Todos los tipos de radares de velocidad

Todos los tipos de radares de velocidad

Entre las novedades que preparó la DGT para operación Semana Santa 2018 destacó la patrulla total, que llevó los nuevos radares Velolaser consigo. Pero hay muchos cinemómetros más en las carreteras: analizamos todos los tipos de radar que existen en nuestro país, su ubicación, los que más multan…

Radar Velolaser

El último en llegar y que debutó esta Semana Santa. Se trata de un cinemómetro de pequeño tamaño que, situado sobre un trípode, apenas mide 50 centímetros, aunque también se puede colgar de un guardarraíl o acoplar a una moto o un coche.

Son muy difíciles de detectar, pues no necesitan de la presencia de una patrulla cerca, y envía las sanciones por 4G a la central o a unos agentes que pueden estar situados más adelante para dar el alto al vehículo infractor.

Cuidado con fotografiar o avisar de la posición de controles de velocidad: está prohibido

En total habrá 60 Velolaser controlando la velocidad en las carreteras, pero, según recoge Autopista.es, todavía no están todos en funcionamiento. Jaime Moreno, subdirector general de Gestión de Operaciones y Movilidad de la DGT, asegura que, a día de hoy, la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil cuenta con solo 20 unidades operativas, a la espera de que Metrología siga homologando las restantes.

Así, desde Tráfico aseguran que estarán repartidos por toda la geografía española, sin especificar dónde priorizarán su presencia (si en las vías principales o en las carreteras secundarias). Igualmente, es importante destacar que estos velocímetros dejarán un margen de disparo del 7%. Es decir, en las carreteras más rápidas, el radar detectará a los conductores que superen un 7% el límite permitido. Por ejemplo, en una vía de 120 km/h, estos cinemómetros multarán a los que se desplacen a 128,4 km/h.

Del mismo modo, en las carreteras cuya velocidad establecida sea inferior a 100 km/h, los Velolaser multarán cuando se supere dicho límite en 7 km/h. Por tanto, si en una vía el límite es de 50 km/h, multarán a los conductores que superen los 57 km/h.

Más información sobre la velocidad a la que saltan los radares

Radar fijo

radar fijo

Son estáticos y suelen estar situados tras un pórtico sobre la carretera o en un lateral. Se avisa con antelación al conductor de su presencia y tienen un margen de error de 7 km/h cuando la velocidad límite es inferior a 100 km/h y de un 7 % cuando la máxima es de 120 km/h, igual que los velolaser.

Hay cerca de 600 repartidos por todas nuestras carreteras, especialmente por las vías principales. La DGT cuenta con una web en la que puedes encontrar el punto kilométrico en el que se encuentra cada uno, mientras que el RACE los ha situado sobre el mapa de carreteras para que te familiarices con su ubicación.

Estos son los radares que más multan y más recaudan en nuestro país

Radar móvil

Son cinemómetros que se sitúan sobre un trípode junto a la vía o en un vehículo que puede estar camuflado como un automóvil corriente o, por el contrario, identificado claramente (mediante los vinilos y la decoración correspondiente) como patrulla de la Guardia Civil de Tráfico. Además, estos coches se pueden encontrar en movimiento o detenidos. En total hay unos 120 coches radar. Se suelen situar tras muros, puentes o en carriles de incorporación.

Tráfico también ha estrenado coches en Semana Santa. Al parque móvil se han sumado varias unidades de Toyota Prius y Renaul Kadjar.

Pegasus

Antes, los helicópteros de Tráfico se dedicaban a vigilar nuestras carreteras; ahora también te pueden multar. Son los radares Pegasus y se pueden reconocer porque en uno de sus laterales cuentan con una estructura que es donde se incorpora el cinemómetro.

Las 10 multas más extrañas que ha cazado el helicóptero Pegasus

Pueden volar a más de 300 metros de altura y controlan coches situados a más de un kilómetro (y desde esa distancia son capaces de fotografiar la matrícula con claridad). Funcionan gracias a dos potentes cámaras: disponen de una visión panorámica que analiza la velocidad de cada vehículo (hasta un máximo de 360 km/h), aplicando un margen de error de un 10 %.

Además, también comprueban si se mantiene la distancia de seguridad, si se usa el teléfono móvil, si se utiliza el cinturón de seguridad y si se realizan maniobras peligrosas o prohibidas.

La evolución del Pegasus podría estar en una avioneta

Moto-radar

La Guardia Civil de Tráfico estrena motos en Semana Santa. Son 291 nuevas BMW R 1200 RT de 125 CV, que se unen al parque de 1.861 vehículos de dos ruedas que ya existía. Hasta ahora solo se dedicaban a vigilar la circulación aunque, con la llegada de la ‘patrulla total’, como hemos comentado, también pueden ‘cazar’ los excesos de velocidad gracias a los radares Velolaser, así como realizar controles de alcoholemia y de detección de drogas.

Y los cuentos, cuentos son. Los trucos que no funcionan para evitar que te pille un radar

Radar de tramo

En realidad son dos radares: uno que controla la velocidad en el momento en el que un coche accede al tramo controlado y otro que hace lo mismo cuando sale. Una centralita calcula la velocidad media y, si esta es superior a la establecida en la vía, sanciona al vehículo infractor.

Están creados para evitar los frenazos de último momento antes de llegar al cinemómetro y para obligar al conductor a no superar la velocidad límite durante varios metros o kilómetros.

En 2009 se inauguró el primero y, hoy día, contamos con hasta 22 radares de tramo por todo el país. Se ubican en Asturias, Jaén, León, Lugo, Madrid, Málaga, Murcia, Orense, Segovia y Valladolid.

Cuidado con algunas de nuestras costumbres al volante, que nos puede caer una multa por cosas que ni nos imaginamos

Semáforos foto-rojo

Propios de las ciudades, se sitúan en las inmediaciones de un semáforo, de manera que controla cuándo un vehículo se lo salta al ponerse en rojo. En este caso, no controlan la velocidad.

En Madrid hay hasta 35 dispositivos de este tipo (aquí tienes el mapa para consultarlo).

Radar de cinturón

Comenzaron a funcionar en septiembre del año pasado y ya hay más de 225 instalados por toda España (aquí puedes encontrar dónde están). Aunque en un principio solo advertían de la infracción, ya están sancionando.

Se sitúan en pórticos y postes y no solo revisan al piloto y el copiloto, también a quienes estén sentados atrás. Recuerda que, en caso de multa, el responsable será el propio infractor y no el conductor del coche.

La administración aumenta  sus ingresos en los últimos cinco años gracias a los radares

Traffic Eye

Detecta no solo la velocidad a la que circulas, sino también si has superado la ITV, si estás al día del pago del impuesto de Circulación y si dispones del seguro obligatorio.

Pero eso no es todo: gracias a un sistema de infrarrojos y varias cámaras puede “saber” si se utiliza el móvil, si los niños van bien sujetos en sus sistemas de retención infantil o si los perros están sueltos en el interior del coche. Se le conoce como “el ojo que todo lo ve”.

En España contamos con más de 150 dispositivos de este tipo y están situados, principalmente, en la red de carreteras secundarias.

‘El invisible’

Así es como se conocer realmente al Multaradar C. Hay unos 50 en nuestro país (algunos de ellos, en coches camuflados), son capaces de analizar varios carriles al mismo tiempo (la mayoría de radares solo controla uno) y trabaja con unas ondas con una frecuencia tan baja que pasan desapercibidas para más del 95 % de los ilegales detectores de radar (ojo si tienes uno de estos aparatos, pues la multa varía entre los 200 euros y 3 puntos de carné hasta los 6.000 euros y 6 puntos del carné).

Estas son las multas por exceso de velocidad en España

0 Comments

Todavía no hay comentarios!

Puedes ser el primero Escribe un comentario!

Escribe una respuesta