La Universidad de Córdoba aumenta un 60 % la autonomía de las baterías de los coches eléctricos al emplear cáscara de almendra

UCO cáscara de almendra

La Universidad de Córdoba ha creado baterías para coches eléctricos empleando cáscaras de almendra

La Universidad de Córdoba (UCO), a través de un equipo de investigación, ha desarrollado baterías para coches eléctricos. La particularidad de su invento es que han empleado cáscaras de almendra como recurso primario. ¿Te resulta extraño? Pues han conseguido un aumentar un 60 % su la autonomía.

Teniendo en cuenta que uno de los problemas que tiene el vehículo eléctrico para su implantación es el precio de las baterías y que estas no van a bajar de precio a corto plazo por la falta de producción ante la limitación de empleo de materias primas, el hallazgo de la UCO bien podría servir para aumentar los niveles de fabricación y rebajar los costes de producción.

Tal y como ha señalado la UCO, el grupo de expertos ha priorizado este avance con motivo del cambio climático y sus repercusiones sobre el planeta. De hecho, es una medida que podría trasladarse a los gobiernos que ya han previsto “la posible prohibición de los vehículos que funcionan con combustibles fósiles”.

El reto del aumento de la autonomía

Cargadores coches eléctricos

El segundo gran argumento de este invento está en el segundo de los principales problemas que tienen los coches eléctricos: su autonomía. El equipo de investigación FQM-175 de Química Inorgánica del Instituto Universitario en Química Fina y Nanoquímica (Iunan). Este centro que depende de la Universidad de Córdoba (UCO) pretende afrontar este desafío. Tiene un recorrido de diversos años preparando baterías compuestas de litio y azufre.

Su propósito es localizar materiales para baterías que no dañen al ecosistema. Estos deben tener un rendimiento que potencie la energía. Uno de estos elementos se puede hallar en la cáscara de las almendras. Marcos González y Almudena Benítez, dos de los componentes del equipo de investigación, han corroborado que dichas cáscaras se pueden convertir en una especie de carbón activo de gran relevancia.

Impacto medios de comunicación

Hyundai Kona Eléctrico 150 kW

La revista ‘Materials’ ha difundido hace poco un texto realizado por los profesores Álvaro Caballero y Julián Morales donde se evidencia la posibilidad de transformar la cáscara de la almendra en un carbón activo microporoso. Igualmente, los dos expertos han demostrado el magnífico rendimiento que ejerce en las baterías de azufre. Lo han conseguido mediante por medio de un proceso de activación y pirólisis.

Estos responsables han testado la nueva batería de coches eléctricos en cargas rápidas, algo fundamental en los coches eléctricos. Las pruebas efectuadas en recargas de una hora han concluido con éxito. Por tanto, se augura la viabilidad de dichas baterías para recargas aún más ágiles. Precisamente, este es uno de los aspectos más demandados por el sector de la automoción.

La utilización de estos residuos provenientes de biomasa puede beneficiar el diseño de baterías con mayor sostenibilidad con el medio ambiente. Todo ello sin dejar de lado las cualidades en su rendimiento. Además erradican la necesidad de emplear productos procedentes de petróleo o materiales de alto coste. Almudena Benítez ha precisado que se encuentran “valorizando un residuo que se genera de manera muy abundante en España y especialmente en la provincia de Córdoba, dándole un valor añadido hacia una explotación en sectores de alta tecnología”.

Sensaciones que invitan al optimismo

Según los primeros test de simulación de estas baterías, cabría la posibilidad incrementar alrededor del 60 % “la autonomía de los coches eléctricos estándar”, que es el sector donde se emplean “las baterías convencionales de litio”. El grupo de investigación se especializa en tratar otros conflictos de las baterías en los vehículos de naturaleza eléctrica, tales como la seguridad.

Para ello, los expertos han planteado la utilización de elementos como el grafeno tridimensional y electrolitos no inflamables. Sin duda, es un avance más en las investigaciones de los científicos. Esta investigación está financiada por el Ministerio de Economía y Competitividad. Lo hace mediante el Proyecto MAT2017-87541-R ‘Avances en la tecnología de baterías Litio-Azufre: rendimiento, seguridad y sostenibilidad’.

Texto: Pedro Parra

Déjanos tus Comentarios