Toyota presenta la segunda generación de su vehículo autónomo de pruebas

Toyota presenta la segunda generación de su vehículo autónomo de pruebas

El fabricante japonés centra sus esfuerzos en conseguir un vehículo autónomo 100 % seguro

Toyota ha desvelado cómo es la segunda generación de su vehículo de investigación en seguridad avanzada, con el que probarán nuevas vías para la conducción autónoma. El coche se presentó por primera vez en el CES de las Vegas en 2013  y esta nueva generación les permitirá más flexibilidad para probar los nuevos sistemas.

El nuevo vehículo autónomo de Toyota se ha mostrado durante el Prius Challenge, un evento celebrado en California que reúne a emprendedores y expertos en tecnología para que colaboren con el TRI. En él se buscan nuevas fórmulas para innovar con la movilidad, el tratamiento de los datos, la inteligencia artificial y la robótica.

Toyota lleva desde 2005 explorando el mundo de la conducción autónoma en su centro técnico de Ann Arbor, en Estados Unidos. De hecho, según un informe realizado por la Propiedad Intelectual y Ciencia de Thomson Reuters, se trata del fabricante que cuenta con más patentes en este terreno.

Todos los detalles del vehículoVehículo de pruebas del Toyota Research Institute

Este nuevo prototipo pensado para la investigación se ha creado a partir de un Lexus SL 600hL actual. La segunda generación del vehículo de pruebas puede ser actualizada de forma continua y frecuente, a diferencia de la primera, que era una plataforma menos flexible. En él, se probarán las dos líneas principales de investigación del TRI: los sistemas de conducción autónoma “Chófer” y “Guardián”.

El primero de ellos consigue una conducción completamente autónoma. Ha sido clasificado por la SAE International con una autonomía Nivel 5 no restringida y funcionamiento Nivel 4 restringido y geo vallado. El segundo es un sistema de asistencia al conductor de alto nivel. Su función es alertar al conductor de los posibles peligros y solo entra en acción en casos de urgencia para evitar accidentes.

“Creemos que es posible que el sistema ‘Guardián’ se pueda desplegar más rápida y ampliamente que el ‘Chófer’, para proporcionar funciones de asistencia al conductor de alto nivel que ayuden a mitigar las colisiones y a salvar vidas, antes incluso de lo que quepa esperar”, ha asegurado el consejero delegado del Toyota Research Institute, Gill Pratt.

Innovación pensando en el futuroVehículo de pruebas del Toyota Research Institute

Se trata de la primera plataforma de investigación en el campo de los vehículos autónomos desarrollada íntegramente por el TRI. Con este vehículo autónomo de pruebas quieren explorar varias funciones relacionadas con la mejora de la conducción autónoma.

Se centrarán en optimizar la visión y el aprendizaje automático. “Básicamente, se trata de un vehículo inteligente diseñado para que se haga más inteligente con el tiempo”, ha declarado el máximo responsable del TRI.  “Irá aprendiendo los distintos hábitos y capacidades de cada conductor, y se beneficiará de la inteligencia compartida de otros vehículos a medida que avancen las tecnologías de recogida de datos, datos compartidos y conectividad”, ha añadido.

El objetivo es reducir la dependencia de los mapas de alta definición mediante la combinación de un conjunto de sensores de LIDAR, capaces de medir la distancia con los objetos de alrededor, radares y cámaras. Esto permite que la conducción autónoma sea segura incluso en las zonas en las que aún no cuentan con este tipo de mapas.

Déjanos tus Comentarios