15 trucos para que no te engañen al comprar un coche de segunda mano

15 trucos para que no te engañen al comprar un coche de segunda mano

A la hora de cambiar de vehículo, es probable que te plantees comprar un coche usado. Es una elección que cada vez está más extendida entre los consumidores. De hecho, en los primeros cuatro meses del 2018, el mercado de vehículos de ocasión ha crecido un 15,5%, respecto al mismo periodo del año pasado. Una cifra que se traduce en 740.780 ventas de coches de segunda mano en nuestro país.

Si tomas las precauciones necesarias, puedes comprar un coche usado sin tener miedo a los problemas que puedan surgir. Además, recuerda que, por ley, los vehículos adquiridos de segunda mano cuentan con una garantía de un año. Los siguientes trucos te ayudarán a detectar las averías del coche que quieres comprar.

1. Motor de arranque

comprar coche segunda mano

Lo primero que tienes que hacer es comprobar que el coche arranca correctamente. Además, fíjate en que no haga ningún ruido extraño al encender o apagar el motor. Asimismo, conviene asegurarnos de que la mecánica alcanza la temperatura habitual de funcionamiento.

Si da problemas en este aspecto, puedes negociar llevarlo a un taller antes de adquirirlo, para saber cuánto te costaría la reparación y si te compensa este gasto extra. Otra opción es pedir que te rebajen el precio del vehículo.

2. Transmisión

Cuando pruebes cómo funciona el coche que quieres comprar en movimiento, comprueba que las marchas entren bien en frío y caliente. La transmisión es el sistema que transmite la fuerza del motor a las ruedas y, por ello, es muy importante comprobar su buen funcionamiento.

Una de las pistas que delatan si el embrague está en buen estado es que no presente ningún ruido extraño y que se note fino al tacto. Asimismo, para saber si la transmisión está en buen estado, al acelerar y tomar una curva el vehículo, éste no debería vibrar muy fuerte.

3. Dirección

Aquí debes tener en cuenta que no todas las direcciones son igual de blandas. Al coger el coche, gírala en todo su recorrido para ver si el volante se desliza suavemente. Nunca está de más comprobar el estado del fluido hidráulico de la dirección.

4. Cuentakilómetros

comprar coche segunda mano

Es bastante habitual encontrarte con un cuentakilómetros que ha sido manipulado para que marque menos kilómetros recorridos de los reales. A día de hoy, los datos apuntan a que un 12% de los vehículos usados que se venden en el mercado de ocasión no ofrecen los datos reales de su kilometraje.

Por ello, desde Europa están contemplando instaurar unas medidas que eviten dicha práctica. Por ejemplo, planean crear una base de datos internacional y pública en la que todos podamos ver cuántos km ha realizado cada coche. Pero, además, serán cifras obtenidas en las nuevas inspecciones técnicas.

5. Frenado

Si el pedal vibra cuando estás frenando, eso es una señal de que algo está fallando. Cuando el coche está equipado con ESP o ABS, mira el panel de instrumentos para comprobar que no existe un mal funcionamiento de estos sistemas.

6. Escape

contaminación coche

Fíjate en el color del humo que sale del tubo de escape. Si sale azul, significa que tiene un alto consumo de aceite. El blanco puede indicar que falta carburante en la combustión o que hay condensación en el escape. Por último, el humo negro señala que consume mucho combustible.

7. Suspensión

Inspecciona las ruedas del coche para comprobar si tienen un desgaste similar por ambos lados, especialmente si es una versión 4×4 de un turismo o si utiliza un sistema de suspensión independiente. Presta atención también a las sensaciones que notas dentro del coche al conducir el vehículo por distintos tipos de terreno. Ten en cuenta tu propia experiencia como conductor.

8. Neumáticos

comprar un coche usado

Está muy relacionado con el punto anterior. Mira atentamente en qué estado está cada uno de los neumáticos. La profundidad de los surcos y el tipo de desgaste que presentan. Es necesario ser puntilloso con estas cuestiones para evitar pasar por alto algún problema oculto.

9. Iluminación

Prueba todas las luces del coche, incluso las del interior del vehículo. Si alguna no funciona o la intensidad no es constante, puede ser que la bombilla o un fusible estén fundidos o que haya un problema en el alternador o el cableado. En caso de que así sea, conviene llegar a un acuerdo con el vendedor, ya sea para reducir el precio del vehículo o para acordar quién realiza las reparaciones.

10. Carrocería

Con la lluvia se pueden disimular algunas abolladuras o arañazos. Por tanto, intenta ver el coche en un espacio exterior cuando esté soleado. Date una vuelta por todo el coche, chequeando cada rincón y, si ves que hay alguna pegatina puesta, toca por encima con los dedos para ver si está escondiendo algún problema en la carrocería.

11. Antigüedad

comprar un coche usado

Según los datos aportados por Faconauto, 1 de cada 3 vehículos de segunda mano que se venden en el mercado de ocasión tienen más de 15 años. Esto, en ocasiones, se debe a que presentan unos precios más bajos, por lo que pueden ser más atractivos a la hora de elegir uno.

Sin embargo, es importante recordar que cuanto más rodaje tenga un vehículo, más probabilidades hay de que presente algún problema. Si vas a adquirir un vehículo con más de 10 años de antigüedad, recuerda ser más exhaustivo cuando lo pruebes.

12. Comparar y negociar

Para comprar un vehículo de ocasión a un precio razonable hay que realizar una investigación previa. Recabar toda la información posible sobre el modelo que se desea adquirir, servirá de gran ayuda para evitar pagar más de la cuenta. Por eso, antes de comprar, baraja todas las opciones y mira diferentes ofertas. A veces, el mejor precio no es la mejor opción.

13. Documentación

comprar coche de segunda mano

Es fundamental cerciorarse de que el coche cumple con la normativa. Asegúrate de que haya pasado la Inpección Técnica de Vehículos (ITV) a su debido tiempo y que la matrícula y el número de bastidor coinciden con lo que se expone en los documentos. Asimismo, es importante que exista un contrato de compra/ venta y que los trámites para transferir el coche se produzcan de acuerdo a la legalidad. Para ello, se puede recurrir a una gestoría si es preciso.

14. Pregunta al vendedor

Cuando te dispongas a comprar un vehículo, cerciórate de que tu elección es la correcta. Pregunta al vendedor sobre el historial mecánico, los accidentes que haya podido sufrir, el consumo, los motivos de la venta, etc.

15. Taller o particular, ¿cuál es la mejor opción?

No existe una opción correcta. Cada uno ofrece ciertas ventajas y desventajas, por lo que es necesario sopesar todas las opciones antes de la compra. Normalmente, en los concesionarios ofrecen mayores garantías, si el coche presenta algún problema, pero los particulares pueden presentar ofertas más baratas. Como decimos, lo importante es investigar y estar seguros de los pros y los contras de cada vehículo antes de adquirirlo.

Déjanos tus Comentarios