Vista y conducción: factores de riesgo que debes combatir

Vista y conducción

Tener una mala visión mientras se conduce comporta un riesgo de accidente muy importante. Según el reciente estudio Visión y Conducción: hábitos y percepciones sobre el impacto de la visión en la seguridad vial, más de dos millones de conductores españoles cogen un coche sabiendo que su vista no está en plenas facultades.

Es un dato que demuestra la poca importancia que los usuarios dan a las revisiones de la vista. Por eso, Essilor, la FIA, el RACE y Cepsa se han unido a la iniciativa La Seguridad Vial empieza por una buena visión. Con ella se pretende recordar los factores de riesgo al volante relacionados con la visión.

Trastornos de la vista

Vista y conducción revisiones

Los expertos recomiendan revisarse la vista al menos una vez al año, o justo antes de un desplazamiento largo.

Para el estudio se ha consultado a más de 3.000 conductores. De ellos, un 50% afirma que no se revisa la vista desde hace más de un año. No obstante, los expertos recomiendan hacerlo cada año, especialmente si se es conductor habitual. Por otro lado, antes de realizar un desplazamiento largo, es conveniente realizarse otra revisión extra.

En este sentido, los resultados de esta encuesta destacan que la mayoría de los conductores reconocen que su visión ha empeorado con los años. Un 30% de ellos lo nota especialmente cuando conducen de noche. En cambio, un 17% lo percibe al ver señales, letreros o paneles informativos en calles y carreteras. Además, de cada cinco personas consultadas, una reconoce haber distinguir una señal de tráfico mientras conducía.

Fatiga visual 

Descanso de la vista durante la conducción

Lo recomendable es realizar una parada larga cada dos horas de viaje.

Aparte de los trastornos habituales relacionados con la vista, existe el factor de riesgo de la fatiga visual. Ésta aparece sobre todo en trayectos largos y puede provocar errores de conducción o accidentes fatales si el conductor se queda dormido.

El 72% de los encuestados en el estudio de ‘Visión y Conducción’ reconoce que nunca realizan una parada para descansar su vista, cifra que aumenta, sorprendentemente, en la franja de mayores de 56 años (80%). La DGT recomienda, en este caso, hacer una parada larga cada dos horas o cada 150/200 km, salir del vehículo, caminar y reposar la vista.

Deslumbramientos

Deslumbramientos conducción

El mejor ‘arma’ contra los deslumbramientos del sol son unas gafas de sol polarizadas.

Es otra de las situaciones de riesgo que menciona el estudio. Cerca del 80% de los conductores afirma haber sufrido alguno de ellos. Si el deslumbramiento es causado por la luz del sol, se recomienda llevar puestas gafas de sol graduadas y polarizadas.

De noche, hay que extremar la precaución debido a los haces de luz del resto de vehículos, evitando por nuestra parte encender las luces largas si se percibe la cercanía de otros vehículos. Si has sufrido uno o varios deslumbramientos, es recomendable parar un momento para descansar la vista.

Déjanos tus Comentarios