Probamos el Mazda6 2.2 Skyactiv-D 184 CV, cotiza al alza

Mazda6 2.2 Skyactiv-D 184 CV Signature Sky

Nos ponemos a los mandos del renovado Mazda6, una de las pocas berlinas que sobreviven ante la apuesta SUV

Es una de las berlinas más equilibradas del segmento, el Mazda6, y con el diésel más potente de la gama asegura una brillante respuesta y mucho confort para que tanto a sus mandos como en su interior los largos viajes parezcan paseos.

No es el segmento que fue hace poco más de una década, pero las berlinas medias siguen teniendo un cierto peso en el mercado español, como demuestran sus cifras de ventas. Y es que están siendo devoradas, poco a poco, por la moda SUV.

Pero las marcas siguen apoyándolas con constantes renovaciones y nuevos lanzamientos. Por ejemplo el Mazda6, objeto reciente de una puesta al día que va más allá de simples retoques. Ha profundizado en mejorar muchos pequeños detalles para dar un paso más y situarse más cerca que nunca de las marcas Premium, sobre todo alemanas, siempre referentes.

Por fuera quizás no se noten demasiado los cambios. Si nos fijamos bien encontramos un renovado conjunto de parachoques y parrilla que incluye nuevos faros de LED, estéticamente más modernos y que aportan una mejora neta en visibilidad al circular de noche. No son reformas tremendas. Pero logran una estética algo más elegante y deportiva.

Cambios más apreciables en el Mazda6

Mazda6 2.2 Skyactiv-D 184 CV Signature Sky

En el interior también hay diferencias, quizá más notables que fuera. Sobre todo porque incluye un cuadro de nueva configuración con pantalla de siete pulgadas entre las dos grandes esferas de velocímetro y tacómetro. Muestra datos del ordenador de viaje y las ayudas a la conducción.

Una completa información que, además, se lee ahora de forma aún más clara. Y para optimizarla, estrena proyección de información sobre el parabrisas, de mayor calidad que antes. Además de la velocidad, ofrece datos sobre el navegador si estamos utilizándolo y recoge información de las señales de tráfico que nos encontramos a nuestro paso.

También avanza en equipamiento, que adopta elementos como el sistema de cámaras cenital, programador de velocidad activo con función Stop&Go (puede detener por completo el coche y reanudar la marcha de manera automática) y el mencionado Head-Up display. No suponen revolución como tal, pero evidencian el salto cualitativo general experimentado por el Mazda6.

Ante todo suavidad

Mazda6 2.2 Skyactiv-D 184 CV Signature Sky

Enumerados los cambios efectuados, toca ponerse a los mandos para sentir sobre el asfalto las mejoras técnicas que Mazda ha introducido en su berlina tope de gama. Porque además de diseño y equipamiento, la suspensión, la dirección y el aislamiento acústico han sido los puntos más relevantes en los que han trabajado los ingenieros de Mazda para que la dinámica de conducción 2.2 Skyactiv-D 184 CV.

También lo han hecho sobre el motor diésel más enérgico. El 2.2 Skyactiv-D de 184 CV tiene ahora una relación de compresión más alta (14,4:1 en vez de 14,0:1) y turbocompresor de mayor tamaño (el más pequeño no varía), que pasa a ser de geometría variable.

Todo para lograr, más que un aumento de potencia (9 CV) una mejor respuesta a bajas revoluciones. Además, incorpora un sistema que reduce las emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx) utilizando AdBlue.

Más de lo que parece

Mazda6 2.2 Skyactiv-D 184 CV Signature Sky

Se nota, desde los primeros metros, que el renovado propulsor es más suave y agradable que antes. Su respuesta es especialmente progresiva por debajo de 2.000 vueltas y tiene  capacidad para estirar incluso por encima de 5.000 rpm. Un funcionamiento en cierto modo diferente al de otros diésel de similar cilindrada o potencia. Quizá el único pequeño defecto es que no transmite el poderío real de sus 184 CV.

Corre, y mucho, pero no da la sensación de hacerlo. Porque, a la hora de la verdad, su capacidad para moverse a altísimos ritmos en todo tipo de trazados y de realizar adelantamientos en vías de doble sentido está a la altura de sus más de 180 CV. Lo hace, además, manteniendo un gran compromiso con los bajos consumos.

Mazda6 2.2 Skyactiv-D 184 CV Signature Sky

Sobre todo a ritmo medio, algo por encima del límite legal, podemos ver menos de 6 l/100 km sin recurrir a desarrollos del cambio largos. Seis velocidades bien escalonadas con una palanca de cortos y precisos recorridos y una sexta con la que viajar casi como si de un automático se tratase, pues apenas requiere engranar más que en contadas ocasiones.

Para reforzar virtudes recibe nuevos amortiguadores delanteros, de diámetro superior y más de recorrido. Es muy confortable y mantiene gran estabilidad a alta velocidad y en curvas. No es el más ágil en recorridos muy virados, pero al final viajar en el Mazda6 es gratificante para el conductor y los acompañantes.

Texto: Alfonso Aguilera //  Fotos: Paloma Soria

Ficha técnica Mazda6 2.2 Skyactiv-D 184 CV Signature Sky

Mazda6 2.2 Skyactiv-D 184 CV Signature Sky

TIPO DE MOTOR Diésel, 4 cilindros en línea, turboalimentado
CILINDRADA 2.191 cm3
POTENCIA 184 CV a 4.500 rpm
PAR MÁXIMO 445 Nm a 2.000 rpm
V. MÁXIMA 220 km/h
ACELERACIÓN 8,5 s (0 a 100 km/h)
CONSUMO 5,1 l/100 km (mixto)
MEDIDAS 4.870 / 1.840 / 1.450 mm
NEUMÁTICOS 225 / 45 R 19
PESO EN VACÍO 1.636  kg
MALETERO 480 l
PRECIO 38.475 €
GAMA DESDE 26.475 €
CUOTA RENTING 761 €/mes
LANZAMIENTO Julio 2018

Equipamiento Mazda6 2.2 Skyactiv-D 184 CV Signature Sky

Mazda6 2.2 Skyactiv-D 184 CV Signature Sky

De serie: Llantas de aleación de 19”; control de crucero adaptativo por radar (MRCC); control de presión de neumáticos; tapicería de cuero; Head-up display a color; control de luces de largo alcance (HBC); control de tracción con G-Vectoring Control; aviso de cambio involuntario de carril; cámara de visión 360o; detector de tráfico trasero (RCTA); faros Smart Full LED adaptativos (ALH); reconocimiento de señales de tráfico (TSR); sistema de frenada de emergencia pre-impacto (SBS); asistencia a la frenada avanzado con reconocimiento de peatones (hasta 80 km/h) delante y detrás; freno de estacionamiento eléctrico; memorización de la posición de conducción; asientos delanteros con ajuste eléctrico, calefactados y ventilados; asientos traseros calefactados; volante calefactado; detector de fatiga; control de ángulo muerto avanzado; asistente de arranque en cuesta; acceso inteligente sin llave; alarma antirrobo; Bluetooth; doble conexión USB y navegación.

Opción: Pintura metalizada (520 euros); pintura metalizada premium Machine Gray (670 euros); pintura metalizada premium Soul Red Chrystal (820 euros) y techo solar eléctrico (500 euros).

Mazda6 2.2 Skyactiv-D 184 CV Signature Sky

Déjanos tus Comentarios