Un australiano fabrica en su garaje su propio Fórmula 1

réplica Fórmula 1

Zac Mihajlovic sólo ha recibido ayuda de un amigo mecánico para la fabricación del monoplaza (Instagram Zac Mihajlovic @zacariasupercars).

La imaginación e iniciativa de los apasionados del motor cada vez tiene menos límites. La última historia de locura por los coches llega desde Australia, de la mano de Zac Mihajlovic, que con ayuda de un amigo mecánico de motos, se dedica a construir réplicas de modelos de coches, preparados para circular como un vehículo convencional.

Zac ha revolucionado las redes y medios especializados en las últimas semanas con las imágenes de su última creación. Se trata de un Fórmula 1 bautizado Zacaria y montado con motor Ferrari V12 de 6.3 litros. A la más que probable pregunta de cómo se las ingenió para conseguir ese exclusivo y potente motor, Zac encontró el propulsor en venta por internet, proveniente de un F12 Berlinetta declarado siniestro total en el Reino Unido.

Para rodar en la calle

réplica Fórmula 1 Ferrari

El motor Ferrari V12 lo compró por internet y procede de un F12 Berlinetta.

El Zacaria lleva gestándose desde hace dos años y se espera que esté listo para finales de este. El objetivo de su creador es poder vender el invento para que pueda comercializarse a particulares, que deseen pasear su F1 por su calle, ciudad o hacer una escapada de fin de semana. Mihajlovic afirmó a la revista australiana Motor que ya existe el interés “informal” de un posible comprador, y que su deseo es vender las primeras unidades por 400.000 euros.

Además del motor Ferrari V12, el monoplaza posee un cuerpo fabricado totalmente en aluminio, transmisión transaxle Albins de seis velocidades (usado en competición) y un sistema de elevación hidráulico. Por otro lado, monta llantas Dubforged de competición y neumáticos Michelin.

Su primer coche: el Batmóvil

réplica del Batmóvil

Mihajlovic fabricó también una réplica del Batmóvil, pero no llegó a comercializarlo (Instagram @batmobileaustralia).

El F1 no es el primer coche que construye. Hace años, Zac fabricó una réplica del Batmóvil, de la película Batman de 1989 dirigida por Tim Burton, que también se hizo muy popular. Recibió numerosos pedidos de compradores de todo el mundo, pero al no contar con la licencia de explotación del modelo, se quedó en la fase de prototipo.

“Si vas a gastar mucho tiempo y dinero en algo que realmente te gusta, debería ser a lo grande”, explica Mihajlovic a Motor. “Por eso construí el Batmóvil, aunque no podía comercializarlo y tampoco quería”. La gran acogida que tuvo su primer proyecto le animó a fabricar otro coche extremo para la gente de a pie. “Nadie ha hecho un F1 para la calle, y probablemente exista un mercado que los demanda, que quiera tener algo que nadie más tiene”, sentencia.

Déjanos tus Comentarios