Conducimos el Jeep Cherokee: el conquistador

Conducimos el Jeep Cherokee: el conquistador

Conducimos el Jeep Cherokee en Sicilia y te traemos las impresiones de la prueba.

Por Karam el Shenawy.

Las siglas SUV, han transformado los modelos que las portan. Los vehículos actuales, llamados a dominar el sector, han ido cambiando su filosofía con el paso de los años. Si bien el concepto SUV surgió con la idea de ofrecer vehículos funcionales con cierto toque campero, los más modernos parecen haber desterrado casi por completo ese toque aventurero.

Ahora bien, en todo este contexto, se agradece que aún sigan existiendo fabricantes como Jeep quien, pese a tener que sucumbir a las tendencias actuales, mantiene intacta su pasión por el barro, el polvo y las ganas de abandonar el asfalto.

Jeep y el primer SUV de la historia

Conducimos el Jeep Cherokee: el conquistador

Modelos como el Cherokee así lo demuestran. El reconocido por muchos como el primer SUV de la historia, apareció en el mercado en el año 1974 cuando lanzó el SJ. Desde entonces, nada menos que 4 millones de conductores han disfrutado, conducido y contemplado su evolución.

Un progreso que nos lleva directamente hasta el vehículo que tenemos en frente y cuyas cualidades hemos podido comprobar tanto por las carreteras como por las zonas montañosas de la isla italiana de Sicilia. Estas son las sensaciones obtenidas de la prueba realizada en la isla situada al suroeste del país transalpino.

Estilo propio

Conducimos el Jeep Cherokee: el conquistador

En el apartado estético, el nuevo Jeep Cherokee se encarga de cincelar algunos de los detalles que no casaban demasiado entre el público. Se ha suprimido esa doble mirada que presidía en el frontal y ahora las luces diurnas se han integrado en unos faros principales que, por primera vez, pueden montar tecnología Full LED.

Paragolpes, luces antiniebla, el portón posterior, con un diseño más robusto y la inclusión de la apertura y cierre eléctricos con función manos libres, o los inéditos juegos de llantas de aleación  hasta de 19 pulgadas completan un exterior que mantiene intactas sus dimensiones: 4,62 x 1,85 x 1,67 metros. Cotas que le meten de lleno en el segmento de los SUV medios Premium, donde tendrá que bregar con la todopoderosa terna alemana compuesta por el Audi Q5, el BMW X3 o el Mercedes-Benz GLC, sin olvidar los Jaguar F-PACE o Volvo XC60, por citar algunos de los más representativos.

Mejora general

Conducimos el Jeep Cherokee: el conquistador

Para hacerles frente, el Jeep Cherokee presenta, igualmente, un habitáculo revisado donde se incluyen materiales más nobles, ajustes mejor realizados o inéditas molduras decorativas como el piano black.

Por lo demás, se mejora el tapizado de los asientos y se mantiene la configuración estética estrenada en el Cherokee de 2014; con una pantalla central táctil de 7,0 pulgadas (8,4” en opción) con integración Apple CarPlay y Android Auto o un cuadro de instrumentos llamativo con un monitor TFT de 3,5 pulgadas a color.

Sí se ha mejorado la funcionalidad añadiendo nuevos huecos portabojetos o incrementando la capacidad del maletero en 70 litros, llegando ahora a los 570 litros cuando la segunda fila está colocada en la parte más adelantada posible (ofrece desplazamiento longitudinal).

Como dato curioso, el Jeep Cherokee ofrece una segunda fila ligeramente elevada frente a las butacas delanteras. Esto mejora la visibilidad, pero empeora ligeramente la habitabilidad, pues adultos de más de 1,85 metros ya comenzarán a tocar con su cabeza en el techo.

Un diésel… de momento

Conducimos el Jeep Cherokee: el conquistador

Pese a que el segmento de los SUV medios está virando igualmente hacia la gasolina, las cifras mantienen al gasóleo como combustible dominante. Quizá por ello, Jeep ha optado por ofrecer el Cherokee con un único propulsor de este tipo desde el lanzamiento, previsto para finales de este mes de septiembre.

Se trata del conocido 2.2 MultiJet II que ha sido pertinentemente revisado para cumplir la nueva normativa de emisiones Euro 6D-Temp. Desarrolla 195 CV de potencia, que acompaña de un par máximo de 450 Nm a 2.000 rpm.

Probamos la versión diésel

Conducimos el Jeep Cherokee: el conquistador

Este bloque ofrece una respuesta progresiva, aunque no resulta ser todo lo suave que nos esperábamos. Tanto al ralentí como en aceleraciones prolongadas, se deja notar en exceso, sobre todo a nivel de ruido. En el lado positivo, decir que por consumo se sitúa en la media, homologando 6,1 l/100 km que, en conducción real, se tornan en 7,5 litros.

Durante 2019 llegarán tanto el diésel de acceso derivado del mismo bloque pero con 150 CV, 350 Nm y caja manual de seis relaciones; así como el nuevo bloque de gasolina 2.0 turbo con inyección directa y 270 CV.

Conduce por donde quieras

Conducimos el Jeep Cherokee: el conquistador

En cuando al agarre, la primicia llega al poder combinar la caja automática con la tracción 4×2. De esta forma, el Cherokee amplía miras para así llegar a un público más rutero, que prefiere un vehículo cómodo para circular por asfalto. Cualidad esta que, además, se ha enfatizado con la renovación aquí presentada.

Los ingenieros italo-americanos han revisado ligeramente el esquema de suspensiones para brindar un Cherokee mucho más cómodo. Y, por lo comprobado por las irregulares, rotas y bacheadas carreteras de Sicilia, parecen haber dado en el clavo.

Esencia 4×4

Conducimos el Jeep Cherokee: el conquistador

Sin embargo, como relatábamos al principio, hablar de Jeep es hacerlo de un fabricante con gran predilección por el campo. Aquí es donde las siglas 4×4 entran en juego pues además del control dinámico de la conducción Select Terrain con cuatro programas (Auto, Snow, Sport y Sand/Mud) y de la desconexión del eje trasero, los Cherokee 4×4 ofrecen tres tipos de tracción diferentes.

El básico, Active Drive I, se ha rediseñado por completo mejorando la eficiencia y reduciendo el peso. Reparte automáticamente el par entre ejes, sin necesidad de que intervenga el conductor. Por encima, el Active Drive II añade una pseudo-reductora (con una relación 2,91:1) para las dos primeras velocidades, sumando también el sistema de control de descenso de pendientes.

Conducimos el Jeep Cherokee: el conquistador

Por último, el Active Drive Lock, exclusivo de los Trailhawk que llegarán durante el próximo año (cuenta con mejores ángulos de ataque, salida y ventral así como el programa Rocks), incluye el bloqueo del diferencial trasero y el denominado Selec-Speed Control, que permite fijar la velocidad entre 1 y 9 km/h para que así el conductor solo se tenga que preocupar de la trayectoria del vehículo.

Durante la toma de contacto, la marca americana nos preparó un extenso recorrido fuera pista, donde volvimos a confirmar que el SUV americano es una de las mejores opciones para salir de ‘lo negro’ con garantías, convirtiéndose en un auténtico conquistador.

Gama y precios

Conducimos el Jeep Cherokee: el conquistador

Además de los tres acabados disponibles: Longitude, Limited y Overland; a los que se sumará la versión específica Trailhawk, el Jeep Cherokee se puede configurar con un sinfín de accesorios proporcionados por Mopar. En concreto hablamos de más de 90 elementos para montar un Cherokee al gusto.

Un listado que se suma al amplio equipamiento de serie del que hace gala, pues desde el nivel Longitude, el Cherokee ya ofrece faros delanteros Full LED; llantas de aluminio pintado de 17 pulgadas; volante multifunción; molduras cromadas en las ventanillas y barras de techo; asientos de tejido premium; climatizador automático bizona; acceso y arranque sin llave; sensores de aparcamiento traseros con cámara de visión trasera Parkview; y sistema de infoentretemiento UconnectTM con pantalla de 7 pulgadas y conectividad Android Auto y Apple CarPlay.

Conducimos el Jeep Cherokee: el conquistador

Además, se añaden características de seguridad como la alerta por colisión frontal, el sistema de alerta por cambio involuntario de carril, el asistente de frenada de emergencia en ciudad o el detector de ángulo muerto con asistente de tráfico cruzado. Todo ello, por un precio que parte de los 44.200 €.

El resto de precios de la gama es el siguiente:

VersiónPotencia
Precio desde
Longitude 2.2 MJet II 4×2 Aut. 9v

Limited 2.2 MJet II 4×2 Aut. 9v

Limited 2.2 MJet II 4×4 Active Drive I Aut. 9v

Overland 2.2 MJet II 4×4 Active Drive I Aut. 9v

Overland 2.2 MJet II 4×4 Active Drive II Aut. 9v

195 CV

195 CV

195 CV

195 CV

195 CV

44.200 €

48.800 €

50.800 €

54.800 €

56.200 €

FICHA TÉCNICA JEEP CHEROKEE OVERLAND 2.2 MULTIJET II 4×4 ACTIVE DRIVE II AUT. 9v 195 CV

TIPO DE MOTOR   

CILINDRADA 

POTENCIA                          

PAR MÁXIMO

VELOCIDAD MÁXIMA

ACELERACIÓN

CONSUMO

MEDIDAS (L/A/AL)

MALETERO

PRECIO BASE        

LANZAMIENTO                     

Diésel, 4 cilindros en línea, turbo

2.147 cm3

195 CV a 3.500 rpm

450 Nm a 2.000 rpm

202 km/h

8,8 s (0 a 100 km/h)

6,6 l/100 km (mixto)

4.623 / 1.859 / 1.681 mm

570 l

56.200 €

Septiembre de 2018

Déjanos tus Comentarios