Prueba del BMW 220d Gran Tourer: la familia es lo primero

BMW 220d

Texto: Gregorio Arroyo / Fotos: Paloma Soria

Hace apenas unos años los monovolúmenes eran vehículos dominantes pero, como los dinosaurios, prácticamente se han extinguido de nuestras carreteras. En esta ocasión el ‘meteorito’ llegó en formato todocamino, fórmula que ha triunfado por diseño entre las nuevas familias. Y es una lástima, por que los primeros siguen siendo una opción confortable, práctica y hasta dinámica, si se trata de un BMW Serie 2 Gran Tourer. Este modelo se ha sometido a una cuidada renovación en su ciclo medio de vida que aprovechamos para probar en su variante diésel más potente: el 220d de 190 CV con aforo para siete plazas, un ‘enganche’ extra que motiva que este modelo sea más popular a nivel de ventas que su hermano pequeño, el Serie 2 Active Tourer, de cinco asientos.

Los cambios estéticos son más o menos evidentes en el exterior, con parrilla más generosa, escapes dobles más grandes y paragolpes rediseñados en nuestro aparente acabado M Sport, un capricho (5.900 € extra) no solo estético, porque añade detalles dinámicos como dirección deportiva y suspensión más firme, con muelles más cortos, que rebajan la altura del conjunto 10 milímetros para atenuar los balanceos de la carrocería y aminorar el centro de gravedad.

Diversas mejoras

BMW 220d

Dentro se refresca con asientos más confortables, nuevo cuadro de mandos tipo Black Panel e inédita palanca selectora electrónica para el cambio automático Steptronic, con convertidor de par y ocho relaciones. El resto permanece tal cual, con una segunda fila dotada de regulación longitudinal que facilita el paso a los dos asientos de la tercera, aptos para los más pequeños o para adultos en desplazamientos reducidos, más que nada para evitar perder amistades.

El portón eléctrico facilita las cosas y da acceso a un maletero que ofrece 145 litros con el cartel de aforo completo, 560 si utilizamos cinco plazas o 1.802 litros si jugamos al ‘tetris’ y abatimos todos los respaldos; el estor cubre-equipajes tiene un hueco bajo el piso para guardarlo si lo desmontamos.

BMW 220d

Esta versión 220d monta el conocido bloque dos litros de 190 CV, ahora biturbo y con mejoras en la inyección y en la recirculación de los gases de escape para ser más eficiente. Es un primor porque se muestra tan agradable, como resolutivo y económico: desde apenas 1.500 rpm su excelente par trabaja a destajo.

Además, es capaz de superar 4.000 vueltas sin desfallecer. Desde el asistente Driving Experience Control podemos elegir los programas de corte más familiar ECO PRO y Confort, que miran por nuestro bolsillo y por la comodidad del pasaje al modificar parámetros del motor, del cambio, de la dirección y de la suspensión adaptativa. El programa Sport completa la oferta y con él activado podremos disfrutar más del vehículo y sacarle más partido a su dinámica.

Bien compensado 

BMW 220d

Es un BMW y se nota en la puesta a punto. Pese a su corpulencia y peso, alcanza 220 km/h y acelera de 0 a 100 km/h en 8 segundos, de mérito. Auténtico devora kilómetros en autopista y carretera, y cuando llegan las curvas es más ágil de lo que parece. No obstante, su condición de tracción delantera no evita un talante subvirador (tiende a tirar de morro en virajes) si nos animamos mucho, pero en este formato eso no toca, pese a que los balanceos de carrocería están más controlados de lo que invita a pensar.

El cambio es muy rápido, tanto en modo Sport como con en manual (en la palanca o con las levas de volante), y la dirección es comunicativa y precisa, pese a 2,7 vueltas de volante entre topes. También brillan los frenos. Con calma y la familia, disfrutaremos de un confort sobresaliente y de un gasto real de 6,2 l/100 km (imposible a plena carga), sin más preocupación gracias al arsenal de seguridad (y conectividad) instalado, aunque muchos de esos elementos asomen a través de la carta de opciones.

BMW 220d

Ficha técnica del BMW 220d Aut. Gran Tourer M Sport

TIPO DE MOTORDiésel, 4 cilindros en línea, biturbo
CILINDRADA1.995 cm3
POTENCIA190 CV a 4.000 rpm
PAR MÁXIMO400 Nm entre 1.750 y 2.500 rpm
V. MÁXIMA220 km/h
ACELERACIÓN8,0 s (0 a 100 km/h)
CONSUMO4,6 l/ 100 km (mixto)
MEDIDAS4.568/1.800 / 1.608 mm
NEUMÁTICOS225/ 45 R18
PESO EN VACÍO1.630 kg
MALETERO145- 560 -1.802 l
PRECIO46.027 €
GAMA DESDE

CUOTA RENTING

30.400 €

770 €/mes

LANZAMIENTOMarzo 2018

Equipamiento del BMW 220d Aut. Gran Tourer M Sport

BMW 220d

De serie: suspensión y dirección deportivas; control de velocidad de crucero con función de frenado; faros de LED; sensores de aparcamiento traseros; portón trasero eléctrico; asientos delanteros deportivos; llantas de aleación de 17 pulgadas; asistente de frenada de emergencia autónoma  en ciudad; ordenador de viaje; climatizador bizona; ConnectedDrive para Apple y Android; control de presión del aire en los neumáticos; sensores de luces y lluvia; llamada de emergencia inteligente y servicios remotos para controlar funciones del vehículo mediante la aplicación BMW Connected.

Opcional: techo panorámico eléctrico (1.479 €); cámara trasera (473 €); Driving Assistant: incluye luz de carretera inteligente, alerta de cambio de carril y lector de señales de tráfico (1.006 €); asistente personal ConnectedDrive (296 €); Head-up display (710 €); navegación (1.526 €); Navegación
Plus (3.184 €); faros de LED adaptativos (592 €); cambio automático deportivo (177 €); suspensión adaptativa (189 €); retrovisor interior antideslumbramiento (201 €); pack retrovisores exteriores plegables eléctricamente (296 €); alarma con mando a distancia (568 €); reproductor de CD (118 €); audio con altavoces Hi-Fi Harman/Kardon (935  €) y sistema de carga inalámbrica para el móvil tipo Qi (473 €).

Déjanos tus Comentarios