Prueba del SEAT 131 2000 CLX, como un señor

SEAT 131

Nos ponemos al volante de las grandes berlinas fabricadas en nuestro país, todo un SEAT 131 2000 CLX.

Los últimos meses los he disfrutado conduciendo berlinas modernas, recién llegadas al mercado. Pero cuando surge la posibilidad de probar el SEAT 131 2000 CLX ni te lo piensas. Necesitaba desintoxicarme de tanta modernez y volver a sentir lo que era una berlina de toda la vida.

SEAT 131

Vaya por delante que no tengo nada en contra de los coches modernos, pero sí es verdad que han iniciado una competición por ser los más tecnológicos del mercado, los que más botones tienen en el salpicadero, los que más cosas hacen por ti… Aunque me temo que lo peor no es eso, lo que menos me convence es ese afán por ser los más rápidos en toda circunstancia, lo que acaba penalizando el confort.

Además, y según en qué circunstancias, cuando buscan ofrecer esa comodidad, lo hacen a base de penalizar cualquier sensación de conducción.

Bendita espera

SEAT 131

Como decía mi añorado Julio de Santiago, y cito textualmente, “toda esta parrafada, me sirve para introducir a nuestro invitado”. Terminamos la sesión de fotos de los SEAT 127 en la Nave A122 de SEAT (del que ya publicaremos la prueba), y nos quedaban tres horas para coger el vuelo de regreso a Madrid. Por cierto, esta es la nave que hace unas semanas se salvó de un incendio que se produjo en las instalaciones de la fábrica de SEAT.

Bastó un vistazo por encima para elegir a mi ‘víctima’, así que abusando de la confianza, le pedí a Isidre una última hora fuera de programa, que todo hay que decirlo, aceptó encantado.

Nuestro invitado

SEAT 131

Con menos de 88.000 kilómetros en el marcador, este SEAT 131 2000 CLX Supermirafiori está en inmejorables condiciones. Se trata de una unidad incorporada con posterioridad a la colección de SEAT, no de las que fueron guardándose en su momento. Data de 1981.

Los SEAT 131 CLX, tanto la versión inicial 1800, como especialmente este 2000, estaban consideradas las berlinas deportivas del momento, lo que añade un plus de gracia a la prueba.

SEAT 131

En el caso concreto del 2000 CLX, la mecánica de 1.919 cm3 –está claro que la denominación 2000 es optimista– con doble árbol de levas en culata rinde unos buenos 114 CV a 5.800 vueltas, muy por encima de las cifras iniciales que ofrecían los primeros SEAT 131.

Aunque no alcanza los 180 km/h del 2000TC, llega a unos respetables 175 km/h, nada mal vistas las cualidades aerodinámicas del modelo. En ocasiones no somos conscientes del salto en el tiempo que el automóvil ha dado en ese sentido, que además ha ayudado a mejorar aspectos como el consumo.

Tanto el precioso color teja, como las llantas Cromodora, redondean una estética que, al que esto escribe, le encanta. Para mí, es la más bonitas de todas cuantas lució el SEAT 131, aunque seguro que más de uno los preferirá con doble óptica o con el monofaro original. El raro soy yo. Lo sé. A mí me gusta más el SEAT 124 Sport 1800 que el SEAT 1600. Con eso está todo dicho.

Salón rodante

SEAT 131

En el interior nos esperan dos cómodos butacones. De los de verdad, de los que se estilaban en los años 70 y 80 en las berlinas. Te sientas como en un sofá. Literalmente. Aunque a la hora de la verdad, no sujeten demasiado el cuerpo en zonas con curvas. Se agradece la sencillez del habitáculo, por comparación con el despliegue de los coches modernos. Aquí entiendes lo que ves, así de simple.

SEAT 131

Frente a nosotros, en tres espacios separados claramente, toda la relojería. A la izquierda, el velocímetro y a la derecha el cuentavueltas. El espacio central incluye las lecturas del aforador, la temperatura de aceite y un reloj horario. La palanca de cambios de plástico y con un fuelle generoso es toda una presencia, aunque lo que más llama la atención es la apertura corrediza de la guantera.

Personalmente, me parece una idea de bombero, pese a que te arranque una sonrisa al verla. También la regulación de los espejos retrovisores, ubicada tras la palanca de cambios, es peculiar por lo menos.

Hay que acomodarse en el SEAT 131

SEAT 131

Antes de ponernos en marcha, echamos un vistazo al sofá posterior, que casi invita a tirarse a lo largo si te coge en la hora de después de comer. El espacio es suficiente para tres adultos de talla media (1,75 m), aunque quien se ubique en la plaza central, se verá molestado por el túnel de transmisión.

En caso de viajar cinco ocupantes, lo que se nos quedará corto será el maletero, aunque también antes las maletas eran más pequeñas. Si pensamos que estamos ante un automóvil de 4,231 metros, veremos que el espacio está más que aprovechado. Pensemos que un Ford Mondeo 4 puertas actual mide 4.871 mm.

A los mandos

SEAT 131

Llega la hora conducir el SEAT 131 2000 CLX, algo que realmente me apetecía. Estoy seguro de que en algún momento en mi niñez me subí a uno de estos coches y quedé prendado de él. El recuerdo no ha permanecido en mi memoria, pero sí las sensaciones.

Arrancamos el paseo con el SEAT 131 y nos llaman la atención dos detalles: el perfecto manejo del cambio y lo juntos que están los pedales de acelerador y freno, quizá pensando en hacer punta-tacón, algo que en esta versión no procede, eso lo dejamos para los desarrollos de Abarth sobre los Fiat.

SEAT 131

No es una bomba, pero sí deja claro desde el principio que está preparado para hacer cruceros a una media generosa. Transmite una gran sensación de aplomo en todo momento, trasladándonos confort a raudales. Tiene un andar rotundo, como todo en el SEAT 131 y, si no enamora por su deportividad, sí nos dejó con ganas de hacer un viaje largo para paladearlo más tranquilamente.

Conclusiones

SEAT 131

En cualquier caso, en nuestra pequeña prueba, sí me quedó claro que el SEAT 131 es una berlina de primerísimo nivel en la que viajar con clase. Rodeado de SEAT 127/Fura, Renault 5, Volkswagen Golf y demás, la presencia que transmitía un automóvil como este era, efectivamente, de otra categoría.

Aún son poco apreciados por los aficionados, así que sus precios no llegan a superar los 5.000 euros, y eso en estas versiones superiores. Además, son coches que no han llevado una mala vida, por lo que dar con un buen ejemplar es relativamente sencillo.

Créeme si te digo que no te arrepentirás, que no todo en esta vida es correr, a veces hay que disfrutar del trayecto, hay que viajar como un señor.

Fotos: Jesús María Izquierdo

Fichas técnica SEAT 131 2000 CLX

SEAT 131

TIPO DE MOTOR Gasolina, 4 cilindros en línea con carburador
CILINDRADA 1.919 cm3
POTENCIA 109 CV a 5.800 rpm
PAR MÁXIMO 16 mkg/3.500 rpm
V. MÁXIMA 174 km/h
ACELERACIÓN n.d. (0 a 100 km/h)
CONSUMO n.d. l/100 km (mixto)
MEDIDAS  4.231/1.651/1.405
NEUMÁTICOS 185/70 R13
PESO EN VACÍO 1.070 kg

SEAT 131

Déjanos tus Comentarios