en contra de esta iniciativa, sin ir más lejos las propias mujeres que pueden presumir de palmarés, algunas de ellos en momentos en los que resultaba mucho más difícil competir.

La W Series se disputarán en 2019, tendrán un calendario compuesto por 6 citas, todas ellas en Europa, con la expectativa de exportar este certamen a otros continentes. Competirán a en un monoplaza Tatuus T-318 de Fórmula 3 con un motor de 1,8 litros y turbo y caja de cambios secuencial Sadev de seis relaciones. El monoplaza también contará con halo de protección al más puro estilo Fórmula 1. Serán entre 18 y 20 pilotos por carrera. Y la vencedora se llevará 500.000 dólares (430.000 euros) de premio que deberían ayudarle a progresar en su carrera deportiva.

Un proyecto ¿de mujeres?

Mujeres piloto

La petición de crear una competición para mujeres lleva mucho tiempo sobre la mesa. La española Carmen Jordá ha sido una de sus grandes impulsoras al formar parte de la Comisión de la Mujer en la Federación Internacional de Automovilismo (FIA). La W Series estará dirigida por Catherine Bond Muir, que hará las labores de CEO. Sin embargo llama la atención que el formato y la competición se ha desarrollado gracias a la participación de Dave Ryan, ex director deportivo de McLaren; Adrian Newey, uno de los más famosos diseñadores de monoplazas de la Fórmula 1 y responsable del Aston Martin Valkyrie; y David Coulthard, ex piloto de Fórmula 1 y DTM.

Es aquí cuando surgen las dudas. ¿No han encontrado mujeres ingenieras, líderes de equipo ni pilotos que acometer tales tareas? Aquí unos ejemplos, todos de Fórmula 1: Ruth Buscombe es ingeniera senior de Alfa Romeo Sauber; Bernadette Collins, desempeña un puesto equivalente en Force India; Claire Williams es la segunda en el organigrama de dirección de Williams; Monisha Kaltenborn fue la directora de Sauber (renunció en 2017); y Marga Torrez es ingeniera de motores de Mercedes-AMG.

Órdenes de equipo Fórmula 1

Y si buscamos pilotos al más alto nivel, la italiana Lella Lombardi fue la última mujer al volante de un Fórmula 1, de esto hace ya más de 40 años. Sin embargo, como equivalente, y que seguro que daría buenos consejos, se podría postular la estadounidense Danica Patrick. En la actualidad es una de las figuras de la Nascar después de haber logrado importantes triunfos en la Indycar (fue nombrada debutante del año en 2005, acabó cuarta en las 500 millas de Indianápolis de ese mismo año y subió al podio en 2009, y fue quinta absoluta en 2009).

Voces críticas

Novedades Fórmula 1 2019

No son pocas las reticencias que ha suscitado esta idea, algunas incluso antes de que tomara su forma definitiva. Las pilotos profesionales que hoy día han sabido hacerse un hueco en los estratos más altos de la competición nunca creyeron en esta fórmula de discriminación positiva.

Y mucho menos ante declaraciones como la de la propia Carmen Jordá quien en marzo de este año indicó: “No me corresponde a mí decir qué es bueno o no para las mujeres, pero por mi experiencia puedo decir que hay una barrera física en la Fórmula 1 o en la Fórmula 2. Es un gran problema, y por eso no hay mujeres en esos campeonatos. Eso no pasa en F3, kárting o GT. Y tampoco en la Fórmula E. Ahí creo que las mujeres somos capaces de conseguir buenos resultados”.

Respuesta a la altura

Jeson Button se retira

La respuesta no tardó en llegar. Fueron muchos los que reaccionaron aunque una de las respuestas que más llamaron la atención fue la del inglés Jenson Button, ex campeón del mundo de Fórmula 1, quien en indicó: “No estás ayudando a las mujeres pilotos con este comentario. Pregúntale a Danica Patrick qué fuerza hace falta para pilotar un coche de carreras. Ella me patearía el culo en un gimnasio y probablemente sea tan fuerte como cualquier piloto de la F1 actual. Las barreras físicas no son tu problema, Carmen”.

Este último comentario estaba encaminado a que la piloto española, que nunca ha logrado grandes resultados, ha sido tercer piloto del equipo Renault F1 sin haber participado nunca en un test y que probó un Fórmula E aunque no hay fotos de aquel momento; está más centrada en su faceta de celebrity que en la de piloto.

Pruebas solo para chicas

Antes del inicio de la competición, y ante la sospecha de que serán muchas las pilotos interesadas, la propia organización pone en duda las capacidades de las interesadas. Así, las que quieran participar en la primera edición de la W Series tendrán que superar diversas pruebas físicas, en un simulador, conocimientos de mecánica e ingeniería, dotes con la prensa… y todo para una categoría, la Fórmula 3, en la que suelen participar chicos y chicas con edades comprendidas entre los 16 y los 18 años. Y estos no tienen que afrontar estas pruebas de habilidad.

Es por ello, que hay mujeres que se han posicionado en contra las W Series. Recuerdan que Michèle Mouton no necesitó de una fórmula similar para ser subcampeona del mundo del rallies en el 1982, ni la alemana Jutta Kleinschmidt para imponerse en el Dakar del año 2001, ni la española Ana Carrasco para ser campeona del mundo de Supersport 300, ni Laia Sanz para entrar en el top ten del Dakar ni imponerse en etapas de raids en todo tipo de condiciones.

Peticiones sobre la mesa

Aunque el formato de las W Series no ha gustado, sí que hay peticiones sobre la mesa para ayudar a las mujeres que han sido aplaudidas por ellas para superar las barreras que tienen solo por el hecho de ser mujeres. En muchas ocasiones la primera la encuentran en casa y la segunda en un entorno tradicionalmente comandado por hombres.

Pero sí que ha habido iniciativas que han logrado el respaldo del colectivo femenino. La Real Federación Española de Automovilismo ha apoyado la iniciativa Mujer y Deporte del CSD, la denominó Mujer y Motor. Esta apoyó un equipo integrado por mujeres en el nacional de rallies de tierra, una iniciativa que ha tenido continuidad en algunas federaciones regionales.

 

Por su parte, en motos existe Champi Women Racing, un equipo soportado por el excampeón Champi Herreros, en el que todos los integrantes son mujeres. En ambos casos han salido a competir a la pista buscando el mejor tiempo en el cronómetro, con sus cualidades al volante y sus riesgos, independientemente del sexo de la persona con el que coincidiera en la pista.

Déjanos tus Comentarios