Renault Scénic dCi 130, a prueba: jaque al SUV

Renault Scénic dCi 130, a prueba: jaque al SUV

El Renault Scénic dCi 130 es la versión diésel más potente del monovolumen de Renault… que ahora se ha vestido de SUV compacto.

Renault Scénic dCi 130: fotos

Renault Scénic dCi 130, paso a SUV

Y es que, aunque es la marca que más coches vendió el año pasado, el golpe sufrido por el segmento del monovolumen también les ha afectado. En 2016 se compraron 6.318 Renault Scénic, cifras únicamente superadas por el Volkswagen Touran.

Ser el segundo no debería ser un dato malo, salvo si te fijas en que se venden la mitad de unidades de este modelo, en comparación con el año 2005. El Renault Kadjar dobla la cuota de mercado del Renault Scénic y el Renault Captur la triplica.

Esto ha dado lugar a un movimiento de fichas, manteniendo la exitosa denominación pero con una estrategia clara de vestirse de SUV. Y funciona, desde luego.

No podemos poner en duda que ha adquirido una estética que gusta. Es una mezcla bien conseguida entre el Renault Kadjar y el Renault Espace. Por no hablar de sus enormes llantas de 20 pulgadas. Honestamente, nos parece un salto cualitativo frente a la tercera generación.

Renault Scénic dCi 130: interior

Renault Scénic dCi 130Ya en el habitáculo del Renault Scénic dCi 130, las plazas delanteras son generosas en cuanto a espacio habitable; la amplitud de su parabrisas y unos pilares A y B correctamente estudiados le hacen un buen favor en ese sentido.

En la banqueta trasera echarás de menos algo de anchura, sobre todo cuando viajen tres adultos. Tienes que pensar en el Renault Espace si la comodidad para estos pasajeros es un requisito. Esto no quita que sea un coche muy capaz.

Si plegamos los asientos posteriores –se puede hacer de forma automática desde un botón-, vamos a encontrar un espacio amplio. Tanto es así, que puedes meter hasta dos bicicletas sin tener que retirar la rueda delantera. Con todos los asientos disponibles contarás con una capacidad de maletero de 506 litros.

En la consola central nos encontramos con una pantalla vertical de 8’7 pulgadas. Manejar las distintas funciones de su sistema de información y entretenimiento no es especialmente intuitivo en una primera toma de contacto. Una vez que te familiarices, encontrarás muy  útiles los accesos directos de los laterales.

Renault Scénic dCi 130, comportamiento

Moverse con soltura al volante del Renault Scénic dCi 130 resulta fácil. La posición del conductor está ligeramente elevada y no se aprecia un balanceo preocupante mientras se circula.

El tacto del motor diésel de 131 CV y lo bien aislados que estamos de la rumorosidad de éste sorprenden en los primeros kilómetros. No destaca por ser especialmente agresivo al acelerar, pero su cambio manual de seis velocidades permite hacer unas salidas con soltura desde parado.

Renault Scénic dCi 130Sus tres primeras marchas no disponen de un desarrollo demasiado largo, todo lo contrario que en las siguientes relaciones. En estas últimas vas a notar en mayor medida el empuje de sus 320 Nm de par, el mayor de todas las versiones. Olvida la caja de cambios automática, que sólo está disponible para este bloque en su nivel de potencia de 110 CV.

Renault Scénic dCi 130, consumo

En el consumo es sobresaliente. De hecho, no es difícil acercarse a su gasto en ciclo mixto de 4,5 l/100 km. En trayectos más urbanos, nos vamos a los 7 l/100 km, pero es en sus marchas más largas y en trayectos mixtos, donde vamos a poder hacer lecturas en torno a los 5 l/100 km.

Renault Scénic dCi 130, rivales

Con un precio base de 26.730 euros, se despunta ligeramente por encima otros modelos. A favor del Renault Scénic dCi 130, decir que ofrece un bloque motor algo más potente que el de claros rivales, como el Citroën C4 Picasso y el Ford C-Max.

Renault Scenic 2017 lo que nos gusta y lo que noTambién debemos tener en cuenta que estamos ante una nueva generación, mientras los otros dos –cuestan poco más de 23.000 euros en versiones similares-  son más veteranos y simplemente han recibido una reciente actualización. De ahí que el Renault sea más completo y moderno en cuanto a diseño y tecnología incorporada. Sobre todo, en este acabado Edition One Energy, el más alto de la gama y únicamente asociable a las mecánicas de gasóleo.

Renault Scénic dCi 130, conclusión

El Renault Scénic dCi 130 presenta un comportamiento ejemplar en este segmento. Por consumos y por diseño, no debes descartar esta opción si buscas un coche así. Volkswagen lo tiene este año más difícil.

Renault Scénic dCi 130: valoración

Precio: 4

Prestaciones: 5

Comportamiento: 4

Consumo: 5

*5 es lo máximo, 1 lo mínimo

Texto: Rubén Leal

Renault Scénic dCi 130: ficha técnica

Tipo de motor Diésel, 4 cilindros en línea, turboalimentado
Cilindrada 1.598 cm3
Potencia 131 CV a 4.000 rpm
Par 320 Nm a 1.750 rpm
Velocidad máxima 190 km/h
Aceleración 11,4 s (0 a 100 km/h)
Consumo 4,5 l/100 km (mixto)
Medidas (L/An/Al) 4.406 / 1.866 / 1.653  mm
Neumáticos 195 / 55 R 20
Peso en vacío 1.540 kg
Maletero 506 l
Precio base 26.730 euros

Renault Scénic dCi 130: equipamiento

DE SERIE. Parabrisas atérmico, encendido y cambio automático de luces, , lumbar eléctrica y función masaje, banqueta de asientos traseros abatible One Touch, consola central deslizante, tarjeta (llave) manos libres, climatizador bizona, R-LINK 2 con pantalla de 8,7 pulgadas, sistema de navegación 3D y sensores de aparcamiento delantero y trasero con cámara.

OPCIONES. Paquete City –incluye Easy Park Assist, sensores de aparcamiento lateral y detector de ángulo muerto- (600 €), rueda de repuesto (100 €) y asientos delanteros calefactables (100 €).

Déjanos tus Comentarios