Estos son los SUV más fiables según TUV, la ITV alemana

Estos son los SUV más fiables según TUV, la ITV alemana

Son el segmento de moda, la gran apuesta de las marcas y espacio del mercado que más ha crecido en los últimos años, hasta el punto de dejan en anecdóticas las ventas de las berlinas y los monovolúmenes que tan bien se vendían hace una década. Y ahora llega uno de esos estudios útiles y que más provechosos puede ser para aquellos que estén buscando coche. Estos son los SUV más fiables según TUV, la ITV alemana.

Estos son los SUV más fiables según TUV, la ITV alemana (fotos)

Se han fijado, como bien recalca msn.com, en algunos de los modelos que están presentes en el mercado y en las mejores opciones que se pueden encontrar en el mercado de segunda mano. Así, el estudio muestra los problemas que presentan transcurridos unos años desde el inicio de su comercialización.

Opel Mokka X: con 2-3 años

Comenzó su fabricación en 2012 y llega hasta hoy. Fue una de las primeras apuestas reales por el mundo SUV compacto con un estilo campero destinado a la gran ciudad. Las incidencias que ha presentado son fallos ocasionales en su centralita y defectos en el motor. TUV dice que la fiabilidad del modelo es alta, pues hasta el 93,9 % de los coches analizados ha pasado la primera inspección sin haber mostrado problema alguno.

Mercedes-Benz Clase M / GLE: con 2-3 años

Comenzó su fabricación en 2011. Es un todocamino de gran tamaño, confortable y viajero que puede remolcar hasta 3.500 kg. Presenta pocos problemas y los que muestra son fácilmente subsanables, como el caso de las alfombrillas que se atascaban con los pedales en las primeas unidades comercializadas. La segunda generación del modelo presentaba algunas pérdidas de aceite.

Mercedes-Benz GLK: con 2-3 años

Mercedes-Benz GLK

Se fabricó entre los años 2008 y 2015. Este todocamino era capaz de remolcar 2,4 toneladas de peso. Según señala la consultora, algunos clientes mostraron sus quejas por las averías en el cambio automático, pero nada que revistiera especial gravedad ni que conformara una masa crítica. De hecho, TUV indica que el 96 % de los coches no habían presentado incidencia alguna.

Audi Q3: con 4-5 años

Comenzó su producción en 2011. El todocamino fabricado en Barcelona apenas presenta problemas, tan solo alguno estructural en cuestión de acabados o los frenos de disco, que deberían ser más resistentes.

Volkswagen Touareg: con 4-5 años

Analiza la segunda generación, que inició su producción en 2010 y que se mantiene hasta la fecha. Representa el primer intento de Volkswagen de hacerse un hueco en el mundo de los SUV, algo que consiguió con notable éxito. Esta versión era más refinada aunque también presentaba más fallos. Se ha comprobado que los frenos deberían soportar mejor su elevado peso y que se debe revisar la estanqueidad del conducto del aceite. Desde TUV señalan que es un vehículo que aguanta muy bien el paso del tiempo.

Mazda CX-5: 4-5 años

Se mantiene en producción desde 2012. Buen nivel de confort y acabados, aunque peca de un chasis y suspensiones demasiado duros, lo que supone que las irregularidades del suelo se noten más de lo necesario en el habitáculo. El segundo fallo, que no crítica, está en la presión del turbo, que no mantiene el empuje como debería. A favor tiene su resistencia a la corrosión y desde la ITV alemana lo sitúan como uno de los modelos más fiables y duraderos del mercado.

BMW X1: con 6-7 años

BMW X1

Analiza el modelo que se fabricó entre los años 2009 y 2015; su imagen era más cercana a la de un crossover familiar que a la de SUV de tamaño medio que tiene hoy. Los mayores problemas se presentan en la aparición de ruidos, especialmente en el techo, en los frenos de mano y en las luces, aunque todos de forma muy puntual.

Honda CR-V: con 6-7 años

Pone bajo la lupa el modelo que se construyó entre los años 2006 y 2016 (en el Salón de Ginebra acaba de mostrar la imagen que tendrá cuando aterrice en Europa). Tan solo muestra problemas en la transmisión y los filtros de partículas, y en muy pocas ocasiones. Como aspectos positivos, gusta lo bien que aguanta el paso del tiempo su chasis, sus frenos y la poca pérdida de aceite de sus motores.

Audi Q5: con 6-7 años

Estudia el modelo fabricado entre los años 2006 y 2015. Este SUV de tamaño medio, capaz de equipar tracción total, apenas muestra incidencias, si bien desde TUV revelan un problema con la escasa resistencia de los frenos.

Suzuki SX4: con 8-9 años

Suzuki SX4

Estudia el modelo vendido entre los años 2006 y 2015. Este crossover, que se podía elegir con tracción delantera o total, apenas muestra incidencias de calado, salvo el turbo de los motores DDiS, y de forma muy esporádica, mientras que los embragues en las variantes de tracción total se desgastan con rapidez.

Déjanos tus Comentarios