Volkswagen Polo GTI 2018, primera prueba

Volkswagen Polo GTI 2018, primera prueba

1979, ésa es la fecha que pone Volkswagen como inicio de la saga deportiva del Polo. Ahora, de cara al año que viene, el Volkswagen Polo GTI 2018 (primera prueba, realizada. Sí, ya nos hemos subido) toma el relevo y supera, por primera vez, la barrera de los 200 CV de potencia. Nosotros ya lo hemos testado en carretera y circuito.

Volkswagen Polo GTI 2018, primera prueba (fotos)

Volkswagen Polo GTI 2018, discretoVolkswagen Polo GTI 2018, primera prueba (lateral)

Como ha ocurrido a lo largo de toda la historia del VW Polo GTI, la firma alemana no ha radicalizado, en absoluto, su modelo. De hecho, consigue pasar desapercibido, a pesar de ofrecer colores específicos y un kit de carrocería singular que realza su atractivo deportivo.

El paragolpes delantero es nuevo, añade una línea roja característica de los GTI que atraviesa faros y parrilla, retoca las taloneras y los bajos del paragolpes trasero, que ahora aloja dos salidas de escape cromadas, estrena alerón y también unas llantas de 17 pulgadas de serie (18 como opción de 440 €).

El habitáculo se ha vestido para la ocasión, cargado de detalles cromados y en color rojo, además de la tapicería clásica de cuadros “Clark” que aporta, junto a la plancha central del salpicadero en dos tonos (rojo y gris) a elegir, un toque de color notable.

Realmente, no hay demasiadas diferencias frente a un Polo estándar, aunque la calidad percibida es notablemente mayor. La parte superior del salpicadero, no las puertas, es de material mullido, un conjunto sólido y bien acabado.

La capacidad interior es exactamente la misma que un Volkswagen Polo convencional, cinco plazas en las que dos irán mejor que tres atrás y un maletero de 351 litros. En definitiva, es un todo uso que no esconde su carácter polivalente a pesar de sus cualidades deportivas.

Volkswagen Polo GTI 2018, motor más grandeVolkswagen Polo GTI 2018, primera prueba (delantera dinámica)

Si bien la moda del downsizing, es decir, de reducir cilindrada, aún sigue vigente, son varios los fabricantes que han decidido aumentar esa cilindrada. Es el caso del VW Polo GTI, que en su generación anterior comenzó con un 1.4 TSI para pasar a un 1.8 TSI. Y ahora llegamos al 2.0 TSI.

Se trata de un cuatro cilindros capaz de desarrollar 200 CV de potencia entre 4.400 y 6.000 rpm y 320 Nm de par entre 1.500 y 4.400 rpm. Es, por tanto, 8 CV más potente que su predecesor, pero homologa la misma cifra de aceleración (6,7 segundos en el 0 a 100 km/h) y mayor consumo (5,9 l/100 km).

A él va asociada una transmisión automática de doble embrague DSG con 6 relaciones, una alternativa de rápido funcionamiento que se completará con la variante manual el próximo año a un precio, en principio, menor.

Volkswagen Polo GTI 2018, tan cómodo como rápidoVolkswagen Polo GTI 2018, primera prueba (trasera dinámica)

Primeros compases con el Polo GTI 2018 y ya salen a relucir sus virtudes. Es tan fácil de manejar y tan cómodo como un Polo cualquiera. De acuerdo, hay un sonido más grave a bajo y medio régimen y la suspensión es más dura, pero nunca incómoda o seca, ni en el modo Normal ni en el Sport.

La conducción cotidiana es sencilla: el DSG actúa con docilidad y rapidez (en modo Eco activa el modo vela), y devuelve unos consumos cercanos a los 7 l/100 km de media. Basta, además, con un decidido pisotón al pedal derecho para obtener la potencia del propulsor de forma casi instantánea.

Es un bloque que apenas sufre de retardo del turbo; sube, además, rápido de vueltas. Sin embargo, su elevado par nos obliga a tomar las cosas con calma. En un tramo revirado con asfalto húmedo, jugando con la segunda y tercera marcha, era necesario engranar una marcha larga para no perder tracción. Ahora bien, cuando lo hace, tampoco es de manera descontrolada.

Ya en el circuito, también se muestra como un vehículo subvirador en fases de aceleración fuerte, actuando los controles electrónicos de forma frenética… y ralentizando el ritmo. Merece la pena desconectar el control de tracción y modular el gas manualmente.

El ratonero circuito de Llucmajor, en Mallorca, le venía “al pelo” al pequeño Polo GTI, que con su bajo peso y su dirección directa solucionaba la papeleta de forma sencilla y divertida: jugando con la frenada y la dirección podemos repartir el peso y colocar ligeramente la zaga. No es, en todo caso, tan “juguetón”  y vivo como un Peugeot 208 GTI by Peugeot Sport o un Ford Fiesta ST de la anterior generación (el nuevo no lo hemos probado).

Aunque en esta situación el motor estira, no es tan necesario y, de nuevo, merece la pena cambiar antes y aprovechar la curva de par en la zona media. Por otro lado, el sonido en altas no es tan sugerente, curiosamente, como en medio y bajos.

Resumiendo, Volkswagen ha evolucionado el pequeño deportivo de una forma inteligente. Se ha alejado, para bien o para mal, de un comportamiento radical o excesivamente enfocado a circuito o a las prestaciones.

¿El resultado? Un coche extremadamente polivalente y cargado de tecnología con el que convivir en el día a día y lanzarse a un track day puntual con garantías.

Volkswagen Polo GTI 2018, completo equipamientoVolkswagen Polo GTI 2018, primera prueba (habitáculo)

El Volkswagen Polo GTI 2018 llegará a España en solo unas semanas a un precio de 26.330 € sin descuentos, 23.400 € con todos los descuentos incluidos. Es una tarifa elevada, pero el equipo de serie es abundante.

De fábrica llega con iluminación LED, selector de modos de conducción, suspensión adaptativa, diferencial electrónico XDS, cambio DSG, sistema multimedia con pantalla táctil de 8 pulgadas, llantas de 17 pulgadas, climatizador Park Pilot y cuadro de mandos digital.

La lista de opciones no es muy amplia, contempla las llantas de 18 pulgadas, el sistema multimedia, el techo corredizo panorámico o el detector de ángulo muerto con avisador de tráfico trasero cruzado, entre otros.

0 Comments

Todavía no hay comentarios!

Puedes ser el primero Escribe un comentario!

Escribe una respuesta