Prueba Nissan Leaf 40 kWh Tekna, jugando al futuro

Nissan Leaf 40 kWh Tekna

La segunda entrega del Nissan Leaf nos plantea un formato aún más utilizable del coche eléctrico que vendrá. Una realidad que amplía potencia, alcance y se viste con un diseño que ya sí entra por los ojos. La movilidad eléctrica se asoma al panorama automovilístico cada vez con más sentido. Aunque todavía con una oferta minoritaria, un modelo como el Nissan ahonda en las ventajas de este tipo de propulsión.

Prueba Nissan Leaf 40 kWh Tekna, en imágenes

Vio la luz en 2010 y este año afronta una segunda generación con vistas a secundar el éxito de su antecesor, uno de los más demandados por el público. Y ahora sí, el Nissan Leaf es llamativo… para bien. Un perfil que se exculpe en líneas más vanguardistas y carrocería que crece ligeramente en tamaño. Así, dentro encontramos un habitáculo amplio, sobre todo detrás; rematado, además, con un profundo maletero de 435 litros (ampliable a 1.176 abatiendo los respaldos posteriores, en relación 60/40).

Entre dos épocas

Nissan Leaf 40 kWh Tekna

Si el nuevo diseño exterior le hace ganar enteros. Por dentro el Leaf parece que solo se ha actualizado a medias. Luce mucha mejor presencia que el modelo anterior. Pero chocan algunos botones, como los de los asientos calefactados, claramente de otra época. Otro punto a revisar se refiere al puesto de conducción: el volante carece de regulación en profundidad y tampoco sube mucho en altura.

Con todas sus luces y sombras, la verdad es que la conducción del nuevo Nissan Leaf permite saborear las enormes posibilidades de la propulsión eléctrica. El motor ahora rinde 150 CV (antes 109). Y la batería aumenta su capacidad, que no tamaño (según Nissan ocupa casi lo mismo que la anterior), hasta 40 kWh. Así supera con creces la oferta de 24 y 30 kWh de la primera generación.

Amplía la mirada

En lo que a autonomía respecta, homologa 378 km en ciclo NEDC; con las nuevas normas WLTP, anuncia hasta 415 km en uso urbano y 270 como media combinada. La realidad pura y dura ofrece otros datos, mas variables que en un coche de gasolina y diésel.

El Nissan Leaf al detalle: en un recorrido de 60 km, con un poco de ciudad y la mayor parte por autovía (manteniendo 120 km/h), el gasto ha sido de 18,9 kWh/100 km. Bajando el ritmo en vía rápida a 100 km/h y haciendo la misma ruta, la cosa se queda en 13,9 kWh/100 km. Con una recarga obtendríamos una autonomía de 211 km en el primer caso y 288 km en el segundo.

La experiencia eléctrica

Nissan Leaf 40 kWh Tekna

 

En ese alcance influye mucho la forma de conducir, y para ello el nuevo Nissan Leaf propone un sencillo funcionamiento. La palanca de cambios tradicional se sustituye por un mando tipo joystick, desde el que se selecciona la marcha adelante o atrás. Así de simple. Añade, además, un modo ‘B’ que retiene más en deceleraciones para recargar parte de la batería. Y un programa Eco con el que se gana algo de autonomía y merma un poco el nervio del motor.

Novedad en esta generación es el sistema e-Pedal, activable a gusto de cada uno. Permite un guiado sin tocar freno, función que asume el propio acelerador (al soltar el pedal, ejerce una tasa de deceleración de hasta 0,2 G, pudiendo detener el coche por completo). Al principio resulta poco natural y falto de progresividad, pero es cuestión de práctica.

De las frenadas prematuras iniciales (por ejemplo al llegar a una rotonda siempre tienes que volver a acelerar porque el Leaf se ha detenido antes de lo previsto) pasas a un juego de conducción con un solo pedal. Apenas se necesita usar el freno convencional salvo para momentos puntuales. Útil, a tener en cuenta, en entorno urbano, donde se autorecarga un poco más que sin activar esta función.

Aumento de confianza

Nissan Leaf 40 kWh Tekna

Dinámicamente, por lo demás, el Nissan Leaf es un coche con una base que da confianza para circular como un modelo con motor térmico. De hecho, el bajo centro de gravedad (la batería va situada bajo los asientos) favorece una buena marcha incluso entre curvas. Y por motor solo te quedas corto en velocidad máxima, limitada a 144 km/h. Se pone a 100 desde parado en solo 7,9 segundos. Acelera muy pero que muy bien y con poco retardo desde que pisamos a fondo.

Tras haber acabado la jornada, el Nissan Leaf debe pasar casi ineludiblemente por una estación de carga. Las 21 horas que necesita ‘dormir’ en un enchufe doméstico es un tiempo poco operativo. En un cargador más potente (7kW) el proceso se acorta a unas 8 horas, y en un poste de carga rápida (50 kW) rellena el 80% en menos de una hora.

Valorando un coste medio de la electricidad actual (0,130 €/kWh, aunque hay tarifas nocturnas más baratas), llenar completamente la batería sale por 5,2 €. Un dato mucho más favorable que la inversión inicial del coche, todavía cara y más en un acabado como el Tekna que viene realmente bien equipada, sobre todo en sistemas de seguridad (ver ficha adjunta más abajo).

Fotos: Paloma Soria

Nissan Leaf 40 Kwh Tekna

TIPO DE MOTOREléctrico
POTENCIA150 CV entre 3.283 y 9.795 rpm
PAR MÁXIMO320 Nm entre 0 y 3.283 rpm
BATERÍAIones de litio, 40 kWh
VELOCIDAD MÁXIMA144 km/h
ACELERACIÓN7,9 s (0 a 100 km/h)
AUTONOMÍA378 km (ciclo NEDC)
TIEMPO DE RECARGA21 h (toma doméstica)
7,5 h (toma 7kW)
40-60 min (carga rápida 50 kW)
MEDIDAS (L/A/AL)4.490 / 1.788 / 1.540 mm
NEUMÁTICOS215 / 50 R17
PESO EN VACÍO1.505 kg
MALETERO435 l
PRECIO BASE37.050 €
GAMA DESDE30.300 € (con descuento)
CUOTA RENTING*1.061 € (48 meses y 15.000 km)
LANZAMIENTOFebrero de 2018
**Calculado con un contrato de 48 meses y 25.000 km/año

Equipamiento Nissan Leaf 40 Kwh Tekna

Nissan Leaf 40 kWh Tekna

De Serie

Seis airbags, asistente al arranque en pendientes, monitorización de presión de neumáticos, escudo de Protección Inteligente: frenada automática con detección de peatones, control de ángulo muerto y cambio de carril, luz de carretera automática, reconocimiento de señales de tráfico, detector de fatiga, alerta de tráfico trasero y sonido de aviso para peatones, control de velocidad de crucero adaptativo ProPilot con asistente de dirección; función e-pedal con freno regenerativo; faros y pilotos de LED; llantas de 17 pulgadas; sensores de aparcamiento; cámara de visión 360º; acceso y arranque sin llave, climatizador; tapicería de tela y cuero, volante, asientos delanteros y traseros calefactables, equipo de audio Bose; sistema de navegación VE Nissan con pantalla táctil de 7,0 pulgadas, servicios telemáticos, Androiod Auto y Apple CarPlay; y Bluetooth.

Opciones

Pintura metalizada Blanco Perlado (530 €), pintura bitono (400 €) y asistente de aparcamiento ProPilot Park (500 €).

Déjanos tus Comentarios