Probamos el nuevo Peugeot 308 1.2 Puretech, la alternativa al diésel

Peugeot 308 1.2 Puretech 130 Allure

El Peugeot 308 1.2 Puretech 130 Allure se presenta con solo tres cilindros, 1,2 litros de cilindrada y un sistema de sobrealimentación. Este motor logra un rendimiento excelente y tiene un consumo tan bajo que pronto eclipsará a las mecánicas de ciclo diésel.

Texto: José A. Prados / Fotos: Paloma Soria

El compacto galo fue renovado en profundidad en septiembre de 2017, el Peugeot 308 es un modelo que se sitúa en el centro del segmento compacto por dimensiones (4,25 metros de longitud) y habitabilidad; convirtiéndose en uno de los más vendidos por detrás de modelos de tanto éxito como el SEAT León, Volkswagen Golf y Renault Mégane.

Rasgos que convencen

Peugeot 308 1.2 Puretech 130 Allure

El secreto de su éxito está en una acertada línea exterior, un cuidado diseño interior y una gama de motores que se adaptan a un gran número de conductores. Además de ofrecer una carrocería familiar y versiones deportivas GTI para los que buscan mayores sensaciones.

La incorporación de la firma luminosa LED ha dado un aspecto más moderno al coche; que además cuenta con un interior más atractivo que resulta agradable por el tacto de los materiales y su aspecto minimalista. El volante, con un diámetro más pequeño de lo habitual, y la instrumentación elevada componen el i-Cockpit. Una solución que resulta cómoda porque los brazos van más bajos, aunque al principio cuesta un poco acostumbrarse. Igual que el manejo de las funciones agrupadas en la pantalla táctil; a la que hay que recurrir para todo, incluso para el manejo del climatizador.

Tres cilindros bastan

Peugeot 308 1.2 Puretech 130 Allure

La oferta mecánica del compacto francés es bastante amplia, con un total de 7 motores (3 gasolina y 4 diésel) que van de 100 a 225 CV. En gasolina, el 1.2 PureTech de tres cilindros está disponible en este modelo con 110 y 130 CV. Mientras que la versión deportiva GT utiliza el 1.6 PureTech de 225 CV asociada a una caja de cambios automática de 8 velocidades.

Por equilibrio, el 1.2 PureTech 130 es la compra maestra, aunque habrá quien tenga suficiente con la versión de 110 CV, que ofrece suficientes prestaciones y un consumo más bajo con un precio más asequible (750 euros menos).

Soluciones inteligentes

Peugeot 308 1.2 Puretech 130 Allure

La reducción de la cilindrada en los motores (downsizing) y la utilización del turbo ha permitido a los fabricantes sacar al mercado mecánicas que ofrecen un buen equilibrio entre potencia y consumo, por lo que resultan ideales en estos tiempos que vivimos tan complicados para el diésel.

El protagonista de nuestra prueba es un bloque tricilíndrico de 1.199 cm3 que utiliza un sistema de inyección directa, turbocompresor e intercooler para alcanzar una potencia máxima de 130 CV a 5.500 rpm y un par máximo de 230 Nm a 1.750 rpm, asociado a una caja de cambios manual de seis velocidades.

La lógica se impone

Peugeot 308 1.2 Puretech 130 Allure

Superados ya los problemas de vibraciones que presentaban los primeros motores de tres cilindros, el 1.2 PureTech este Peugeot 308 es una buena opción de compra para quien ha estado conduciendo hasta ahora un diésel sin realizar suficientes kilómetros para amortizarlo y que ahora ve cómo este tipo de mecánicas van a padecer muchos problemas a la hora de acceder a los grandes núcleos de población, que ya se plantean restringir su acceso.

Por prestaciones, satisface las necesidades de la gran mayoría de los conductores, pues alcanza los 210 km/h en velocidad punta y tiene un paso de 0 a 100 km/h en 10,2 segundos. Estas no son unas cifras que lo califiquen como un deportivo, pero permiten viajar cómodamente y realizar una conducción más animada si lo deseamos.

Alegría en movimiento

Peugeot 308 1.2 Puretech 130 Allure

Nuestro Peugeot 308 1.2 Puretech 130 CV Allure de prueba empuja con fuerza desde 1.700 revoluciones porque es un coche bastante ligero (1.164 kg) y cuenta con la ayuda de un turbo que resulta bastante progresivo. La utilización es muy cómoda porque el par está disponible bastante rápido y no es necesario tener que trabajar constantemente con la palanca del cambio para ir en el régimen adecuado.

El fabricante ha homologado una media de 5,2 litros, con unas emisiones de CO2 de 120 g/km, cifras realmente bajas para una mecánica con una potencia considerable. Y durante nuestra prueba, de más de 500 kilómetros, los resultados no han variado mucho respecto a las cifras oficiales, obteniendo un gasto final de 6,3 litros en recorridos por vías rápidas –donde se pueden obtener medias de 5,5 litros a velocidades legales- y un 25% más en ciudad con tráfico denso en el que se agradece el buen funcionamiento del sistema Start&Stop, muy suave y rápido al arrancar, sin los tirones tan desagradables de otros modelos.

Cuestión de números

Peugeot 308 1.2 Puretech 130 Allure

FICHA TÉCNICA PEUGEOT 308 1.2 PURETECH 130 ALLURE

TIPO DE MOTORGasolina, 3 cilindros en línea
CILINDRADA1.199 cm3
POTENCIA130 CV s 5.500 rpm
PAR MÁXIMO230 Nm a 1.750 rpm
V. MÁXIMA210 km/h
ACELERACIÓN10,2 s
CONSUMO5,2 l
MEDIDAS4.253 / 1.472 / 1.804 mm
NEUMÁTICOS225 / 45 R17
PESO EN VACÍO1.164 kg
MALETERO432 l
PRECIO22.500 €
GAMA DESDE16.350 €
CUOTA RENTING*339,75 €
LANZAMIENTOEnero de 2018

*Cuota calculada sobre un contrato de 48 meses y un recorrido de 25,000 km/año

Equipamiento Peugeot 308 1.2 Puretech 130 Allure

Peugeot 308 1.2 Puretech 130 Allure

Equipamiento de serie: Pintura Gris Hurricane; tapicería tela Oxford Negro Mistral o Galdo Gris Crudo; 6 airbag; pack visibilidad; detector sub-inflado neumáticos; puesto de conducción i-Cockpit; cierre centralizado con mando a distancia; elevalunas eléctricos; 2 fijaciones Isofix traseras; banqueta trasera con respaldo abatible 1/3 – 2/3; retrovisores y tiradores puerta en color carrocería; llantas aleación Rubí 17”; navegación conectada 3D + Mirror Screen.

Equipamiento opcional: Pintura metalizada (470 €); techo panorámico con toldo de ocultación (550 €); faros Full LED Technology (600 €); llantas aleación 18” Saphir Noir (380 €); tapicería mixta Tep y Alcántara (600 €); lector de CD (150 €); Pack HiFi Denon con llantas aleación 17” Rubi (500 €); Park Assist + vigilancia ángulo muerto (350 €); cámara visión trasera 180º (400 €); Pack Safety Plus con Control de Crucero Adaptativo, Active Safety Brake y Distance Alert (650 €); Apertura y arranque manos libres + toma 220v (500 €); alarma (360 €); sensor aparcamiento trasero (233,81 € unidad); percha respaldo trasero (31,18 €); parasol cristal trasero (53,43 €).

Peugeot 308 1.2 Puretech 130 Allure

Déjanos tus Comentarios