Prueba Honda CR-V 1.5 VTEC 173 CV, ponte cómodo

Prueba Honda CR-V-2019

Nos enfrentamos a la versión de debut de la nueva generación del Honda CR-V.

Refinado y confortable en marcha, este flamante SUV de enfoque familiar completa atractivo con una dinámica estable y mayor carga tecnológica. Su motor de gasolina es muy progresivo, pero hay que ‘buscar’ por arriba para encontrar los 173 CV de este Honda CR-V

Más allá de su nueva imagen y mayor aporte tecnológico, la quinta generación del Honda CR-V pasará a la historia por dos atrevidos guiños: sin aumentar el tamaño exterior, puede ofrecer siete plazas por primera vez; a su vez, dice adiós definitivamente al diésel, una apuesta arriesgada en este segmento SUV medio familiar. En su lugar introduce una variante híbrida.

Debut del modelo

Prueba Honda CR-V-2019

Por tanto, este exitoso vehículo solo concede licencia al conocido 1.5 VTEC de gasolina de 173 CV en su variante manual, que son 193 CV si lo queremos automático CVT. Apostamos por el primero en 4×4 (también lo hay 4×2).

Cambia de aspecto y plataforma, más ligera y sofisticada, con un incremento de tres centímetros entre ejes y mayor altura al suelo (21 centímetros). Aunque no nos hagamos ilusiones porque su faceta off-road sigue siendo justa. De hecho, no incorpora programas camperos específicos, tampoco bloqueo del diferencial central o un simple control de descensos.

De calidad

Pages: 1 2 3 4

Déjanos tus Comentarios