Prueba del Volkswagen e-Golf: limpio como la patena

Volkswagen e-Golf

Fotos: Paloma Soria

No nos engañemos: todos los coches contaminan, sean eléctricos o no. Lo hacen por desgaste de ruedas y otros elementos mecánicos. Pero también por la generación de la energía que exigen para moverse. Por ejemplo la electricidad, que de forma mayoritaria obliga a quemar carbón y petróleo, a usar combustible nuclear (con sus correspondientes residuos) o a movilizar ingentes recursos para poner en marcha presas hidráulicas. Hasta fabricar paneles solares o aerogeneradores contamina de una u otra forma.

Hechas las presentaciones, es evidente que el vehículo eléctrico, en cualquiera de sus variantes (eléctrico puro, híbrido enchufable, de pila de combustible…), es, junto a otros como  el de hidrógeno, el más saludable para el medioambiente. Algo que desde hace tiempo invita a reflexionar sobre el futuro de la movilidad, más aún en estos tiempos de dura sequía y polución por doquier.

Hándicaps

Volkswagen e-Golf

El problema es su elevado precio y también su escasa autonomía, aunque todo ello está en vías de solución. Tomemos por ejemplo el modelo que nos ocupa: el remodelado (hace pocos meses) Volkswagen e-Golf. Los 38.570 € de su tarifa se reducen a 34.550 € acogiéndonos a financiación y a la promoción vigente de la marca.

Pero sí, ya no es impensable un coche de estos. Ni por alcance: ahora que lleva una batería más pesada, pero sensiblemente más capaz (35,8 kWh), no hay grandes obstáculos para conductores que, más que otra cosa, conciban el automóvil para moverse cada día por ciudad y periferia. Volkswagen anuncia 300 km entre repostajes. A todo ello, y en función de tarifas, moverse con este coche a una media de gasto de 12,7 kWh supone aproximadamente 1,9 € cada 100 km (o lo que es igual, 0,019 t/km).

Más de lo que parece

Volkswagen e-Golf

Como en modelos similares, en el e-Golf el par máximo está disponible prácticamente al arranque, y aquí es considerable: 290 Nm para mover unos 1.700 kilos con conductor a bordo. Es decir, más allá de un funcionamiento totalmente silencioso acelera con energía (registra menos de 10 segundos en el sprint de 0 a 100 km/h) y sale con plena solvencia de cruces y semáforos. Cuestión aparte es su velocidad punta: para evitar abrasar la batería está limitado a 150 km/h.

Por descontado, cuanto más corramos y aceleremos antes nos quedaremos sin carga. En el e-Golf hay tres modos de marcha: Normal, Eco (baja a 95 CV y atenúa la fuerza del climatizador) y Eco+ (baja a 75 CV, apaga el climatizador y fija un tope de 90 km/h, rebasables pisando a fondo). En nuestra prueba no hemos alcanzado los 300 km anunciados, pero sí 250. De hecho, jugando con inercias, modos y frenada regenerativa, acariciando el pedal y dosificando desde el selector del cambio automático (retención), veremos que gana alcance. Poquito a poco, sí, pero cada vez a más.

Claro, no es grato circular sin aire acondicionado en primavera o  verano para poder hacer más km, como en las posiciones de conducción más eficientes. Así que como la idea no es quedarse tirado, ni sudar la gota gorda, habrá que calcular el recorrido con anticipación y, siempre que sea posible, conectar nuestro e-Golf a la red, como si del móvil se tratase. El desafío será afrontar un largo trayecto, ejercicio para valientes de resultado impredecible…

Cómodo y capaz

Volkswagen e-Golf

El positivo dinamismo de esta versión, aún sintiéndose algo más pesada, vienen a ser el de otros Golf. De otro modo:  saltar a carretera con él no entraña pegas. Si acaso el dichoso tacto del freno, propio de los coches  eléctricos y algo artificial. Obliga a un período de adaptación no siempre breve para no pisar más de lo debido e incurrir en brusquedades.

A favor, su enorme suavidad y una dirección de tacto perfecto, un confort (también por aplomo y guiado) más que notable… Ni qué decir tiene, el e-Golf se beneficia de la calidad habitual de la gama y de las medidas y tecnologías aplicadas por el fabricante a su exitoso compacto en la última puesta al día. Hablamos de alumbrado LED direccional, programador activo de velocidad, instrumentación digital (de serie), alerta de obstáculos en ángulos muertos y de  abandono de carril involuntario, detector de fatiga… Hasta cabe especificarlo con lo que Volkswagen denomina ‘Pack conducción semi-autónoma’ (incluye asistente de atascos y emergencias e identificador de señales).

Volkswagen e-Golf

Sobre esto, el coche no va mal equipado. Por ejemplo, su precio incluye desde climatizador doble a navegación a gestionar desde la nueva pantalla capacitiva del infoentretenimiento Discover Pro, con gestión gestual. Otros más o menos habituales en rangos más  modestos obligan a pasar por caja: apertura manos libres Keyless-Access, alarma, cámara de visión trasera… Lo dicho, es para ciudad y no sale barato, pero  funciona mejor que nunca. De lo mejorcito en la categoría.

Ficha técnica del Volkswagen e-Golf

TIPO DE MOTOREléctrico síncrono
UBICACIÓNdelantero
POTENCIA MÁXIMA100 kW (136 CV) a 12.000 rpm
PAR MÁXIMO290 Nm
BATERÍADe iones de litio refrigerada por líquido
CAPACIDAD NOMINAL35,8 kWh
AUTONOMÍA300 km
V. MÁXIMA150 km/h (autolimitada)
ACELERACIÓN9,6 s (0 a 100 km/h)
CONSUMOn.d
MEDIDAS4.270 / 1.799 / 1.482 mm
NEUMÁTICOS205 / 55 R 16
PESO EN VACÍO1.645 kg
MALETERO341 / 1.231 l
PRECIO42.700 €
GAMA DESDE

CUOTA RENTING

35.050 €

806 €/mes

LANZAMIENTONoviembre 2017

Equipamiento del Volkswagen e-Golf

Volkswagen e-Golf

De serie: sensores de aparcamiento delanteros y traseros; ESP con función diferencial XDS; instrumentación digital confi gurable; control de velocidad Tempomat; detector de fatiga; frenada de emergencia automática; volante multifunción; Security&Service Basic (llamada de emergencia); sensores de lluvia y alumbrado; climatizador bizona y navegador Discover Pro.

Opcional: alarma (330 7); bomba de calor para la calefacción (950 7); cámara de visión trasera Rear View (255 7); faros LED con asistente dinámico (340 7); iluminación ambiental (250 7); pack conducción semi-autónoma con asistencia en caravanas y emergencia e identificador de señales de tráfico (1.000 7); Bluetooth Confort con función de carga por inducción (395 7); Bluetooth Business (460 7); cierre y arranque sin llave Keyless-Access (350 7); audio DYNAUDIO Excite: con amplificador digital y 400 vatios (640 7) y airbags laterales traseros (330 7).

Déjanos tus Comentarios