Prueba del Fiat Tipo 1.4 Bifuel 120 CV GLP: A todo gas… o no

fiat tipo

Con muchas grandes ciudades amenazando y poniendo en jaque la circulación de vehículos tradicionales por sus calles, la opción de las energías alternativas para esquivar protocolos de contaminación cobra cada día más sentido. Y en esa senda el GLP (gas licuado del petróleo) se encuentra bien posicionado: lleva décadas funcionando en muchos mercados y la infraestructura para repostar es razonable para no ponerse nervioso, algo que no ocurre con los modelos alimentados por gas natural (CNG).

Por gusto o por miedo, lo cierto es que las matriculaciones de GLP se han multiplicado por seis en los ocho primeros meses de año. Y en  este caldo de cultivo Fiat se mueve como pez en el agua (en Italia es un combustible multitudinario). De ahí nuestra idea de probar esta versión, el Tipo SW bifuel capaz de funcionar indistintamente con GLP o gasolina.

Cambio a voluntad

fiat tipo

Su propulsor es un viejo conocido: un 1.4 turboalimentado que da 120 CV. Sometido a pequeños retoques para asimilar el funcionamiento con gas, ya adelantamos que hay que ser un especialista para adivinar con qué fuente está funcionando en cada instante. El arranque se produce siempre con gasolina, pero en segundos, una vez asentado, pasa automáticamente a quemar GLP. La transición es tan suave como inapreciable, como el rendimiento. Asociado a una caja manual de seis relaciones, midiendo tiempos comprobaríamos que solo se escaparía alguna décima yendo a fondo.

A diferencia de los vehículos alimentados por CNG que siempre circularán con ese otro gas hasta que se agote, nuestro protagonistas autoriza elegir gasolina o GLP. Para ello, basta accionar un mando del salpicadero. De no hacerlo, lo hará por defecto con gas, y al agotarse pasará a 95 octanos automáticamente.

Por cierto el depósito de gas se encuentra en el piso trasero, en el hueco de la rueda de repuesto, que ‘vuela’ para dar paso a un inevitable kit reparapinchazos. Presenta una capacidad de 53 litros, pero por seguridad apenas acogerá 30, de modo que la autonomía ronda 360 kilómetros. Para repostar hay que enroscar un adaptador de mano tipo boquilla, pero ya acostumbrados apenas tardaremos unos segundos más que en llenar el tanque de gasolina.

Consumos ajustados

fiat tipo

En nuestro recorrido de pruebas abusamos algo más de la ciudad de lo habitual y registramos un consumo medio de 9,1 l/100 km con GLP y de 7,0 l/100 km con gasolina. Dicho así, cuesta asimilar que el GLP se ‘dispare’, pero los números cantan a su favor: a los precios vigentes, con autogas gastaremos 6,37 €/100 km, por 9,30 €/100 km usando gasolina.

La razón es que el GLP cuesta casi la mitad que la gasolina de 95 octanos. Por lo tanto, hablamos de una alternativa económica incluso frente al diésel, con la ventaja de que la DGT nos premiará con la etiqueta ECO  que eliminará bastantes barreras cuando la ciudad se blinde por protocolos de polución, además de disfrutar de ventajas al aparcar en zona SER. Todos estos datos corresponden a la versión Euro6B del Tipo SW 1.4 GLP, que todavía podemos encontrar en stock. Las nuevas variantes Euro6d, en pleno proceso de homologación, serán incluso más eficientes.

Sin cambios es en otros aspectos. Es un modelo de gran habitabilidad (hasta en las plazas traseras), su maletero se convierte en una auténtica cueva y el conjunto se remata con una calidad francamente honesta, más práctica y útil que de cara a la galería. El propulsor ofrece un rendimiento muy aceptable, incluso recuperando velocidad desde pocas vueltas, si bien no es referencia por prestaciones frente a rivales directos.

Algo similar pasa con el chasis. Confortable y agradable en marcha, si incrementamos el ritmo comprobaremos que no  goza de la agilidad de enemigos como el SEAT León ST, pero hay que resaltar que su pisada es estable y noble en todo momento. El tacto de la dirección y del cambio tampoco en un uso cotidiano.

Dotación completa

fiat tipo

Nuestra unidad presume del acabado Lounge, en la gama alta en cuanto a equipamiento. No echaremos grandes cosas en falta porque su dotación es completa, pero si nos ponemos ‘estupendos’ comprobaremos que tecnológicamente faltan algunos de última hornada. El motivo es más económico que otra cosa, pues el Tipo más eficiente es una de las opciones más asequibles de su segmento.

Texto: Gregorio Arroyo/ Fotos: Paloma Soria

Ficha técnica del Fiat Tipo Station Wagon 1.4 T-Bifuel 120 CV GLP Lounge

TIPO DE MOTORGasolina y GLP, 4 cilindros en línea, turbo
CILINDRADA1.368 cm3
POTENCIA120 CV a 5.000 rpm
PAR MÁXIMO215 Nm a 2.500 rpm
V. MÁXIMA200 km/h
ACELERACIÓN10,3 s (0 a 100 km/h)
CONSUMO6,3/8,3 l/ 100 km (mixto)
MEDIDAS4.571/1.792 / 1.514 mm
NEUMÁTICOS225/ 45 R17
PESO EN VACÍO1.395 kg
MALETERO550 l
PRECIO22.077 €
GAMA DESDE

CUOTA RENTING

17.120 €

459 €/mes

LANZAMIENTOOctubre 2016

Equipamiento del Fiat Tipo Station Wagon 1.4 T-Bifuel 120 CV GLP Lounge

fiat tipo

De serie: carPlay compatible con smartphone en la pantalla táctil de 7’’; climatizador automático; control de velocidad de crucero; cuatro elevalunas eléctricos; llantas de aleación de 17’’; sensores de aparcamiento traseros; también sensores de presión de aire en los neumáticos; sensores de luces y lluvia; retrovisor interior electrocrómico; volante multifunción en piel; VP2-Radio 7’’; Uconnect live services; faros antiniebla; airbag frontales, laterales delanteros y de cortina, y faros DRL tipo LED.

Opcional: cámara de visión trasera (353 €); VP2-Radio Nav 7’’ (514 €); asientos delanteros calefactados (239 €); cristales oscurecidos (239 €); Pack Style Lounge: incluye faros bixenón, kit cromo y contorno cromado de parrilla y antinieblas (676 €); pintura metalizada (572 €); tapicería de cuero (1.039 €); Pack Buseiness Plus: incluye sensores de aparcamiento, regulación lumbar del asiento del conductor, cámara de visión trasera, Uconnect Nav 7’’ y Bluetooth (935 €), y Pack Seguridad: incluye frenada autónoma de emegencia y limitador de velocidad (312 €).

Déjanos tus Comentarios