Subastas: un precio de película

Subastas: un precio de película

Buenos resultados para RM-Sotheby’s y Coys, y no tanto para Siverstone Auctions en las tres subastas de clásicos que se celebraron en julio en Inglaterra y Estados Unidos.

POR ENRIQUE MARCO
FOTOS COYS, RM-SOTHEBY’S Y SILVERSTONE AUCTIONS

La casa de subastas Coys celebró éxito con una cita el pasado 11 de julio  en Blenheim Palace, cerca de Oxford (Inglaterra), en la que logró mover más de 8,5 millones de euros. La pieza más cotizada fue un Mercedes 300 SL “Alas de Gaviota” del 56, que fue adjudicada por 1,3 millones de euros, un precio elevado pero habitual en las subastas para este modelo, si bien el segundo modelo más caro de la cita, el Ferrari 365 GTB/4 Coupe (1.083.227 euros) sí alcanzó una cotización superior, tanto que obtuvo el récord para este modelo cerrado (el Spyder, más escaso, se cotiza bastante más alto). Este ‘Daytona’ del año 70 fue vendido nuevo en el Reino Unido, con su volante a la derecha, y se conserva en estado excepcional.

El podio de los más cotizados en la subasta de Coys en Blenheim Palace lo completó el Porsche 911 por el que más se suele pagar, un Carrera RS de 1973, la culminación en prestaciones y deportividad de la primera generación del mítico deportivo. Esta unidad cambió de manos por 604.700 euros. Ya por debajo del medio millón de euros encontramos desde modernos deportivos como el Ferrari 458 Especiale, con sólo 2.000 km y que se adjudicó por 319.500 €, hasta un habitual de las subastas: el Jaguar E-Type, que en su primera versión con el motor 3.8 y las especificaciones “Semi-Lightweight” encontró nuevo dueño por 314.708 euros.

La curiosidad de la cita fue el coche de ‘película’ utilizado por Sean Connery, el “Nautilus” de seis ruedas del Capitán Nemo, que encontró un coleccionista dispuesto a pagar 44.650 euros por esta pieza de cine. Junto a la subasta, se celebró un Concurso de Elegancia con más de 40 joyas entre las que obtuvieron premios un Lagonda M45 Tourer del 34, un Jaguar C-Type del 52, un Bentley S1 Continental del 57, un Maserati 4000 Spyder del 67 y un Porsche 914/6 de 1972.

Top five de la Subasta de Coys en Blenheim Palace
Mercedes-Benz 300SL Gullwing (1956) 1.308.000 €
Ferrari 365 GTB/4 ‘Daytona’ (1970) 1.083.227 €
Porsche 911 Carrera RS Touring (1973) 604.700 €
Ferrari 458 Speciale (2014) 319.500 €
Jaguar E-Type Series I 3.8-litre Semi-Lightweight (1962) 314.708 €


Duesenberg-Model-SJ-Dual-Cowl-Phaeton

Subasta “Motor City”, de RM-Sotheby’s

Primer vehículo en el ranking de la Motor City, un Duesemberg Model SJ Dual-Cowl Phaeton vendido por más de 700.000 euros.

En la localidad de Plymouth (Michigan, USA), la cualificada asociación RM-Sotheby’s alcanzó un considerable éxito en la subasta denominada “Motor City”, en la cual recaudó 6,6 millones de euros al vender el 79% de los lotes ofertados, entre los que destacaban diversos automóviles americanos de los años 30. El más destacado de la cita fue el Duesenberg Model SJ Dual-Cowl Phaeton de 1935, por el que se pagaron 767.389 euros. Además de tratarse de un elegante y espectacular modelo de la firma más lujosa de Estados Unidos, de contar con la poderosa mecánica de 8 cilindros supercharged de 320 CV, y de encontrarse en un estado de concurso, el SJ Dual-Cowl Phaeton adjudicado cuenta con el pedigrí de haber pertenecido al presidente de la compañía automovilística Lucius B. Manning. Las siguientes posiciones en el ranking de cotizaciones, en el entorno del medio millón de euros, fueron para otros dos modelos de elevado nivel e impresionante diseño, un Packard y un Auburn. El primero fue el más exclusivo de los ocho Packard sacados a la venta en “Motor City”, en concreto un V12 de 160 CV con carrocería descapotable LeBaron.

Además, esta unidad cuenta con importantes galardones en citas del prestigio del Concurso de Elegancia de Pebble Beach. Más deportivo todavía en su carrocería, y con la misma mecánica V12 de 160 CV, el Auburn Twelve Salon Speedster destacaba por mantenerse en estado totalmente original gracias a sus anteriores propietarios, todos ellos importantes coleccionistas norteamericanos. Entre tanto coche de este tipo, destaca un Ford GT del año 2005, la reedición del mítico deportivo, una unidad que contaba en su odómetro con sólo 370 millas.

Otro modelo de este siglo que también tiene cabida en las subastas de coches clásicos de nivel es el BMW Z8, por el que se pagaron 173.000 euros, unidad con sólo 15.500 millas y finalizada en carrocería gris plata e interiores de piel negra. Cerrando el Top 10, y con la misma cifra de cotización que el deportivo bávaro, encontramos un peculiar Lamborhini LM002 de 1988, un feo pero exclusivo todoterreno del que la firma italiana de deportivos apenas realizó 302 unidades; todo un despropósito con motor 5.2 V12 y 6 carburadores Weber con los que generaba 444 CV (Ver  prueba realizada en la revista COCHES CLÁSICOS nº 113).

Top 5 de la subasta “Motor City” de RM Sotheby’s
Duesenberg Model SJ Dual-Cowl Phaeton 1935 767.389 €
Packard Twelve Individual Custom Sport Phaeton 1933 524,768 €
Auburn Twelve Salon Speedster 1934 455.421 €
Ford GT 2005 287.095 €
Packard Deluxe Eight Dual-Cowl Sport Phaeton 1930 277.195 €

Silverstone Auctions

Cooper-Monaco-1959

Cooper Mónaco de de 1959 que se vendió por más de 300.000 euros.

 

La casa de subastas inglesa no cosechó un buen resultado global en la subasta realizada el último fin de semana de julio en el conocido circuito británico, ya que una buena parte de las piezas ofertadas, y en concreto la mayoría de las de mayor nivel, no encontraron nuevo dueño. Se esperaba una alta cotización de la réplica del Jaguar XKSS construida sobre la base de un E-Type por los especialistas en Jaguar Lynx Motors, quienes habían empleado 3.000 horas de mano de obra en hacer una unidad muy parecida a las únicamente 16 que Jaguar fabricó del XKSS; una pieza de colección que, si es la original, puede superar los 10 millones de euros. Por esta réplica se conformaban con algo más de 350.000 euros, pero no se vendió. Tampoco tuvo éxito el Ferrari Dino 246 GT vendido nuevo en Nueva York, importado para UK en 1988, restaurado por completo en 1994 y con sólo 7.910 millas. Nadie llegó a los 350.000 euros que como mínimo esperaban obtener los responsables de Silverstone Auctions.

El modelo que sí encontró comprador por un precio elevado fue el bólido de competición Cooper Monaco del 59, que superó los 300.000 euros, un competitivo coche de carreras que participa habitualmente en competiciones de clásicos de prestigio, como el Goodwood Revival. También obtuvo una cotización relevante la barqueta Osella PA3 de 1975 –casi 200.000 euros– con su motor de 2.000 cm3 firmado por BMW. Sin embargo, varios F1 se vendieron por precios realmente bajos, siendo el más cotizado un Osella-Alfa Romeo de 1983 vendido por 113.500 euros.

Tres deportivos de calle sí superaron la barrera de los 200.000 euros, dos ‘ochenteros’ y un Mercedes 190 SL de 1962, éste último debido a su excepcional estado y a llegar originalmente al Reino Unido con su volante a la derecha, algo bien valorado en este mercado. Igualmente con volante a la derecha, dos superdeportivos muy exclusivos, un De Tomaso y un Porsche. El primero, un Pantera GT5-S fue uno de los 17 que se vendieron en este mercado, mientras que el 911 Turbo 930 pertenece a la “Limited Edition” de 50 unidades que se caracterizaba por una serie de cambios en carrocería e interiores.

Top 5 de la Subasta de Silverstone Auctions 
Cooper Monaco 1959 307.561 €
Porsche 911 930 Turbo LE 1989 223.951 €
De Tomaso Pantera GT5-S 1989 220.797 €
Mercedes-Benz 190 SL 1962 212.906 €
Osella PA3 BMW M12 1975 197.134 €

 

Déjanos tus Comentarios