SEAT León Cristóbal, el coche que evita las infracciones

SEAT León Cristóbal, el coche que evita las infracciones

El último Mobile World Congress de Barcelona ha sido el lugar elegido por SEAT para presentar sus últimos avances en conectividad aplicada al automóvil. Entre ellas está el nuevo SEAT León Cristóbal, un coche equipado con todo tipo de tecnologías para evitar cometer infracciones al volante, como conducir borracho, con sueño y hasta impedir que se dejen ‘olvidados’ bebés o mascotas en el interior del vehículo.

Edición: Javier Ruiz

Este es el SEAT León Cristóbal, el más seguro de la historia (fotos)

Este concept car, para el que aún no hay una fecha estimada de salida al mercado, ya se pudo ver en el pasado Smart City Expo del mes de noviembre, celebrado también en Barcelona.

Cristóbal, bautizado así en referencia al patrón de los conductores, incorpora más de 15 funciones para garantizar la seguridad al volante en dos sentidos: ayudar a la conducción y controlar el estado del conductor. Se vale de un sistema similar al de cualquier ordenador: el propietario del vehículo es el administrador y controla desde su móvil qué es lo que hace cada uno de los conductores a los que ha dado permiso para usar el coche.

El propietario del vehículo es el administrador y controla desde su móvil lo que hace cada uno de los conductores que pueden usar su coche

Seis soluciones contra las infracciones

  • Mentor: los padres pueden delimitar la zona por la que el vehículo puede circular, su velocidad máxima e, incluso, los modos de conducción que pueden emplear. Así, si uno de sus hijos quiere utilizar el modo Sport o RACE, no podría si no tiene los permisos correspondientes. Esta función añade un alcoholímetro en el interior: antes de poner el contacto, es obligatorio “soplar”; en caso de dar positivo, el coche no arrancará.
  • Caja negra: una mini cámara graba todo lo que sucede delante del vehículo y dentro del mismo y estas imágenes se guardan en una centralita. De manera que no solo estarán siempre disponibles los últimos 10 segundos antes de un accidente, sino que, además, se podría enviar el vídeo al móvil del propietario, algo que servirá para esclarecer la culpabilidad de un siniestro, algo que también requeriría del permiso de otros implicados.
    Además, una serie de sensores y acelerómetros registrarán la actividad del vehículo, con lo que se podría determinar si ha habido un comportamiento irregular del coche o el conductor en un accidente. Se podría decir que es una caja negra similar a la que emplean los aviones. No obstante, esta toma continua de imágenes no está permitida en la Unión Europea y entrañaría problemas relacionados con cuestiones de privacidad.

SEAT León Cristóbal

    • Retrovisor mágico: un nuevo sistema denominado “Display Mirror” permite, tras un clic en el retrovisor interior, ver todo cuanto sucede en la carretera en la parte posterior del coche, eliminando así todos los posibles ángulos muertos.
    • Control visual: el 36% de los accidentes se produce por distracciones del conductor, que deja de prestar atención a la carretera e interactúa con la pantalla táctil o el teléfono móvil, por ejemplo. Ahora, el “Eyes Track”, otra de las cámaras integradas en el SEAT León Cristóbal, percibe si el conductor desvía la mirada de la carretera, avisándole de que no lo haga o haciendo vibrar el asiento si se duerme. Está capacitado para leer y reproducir los mensajes por el sistema de audio y responderlos mediante control por voz sin la necesidad de tocar el teléfono.
    • Ángel de la guarda: un radar analiza el tráfico, el modo de conducción y los peligros que encontramos en la carretera, y cuando entiende que se produce una situación de peligro, hace vibrar el asiento para alertar del riesgo. Así, detectará cuándo se supera la distancia de seguridad, los cambios de carril con peligro de alcance o si el piloto presenta síntomas de fatiga.
    • No más olvidos: la pantalla recordará, una vez se apague el motor, no solo que portamos un teléfono móvil, sino también de la presencia de niños, otros pasajeros o animales en los asientos traseros. En caso de que se quedaran dentro, el propio vehículo regulará la temperatura y enviará un mensaje al conductor recordándole su olvido. Y si aun así estos permanecieran en el habitáculo, el sistema sería capaz de abrir el techo del coche para que entrara el aire y haría saltar una alarma.

También es capaz de avisar de la proximidad de un vehículo antes de abrir la puerta lateral

¿Alcoholímetros obligatorios en el coche?

Algunas de las soluciones integradas en este prototipo de SEAT llegan al mismo tiempo que las recomendaciones del Consejo Europeo de Seguridad en el Transporte (ETSC) para incrementar la seguridad en la carretera. En lo que respecta a los alcoholímetros incorporados en los vehículos y a los consiguientes bloqueos del coche en caso de dar positivo, el ETSC está promoviendo para toda Europa su obligatoriedad entre los conductores reincidentes.

Su uso, según argumenta el organismo en un comunicado, reduciría el número de accidentes de tráfico. Así, aboga por su implantación en todos los países de la Unión Europea. Por el momento, en Francia es obligatorio su uso para los conductores de autobuses. En Austria deben llevar este alcoholímetro en el interior del coche algunos vehículos comerciales. En Dinamarca, Finlandia, Bélgica o Polonia cuentan con normativas similares para los conductores privados que sean reincidentes en sanciones relacionadas con el consumo de alcohol.

Déjanos tus Comentarios