Ponemos a prueba el VW Golf 5p ADVANCE: una inversión segura

Volkswagen Golf

Probamos el nuevo Volkswagen Golf y te contamos todo lo que necesitas saber sobre este compacto tan demandado.

Texto: Juan Pablo Esteban / Fotos: Paloma Soria.

El compacto alemán no especula: incluso con una modesta versión gasolina con motor de tres cilindros y potencia comedida resulta un producto de lo más recomendable. Te puede gustar o no. Hasta te puede parecer un tanto soso y demasiado visto, porque cada vez que se actualiza lo hace sutilmente, sin cambios drásticos. Pero todavía así, el VW Golf sigue siendo referente entre los compactos.

En todas sus generaciones (y ya van siete y media, si contamos la última puesta al día realizada el año pasado) se ha ganado a pulso una posición de privilegio. Acapara siempre muchas ventas, situación trabajada en base a un innegable equilibrio en todos los apartados, sin llegar a deslumbrar (aunque sí sobresale) en alguno de ellos. Y este argumento es válido hasta para esta combinación que probamos; un discreto Golf de gasolina, apoyado en un pequeño motor turbo, sirve de acceso a la gama. Y cunde más de lo que parece.

Adaptación inmediata

Volkswagen Golf

Desde el primer momento, el Golf te acoge como si te conociera de toda la vida. Como si fuera tu forma de transporte habitual. Algo difícil de percibir en nuestro caso, que andamos, casi cada día, cambiando de coche. Sea como fuere, el habitáculo, resuelto con una elevada calidad en ajustes, plásticos y funcionamiento de los mandos, es muy simple; lo que trae está en su sitio.En este acabado Advance, el intermedio de la casa, la dotación no es apabullante.

Se adereza con lo justo para la comodidad diaria, apostando por elementos útiles de verdad, como los sensores de aparcamiento delanteros y traseros o dispositivos más importantes, al estilo de la frenada de emergencia automática en ciudad Front Assist. También añade un moderno sistema multimedia con pantalla táctil de 8,0 pulgadas; buen manejo y fluidez de serie que deja el navegador y un tamaño más grande de display a pagar aparte. Más allá, se deja en el tintero soluciones de segmento superior que ha estrenado esta misma actualización del compacto alemán, reservadas a acabados más caros: a saber, la instrumentación digital, por ejemplo, ausente ante la tradicional propuesta de relojes analógicos de buena lectura, todo sea dicho. Tampoco incluye las ópticas con todas las funciones de LED (sí monta esta tecnología de forma parcial, para luces diurnas y pilotos), aunque se ofrecen en opción.

En su justa medida

Por otro lado, da cuenta de la habitabilidad sin ser el más amplio de la categoría, aunque da juego para que cuatro ocupantes vayan de forma razonable. Cuida bien la altura en ambas filas, con centímetros de sobra para dar cabida a personas altas, especialmente detrás. Allí, la plaza central sirve para trayectos cortos (habitual en su clase), ya  que en el suelo molesta la prominente caja de la climatización. Al pasar al maletero más de lo mismo. Anuncia 380 litros, en la media del segmento, y las formas regulares del hueco permiten alojar un equipaje normal sin mayores problemas. Cada vez que conduzco un Golf me pregunto sobre los posibles puntos flacos del modelo. Y cuesta encontrar fisuras.

Hasta en esta versión, sin selector de modos de conducción, el dinamismo alcanza el notable. Representa como pocos el equilibrio, la sensatez en su propuesta. Es cómodo, la suspensión es agradable y aísla bien a los pasajeros de la irregularidad de la carretera… Además, está guiado por una buena dirección.

Cumplidor

Volkswagen Golf

Dulce también es el pequeño propulsor de gasolina que da entrada a la gama: el 1.0 TSI de tres cilindros que entrega 110 CV. No parece tal, a la vista de un funcionamiento que por finura, casi total ausencia de vibraciones y poca sonoridad (en general, el coche está bien insonorizado) bien pudiera pasar por un tetracilíndrico.

En ciudad no está falto de potencia y acelera de forma muy correcta, con un brío inicial respetable que invita, eso sí, a llevarlo a regímenes medios y altos para adelantar. Para ello se apoya en  una caja de cambios manual de inserción de sus seis velocidades diligente (esta mecánica también se oferta con la transmisión de doble embrague DSG de siete velocidades, muy aconsejable); con un suave movimiento de palanca las marchas entran sin esfuerzo, algo que se agradece porque para aprovechar todos los recursos habrá que exprimir el motor.

En vías de extrarradio más rápidas tampoco se siente lento, y como decía al principio los caballos cunden y convencen para un uso normal. La media de consumo tampoco se dispara, de forma que podemos dar por buenos los poco más de seis litros a los 100 km que ha arrojado durante nuestra prueba. En conjunto, este Golf 1.0 TSI no será el más pasional de la familia (tampoco es el más vendido), pero lo que hace, lo hace con enorme corrección. Un valor seguro.

Ficha Técnica del Volkswagen Golf 5P ADVANCE 1.0 TSI 110 CV

TIPO DE MOTOR Gasolina, 3 cilindros en línea, turboalimentado
CILINDRADA 999 cm3
POTENCIA 110 CV a 5.000 rpm
PAR MÁXIMO 200 Nm  a 2.000 rpm
V. MÁXIMA 196 km/h
ACELERACIÓN 9,9 s (0 a 100 km/h)
CONSUMO 4,8 l/ 100 km (mixto)
MEDIDAS 4.258 /1.790 / 1.492 mm
NEUMÁTICOS 205 / 55 R16
PESO EN VACÍO 1.216 kg
MALETERO 380 l
PRECIO

GAMA DESDE

CUOTA RENTING

22.780 €

20.400 €

410 €/mes

LANZAMIENTO Marzo 2017

Equipamiento del Volkswagen Golf 5P ADVANCE 1.0 TSI 110 CV

Volkswagen Golf

De serie: frenada de emergencia automática con detección de peatones Front Assist; control de velocidad de crucero con limitador; detector de fatiga; bloqueo electrónico de diferencial XDS; parada y arranque automáticos del motor con recuperación de  energía de frenada; luces diurnas y pilotos de LED; faros antiniebla y luz de giro estática; sensor de lluvia e iluminación; llantas de aleación de 16 pulgadas; retrovisores exteriores calefactados con plegado eléctrico; sensores de aparcamiento delanteros y traseros; climatizador bizona; volante multifunción de cuero; display  multifuncional Premium; radio CD Composition Media con pantalla táctil de 8,0 pulgadas; App Connect y toma USB para iPod.

Opcional: pintura blanco puro (240 €); llantas de 17 pulgadas (695 €); Vision Pack: incluye faros LED delanteros, asistente de luces de carretera y cámara trasera (750 €); faros LED High con  luz dinámica de curva (1.305 €); tapicería de cuero con asientos  deportivos (2.525 €); carga de teléfono por inducción Qi (395 €); Pack de conducción semiautónoma: incluye asistente mantenimiento de carril, identificación de señales de tráfico, cámara multifunción y luces de carretera automáticas (690 €). También, navegador Discover Media (590 €) o Discover Pro (1.945 €).

Déjanos tus Comentarios