Probamos el Renault Mégane Sport Tourer GT: más curvas, por favor

Renault Mégane Sport Tourer GT

Texto: Gregorio Arroyo/ Fotos: Paloma Soria.

Cuando tienes un motor con 250 CV que ofrece un alto rendimiento, un chasis de garantías y un sistema de dirección en las cuatro ruedas, la combinación se traduce en un deportivo de raza. Si añadimos el sentido práctico de una carrocería familiar y un equipamiento muy completo, es difícil darle las espalda.

La relación entre Renault Sport y el Mégane siempre ha sido fructífera y tiene su punto álgido en la poderosa versión RS de 280 CV. Quizás no necesites tanta caballería y además valores el sentido práctico de una carrocería familiar. En ese caso te aseguramos que la variante Mégane Sport Tourer GT de 205 CV te cautivará por todo lo que ofrece.

Familiar por sus formas, deportivo por su raza

Renault Mégane Sport Tourer GT

Estética deportiva al margen, lo mejor es lo que corre y lo bien que corre. El alma es un propulsor 1.6 turboalimentado que eroga 205 CV de potencia y se gestiona por medio de una transmisión EDC de doble embrague de siete relaciones. No hay opción a un cambio manual, pero salvo en momentos muy puntuales, no lo echarás de menos. La verdad es que este tándem se compenetra de maravilla.

El motor es progresivo y hasta refinado. Si le apuramos sube hasta las 6.300 rpm y el salto entre marchas es rápido. Por las bravas alcanzaremos los 230 km/h de velocidad máxima y en apenas 7,4 segundos llegaremos a los 100 km/h desde parado. Para ello es vital la función Launch Control que presenta y que permite salir como un cohete sin perder motricidad pese a su condición de tracción delantera.

Mucha caballería que se ‘apoya’ en un chasis revisado para la ocasión, con muelles, amortiguadores y estabilizadoras específicos para esta versión. A un deportivo de calle le pido prestaciones, pero también valoro, y mucho, que me dé confianza a la hora de exprimirle. Nuestro protagonista goza de una puesta a punto muy bien calibrada a nivel de chasis, dirección o frenos. Y algo más…

Dirección 4Control

Renault Mégane Sport Tourer GT

Esta avanzada tecnología no es nada frecuente entre sus rivales y eso que es super efectiva. Se trata de un sistema de dirección a las cuatro ruedas que, cuando lo pruebas, sencillamente te hace mejor ‘piloto’ de lo que realmente eres. Su funcionamiento es complejo, pero fácil de entender. Cuando circulamos por encima de los 60 km/h (80 con el programa Sport) las ruedas traseras giran en el mismo sentido que las delanteras. Con esto se consigue que el conjunto sea más estable, gire más rápido y sin tanto ‘trabajo’ en el volante. Iremos más rápido y confiados porque, además, apenas existen balanceos de la carrocería que nos incordien. Por debajo de los 60 km/h las ruedas traseras giran en sentido contrario, con el fin de mejorar la maniobrabilidad y reducir el radio de giro a baja velocidad.

También en su dotación de serie contempla el asistente MULTI-SENSE, un sistema de conducción personalizada que ofrece los modos Sport, Neutro, Confort y Personalizado, variando los parámetros de la dirección, del acelerador y del tándem motor-transmisión. Los frenos han sido revisados y a la hora de reducir presume de un elemento que tampoco es muy frecuente. Se denomina Multi-Change Down y permite bajar varias relaciones del cambio EDC de golpe, por ejemplo cuando llegamos demasiado forzados a una curva. Para ello basta con accionar la leva izquierda sin soltarla mientras se frena.

Agilidad, rendimiento y calidad

Renault Mégane Sport Tourer GT

El confort de marcha es mejor de lo que parece en un primer momento, pero pierde puntos, lógicamente, frente a otros modelos más moderados de la gama. El consumo tampoco es una locura, registrando una media durante la prueba de 7,3 litros.

Lo mejor es que gozaremos de un purasangre disfrutando a la vez de una amplia carrocería familiar, con detalles deportivos en el interior, como no puede ser de otra manera, como las fantásticas butacas delanteras con reposacabezas integrados o los pedales de aluminio, pero con la generosidad de un maletero que nos permitirá viajar o practicar nuestra actividad preferida sin estrecheces. Y todo ello salpicado con una dotación de serie realmente avanzada y generosa.

Ficha técnica del Renault Mégane Sport Tourer GT TCe EDC

TIPO DE MOTORGasolina, 4 cilindros en línea, turboalimentado
CILINDRADA1.616 cm3
POTENCIA205 CV a 6.000 rpm
PAR MÁXIMO280 Nm a 2.400 rpm
V. MÁXIMA230 km/h
ACELERACIÓN7,4 s (0 a 100 km/h)
CONSUMO6,0 l/ 100 km (mixto)
MEDIDAS4.626/1.814 / 1.457 mm
NEUMÁTICOS225/ 45 R17
PESO EN VACÍO1.430 kg
MALETERO521-1.695 l
PRECIO30.740 €
GAMA DESDE20.290 €
LANZAMIENTOOctubre 2016

Equipamiento del Renault Mégane Sport Tourer GT TCe EDC

De serie: Faros Full LED Pure Vision; Chasis Sport; sistema 4Control con cuatro ruedas directrices; modo de conducción sport R.S. Drive; sistema de salida en parado Launch Control; seis airbags; alerta cambio de carril; reconocimiento señales de tráfico; cambio de luces de carretera inteligente; regulador-limitador de velocidad; asistente de arranque en rampa; freno de estacionamiento eléctrico; levas en el volante; modos de conducción personalizada MULTI-SENSE; sensores de luces y lluvia; acceso y arranque manos libres; climatizador automático; retrovisores exteriores abatibles eléctricamente; sistema multimedia R-Link 2 con navegador y pantalla táctil de 7’’; pedales de aluminio; llantas de aleación de 17’’ y lunas traseras tintadas.

Opcional: Techo eléctrico panorámico (935 t); llantas de aleación de 18’’ (468 t); asientos rematados en Alcántara (1.351 t); Pack Safety, con frenada de emergencia asistida, alerta de distancia de seguridad y control de velocidad adaptativo (676 t); Pack Easy Parking, con sensores de aparcamiento delanteros y traseros, cámara de visión trasera, control del ángulo muerto y easy Park Assist (623 t); asientos delanteros calefactados (312 t); Head up Display (364 t); pintura Azul Rayo (852 t); R-Link 2 con pantalla de 8,7’’ y equipo de sonido Bosé (831 t).

Déjanos tus Comentarios