Volkswagen presenta la plataforma MEB que montarán sus coches eléctricos

Plataforma MEB

Volkswagen ha presentado la plataforma MEB sobre la que se montará su nueva gama de vehículos eléctricos. Se trata de un chasis adaptable a todo tipo de tamaños y necesidades. La firma alemana muestra de esta manera sus primeros pasos en la comercialización de vehículos eléctricos. Una apuesta que le llevará a comercializar a finales de 2019 su primer modelo eléctrico, basado en el Volkswagen I.D Concept Car.

La compañía ha empleado en esta plataforma una estrategia similar a la que ya empleó con la plataforma MQB que utilizan modelos tan dispares como el SEAT Ibiza, SEAT León, SEAT Ateca, Audi TT, Skoda Octavia  y Volkswagen Arteon. Se trata de una plataforma modularque podrá adaptarse a las necesidades de cada modelo y cada segmento.

Punto de inflexión

Volkswagen I.D. Crozz

En el momento de la presentación, desde la firma han aseverado que la nueva plataforma MEB es uno de los proyectos más importantes de la historia de la compañía, “un hito tecnológico similar a la transición del Beetle al Golf”, en palabras de Thomas Ulbrich, responsable del área de Movilidad Eléctrica del Comité Ejecutivo de Volkswagen. Y no es para menos pues el Grupo Volkswagen cuenta con una estrategia por la que en un año lanzará su primer eléctrico y para 2022 pretende contar con hasta 27 modelos eléctricos de las cuatro marcas (Volkswagen, Audi, SEAT y Skoda) en el mercado.

Y todos estarían equipados con esta plataforma MEB. Ha sido diseñada partiendo de cero, en lugar de ser una adaptación de una destinada a los modelos con motor térmico. En esta ocasión se ha planteado pensando desde el primer momento en acoger la nueva generación de baterías de alto voltaje y con una capacidad de recarga ultrarrápida, podrán cargar el 80 % en solo 30 minutos.

Importante abanico de opciones

Volkswagen I.D. Buzz

La inversión que prevista por el grupo para su inmersión en el mundo de los eléctricos es de 6.000 millones de euros. Y el primero en llegar debería ser un modelo derivado del Volkswagen I.D. Pero no es el único automóvil en el que trabaja el grupo alemán.

Los diseñadores ya trabajan en contar con una importante oferta comercial desde el primer momento que pasaría por una berlina procedente del Volkswagen I.D. Vizzion, un SUV procedente del Volkswagen I.D. Crozz y un monovolumen o vehículo recreacional procedente del Volkswagen ID Buzz Concept. Y, los planes no son una broma, espera vender en 2020 unos 150.000 vehículos eléctricos.

Y todo, esto a la espera de que llegue la conducción autónoma, campo en el que la compañía ya está trabajando con un nuevo concept car.

Déjanos tus Comentarios