Volvo llamará a revisión a más de 200.000 vehículos en todo el mundo por posibles fugas de combustible

retirada coches volvoLa empresa sueca de automóviles Volvo ha hecho una llamada a revisión de 219.000 coches vendidos entre 2015 y 2016, debido al hallazgo de un fallo de ingeniería que podría causar fugas de combustible en el compartimento del motor. La revisión afecta a unidades vendidas en todo el mundo y es la segunda gran revisión que realiza la marca escandinava, actualmente propiedad del holding chino Geely,tras la de 2004, que afectó a 460.000 coches.

Los detalles de esta retirada los adelantó el diario sueco Aftonbladet. Los modelos afectados son el Volvo V40, V60, S60, sus versiones Cross Country; V70, XC60, XC70, XC90 y S80 también forman parte del ‘recall’, siempre acotado a unidades vendidas entre 2015 y 2016. Según Reuters, Volvo vendió en esos años 503.127 y 534.332 coches a nivel mundial, respectivamente.

Sin incidentes, por ahora

problemas motores volvoVolvo asegura que por el momento no han recibido ninguna información sobre fallos en los modelos vendidos y aclaran en un comunicado que la medida es preventiva. “Hemos llamado a esta retirada de vehículos para estar prevenidos ante futuros problemas”.

“El combustible puede filtrarse a través de pequeñas grietas formadas en una de las mangueras y acumularse con el paso del tiempo dentro del motor”, explican. Este problema aparece justo en uno de los mejores momentos de la compañía, ya que a comienzos de año anunciaron un nuevo récord de ventas a nivel mundial, superando los 600.000 coches vendidos, un 12,4% más que en 2017.

Toyota y Lexus, revisión de airbags

revisión coches ToyotaOtra de las grandes compañías inmersas en un proceso de revisión de vehículos es Toyota. El grupo japonés comenzó el año alertando de problemas en los infladores de los airbags, fabricados por Takata. Éstos podrían desgastarse con el paso del tiempo y, una vez activados, lanzar fragmentos metálicos hacia la cara y torso de los ocupantes, causándose graves heridas.

La revisión afecta a más de 1,7 millones de vehículos, fabricados entre 2010 y 2016, 1,3 millones sólo en los Estados Unidos. Entre los modelos afectados, están el 4Runner, Matrix, Corolla, Sienna y el Scion XB. Lexus, marca filial de Toyota, también está incluida en la revisión con el ES 350, KX 460, IS250, IS 250C, IS350, IS350 C, e IS-F. Los usuarios podrán saber si su coche es uno de los afectados introduciendo el identificador del modelo en este apartado de la web oficial.

Déjanos tus Comentarios