10 razones para montar neumáticos de invierno en Navidad

neumáticos de frío o de inviernoSe acercan las vacaciones de Navidad y con ello el número de desplazamientos con el coche para visitar a familia o amigos. El frío, la lluvia y la nieve son protagonistas en esta época del año en buena parte de España y contar con neumáticos de gran agarre es esencial para la seguridad.

Los neumáticos de frío o de invierno son una opción muy práctica que ya hemos recomendado. Hacen prescindir del uso de cadenas y no sólo son efectivos en carreteras nevadas, también con hielo, frío intenso y asfalto mojado. Por eso puedes instalarlos y permanecer con ellos varios meses, hasta que llegue de nuevo el buen tiempo. Empresas especializadas en ellos, como Norauto, enumeran las razones por las que recomiendan instalar en el coche este tipo de gomas.

1. Fuera cadenas

Es una de las principales ventajas que tienen los neumáticos de invierno. Con ellos instalados no hace falta usar cadenas, pudiendo prescindir de ellas y quitarnos el engorroso proceso de montaje en caso de nevadas.

2. No sólo para nieve

Estos neumáticos no están únicamente acotados para superficies nevadas o heladas. Con frío intenso también funcionan muy bien, especialmente con temperaturas por debajo de los 7º C, que en esta época son muy habituales en zonas del centro y norte de la Península.

neumáticos de invierno o cadenas

Montar neumáticos de invierno hace prescindir del uso de cadenas.

3. Frenan antes

Los neumáticos de frío ofrecen sus mejores prestaciones con el asfalto a baja temperatura, gracias a la composición de goma natural que mantiene sus propiedades flexibles con el frío. Así, se agarran mejor al asfalto, reduciendo la distancia de frenado hasta en un 40% con respecto a uno all-season.

4. Dibujo optimizado

La banda de rodadura está dibujada con mayor cantidad de surcos, y de más profundidad, que un neumático de verano o de todo tiempo. Se trata de una construcción que hace ‘morder’ el asfalto, incrementar el agarre, la tracción y evacuar rápidamente el agua, evitando el temido aquaplanning. También existen algunos modelos homologados con clavos redondeados, para terrenos completamente helados.

neumáticos de invierno con clavos

En España se pueden usar neumáticos con clavos, siempre y cuando éstos no sobrepasen en 2 mm la superficie de la goma.

5. Bajo mantenimiento

Los neumáticos de invierno no necesitan de cuidados especiales. Sólo basta con comprobar su estado y la presión con frecuencia, incluso un poco más de lo habitual, ya que con el frío ésta disminuye (0,2 bar por cada 10 grados menos de temperatura). Por lo general, y aunque también depende de las presiones recomendadas del coche, los neumáticos de frío usan presiones un poco más altas que uno convencional.

6. No interfieren en el rendimiento

Los neumáticos se deben montar en ambos ejes, al contrario que las cadenas, que lo deben hacer en el eje motriz. De esta forma, los primeros no interfieren en el funcionamiento de algunos sistemas de seguridad como el ABS, el control de tracción o el control de estabilidad, otorgando una experiencia de conducción muy similar a las de condiciones normales.

neumáticos lluvia intensa

Los neumáticos de invierno también son muy efectivos para rodar con asfalto mojado.

7. Siempre con precaución

El mejor rendimiento y seguridad que aportan unos neumáticos de invierno no es razón para conducir como si la carretera estuviera en óptimas condiciones. Ante nevadas, granizo o frío intenso hay que reducir la velocidad, circular con marchas largas y aumentar la distancia de seguridad. Si la carretera comienza a cubrirse de nieve, se debe rodar a menos de 60 km/h en autopistas y carreteras.

8. Mayor movilidad

Unos neumáticos de invierno garantizan mayor movilidad y seguridad por todo tipo de vías, desde autovías hasta carreteras de montaña. También aportan mayor comodidad. Los instalas y puedes olvidarte de ellos hasta que acabe el invierno.

carretera de montaña invierno

En países como Alemania, Austria o Italia existe la obligatoriedad de montar neumáticos de frío.

9. Cuidan la carretera

Al contrario que las cadenas, no dañan el asfalto. Además, éstas pueden acelerar el desgaste del neumático que ya utilices. El nivel de ruido de las gomas de frío también es contenido, oscilando entre los 69 y los 72 decibelios.

10. Obligatorios en otros países

En caso de que viajes con tu coche al extranjero esta Navidad, debes saber que en países como Alemania, Austria o Italia (dependiendo de la zona) es obligatorio el uso de estos neumáticos en invierno. No llevarlos instalados puede acarrear sanciones de 40 a 5.000 euros, dependiendo de si causas o no problemas de tráfico o algún accidente.

Déjanos tus Comentarios