Radares en cascada, la nueva táctica para velar por tu seguridad

Radar móvil

Los radares en cascada se sitúan como la nueva táctica para reducir víctimas en nuestras carreteras.

Radares en cascada, así se denomina la nueva fórmula que ha empezado a utilizar la Policía Foral de Navarra para sancionar a quienes circulen a una velocidad superior a la permitida.

Ya no vale con levantar el pie del acelerador al llegar a un cinemómetro fijo para superarlo dentro en los límites establecidos en la vía, ahora hay que circular siempre dentro de los márgenes para evitar ser cazados.

Primera prueba

radar de velocidad

Según el digital Navarra.com, han sido los agentes de la comunidad los primeros en poner en marcha un sistema que detectará a quienes se confíen ante un radar. El método utilizado consiste en poner un radar móvil solo unos metros más allá de la situación de un radar fijo.

Es así como detecta a quienes rebajan su velocidad al llegar al cinemómetro fijo para, una vez superado el peligro de la multa, volver a circular a la velocidad que quieren. Y es justo en este momento, cuando el conductor entiende que el peligro ya ha pasado, cuando se le detecta incumpliendo la normativa de tráfico.

Objetivo: salvar vidas

Radares de tramo

Esta práctica se encuadra en la estrategia que tienen de reducir las víctimas mortales en nuestras carreteras la DGT y el resto de entidades con las competencias sobre el tráfico en diferentes comunidades autónomas.

Esta pasa en un primer momento por reducir la velocidad a la que circulan nuestras vías. Es por ello que hace unos meses ya redujeron el máximo de las vías secundarias a 90 km/h aunque, visto lo visto, lo que más funciona es tocar el bolsillo del conductor. Es por esto por lo que se han ampliado el número de radares en nuestras vías, tanto fijos como móviles y de tramo.

Ahora, la última ocurrencia son los radares en cascada para que los conductores no circulen de memoria, sabiendo donde tienen que frenar y donde pueden volver a conducir a la velocidad que les apetezca. Con estos radares en cascada se entenderá que, aunque creamos que el riesgo de recibir una multa ya ha pasado, seguirá estando ahí.

Por el momento solo se ha detectado esta práctica en Navarra. Y no se sabe si es una práctica aislada. Solo queda esperar para comprobar si la técnica de los radares en cascada se empleará también en otros puntos del país.

Déjanos tus Comentarios