Una gasolinera intenta cobrar 40.000 euros por la recarga de un eléctrico

recarga de coche eléctrico

Los hechos sucedieron en una estación de servicio de La Coruña.

En España la implantación de una red de puntos de recarga del coche eléctrico aún se encuentra en una fase inicial de desarrollo. Hasta que aumente y perfeccione el servicio, muchos conductores de eléctricos tendrán que estrujarse el cerebro para recargar las baterías y hacerlo al mejor precio. Y en el camino se encontrarán con situaciones rocambolescas como ésta.

La familia Fuertes se dedica a promocionar la movilidad eléctrica a través de vídeos que cuelgan en su canal de YouTube y gracias a su última aventura han saltado a la fama. Durante un viaje a Galicia con sus dos Tesla, Model S y Model X, pararon a recargar las baterías en un punto de carga situado dentro de una estación de servicio de Ames, en La Coruña. Y fue allí donde los empleados les pidieron un precio desorbitado por el servicio.

Confusión con la tarifa

punto de carga Tesla

El coste de los Supercargadores oficiales de Tesla es de 0,24 €/kWh.

El precio total correspondiente con la tarifa demandada, de 0,50 € al vatio por hora (Wh), elevaba la recarga completa de la batería de los Tesla a más de 40.000 euros cada uno. Afortunadamente, esta tarifa era errónea, anunciándose en Electromaps (web de búsqueda de puntos de carga) como 0,50 € el kilovatio-hora (kWh); un precio más acorde, aunque sigue siendo caro, a las tarifas de otras terminales.

La reacción de Alan Fuertes, el padre, no se hizo esperar y colgó un vídeo en YouTube criticando a los empleados de la gasolinera. “Esta gente (los dependientes) son unos aprovechados, queriendo cobrar por la carga cuando estamos consumiendo en la tienda”, afirma. “Esto demuestra el profundo desconocimiento de cómo funciona el sistema de recargas”, añade.

1.000 veces más caro

La costumbre es que los usuarios de coches eléctricos consuman otras cosas (café, comida, etc.) en las estaciones de disponen de puntos de carga gratuitos, aunque en este caso la estación de servicio se anuncia actualmente en Electromaps con una tarifa de 0,50 euros por kWh. En este caso, el coste se ajustaría más al precio de una recarga total de la batería, ascendiendo hasta los 40 € aproximadamente para un Tesla como el de Alan.

Pero los responsables de la gasolinera siguieron insistiendo a su cliente que la tarifa de carga era 0,50 €/Wh, lo que obligó a la familia a marcharse sin poder recargar las baterías. Seguramente fue un error de interpretación del precio, ya que la cifra más lógica es el de 50 céntimos por kW, pero las quejas de Alan ya han circulado por medio mundo y han hecho famosa a esta gasolinera gallega.

Déjanos tus Comentarios