Porsche Panamera 4S Diesel, a prueba: el mejor

Porsche Panamera 4S Diesel, a prueba: el mejor

El Porsche Panamera 4S Diesel es la mejor berlina de su categoría. Te descubrimos el porqué de esta contundente aseveración.

Porsche Panamera 4S Diesel: fotos

Dejando a un lado prejuicios y purismos deportivos sobre cómo ha de ser un Porsche, el Porsche Panamera 4S Diesel resulta sencillamente ejemplar. De hecho, es el automóvil más sensato en catálogo, hasta en diésel

Afirmar, así de entrada, que un automóvil es el mejor (de su clase, se entiende), puede resultar una osadía a ojos de muchos. Pero en el caso que nos ocupa no hay riesgo a equivocación: sencillamente, no existe otro vehículo capaz de hacer sombra al Porsche Panamera en ésta, su segunda generación.

Cierto: no sirve para salir a campo, como sí permiten los Porsche Cayenne y los Porsche Macan. Ni falta que hace. Su cometido es devorar kilómetros, si se puede como Alemania, a ritmo de infarto. Y hacerlo en un ambiente de mutismo total, con la precisión de un caro reloj suizo. Ojo, también sirve para afrontar tramos virados con total desparpajo.

Aquí surgirán dudas en las mentes puristas. ¿Un Porsche berlina? El dilema no es nuevo. A fin de cuentas, el primer Panamera data de 2010. Sí, hay quien sigue resistiéndose al concepto, pero ahora como nunca hará mal.

Porsche Panamera 4S Diesel: comportamiento

Porsche Panamera 4S Diesel traseraPorque si hay algo que sobresalga en este señor automóvil es un chasis, orfebrería en estado puro, que autoriza una marcha muy deportiva, apoyada en la tracción integral. Veamos: cinco metros de longitud y 2,2 toneladas largas en marcha, ¿para negociar curvas al ritmo de un Porsche 911? Pues casi casi.

De hecho, llevar rápido el Porsche Panamera 4S Diesel en una carretera de montaña termina siendo más fácil que hacerlo con el Porsche “de toda la vida”. La nobleza e inmediatez de reacciones son sublimes.

Más aún si, como en la unidad que ilustra estas prueba, equipa el interesantísimo eje direccional trasero con servodirección electrónica Plus (2.249 euros), que a ritmo rápido dirige levemente las ruedas traseras en el sentido de las delanteras para cerrar giros con más facilidad. Yendo despacio mueve las ruedas posteriores unos grados en sentido opuesto a las anteriores para mermar el radio de giro, de modo que pese a su notable envergadura maniobra bien en espacios angostos.

El Porsche Panamera 4S Diesel lleva de serie suspensión PASM neumática de firmeza y altura variables, con tres posiciones que alteran de forma apreciable el confort (elevado) en pro de un acusado dinamismo.

Se asocia al sistema 4D Chassis Control, ampliable con PDCC Sport de estabilizadoras activas y con el citado eje trasero direccional. Entre unos y otros es un tiralíneas, con una capacidad asombrosa para camuflar sus abultados peso y figura.

Otro parabién, como solo podía ser en un Porsche, es la frenada, contundente, casi de circuito. Más incisiva si, de nuevo, recurrimos a una carta de opcionales que da paso (previo pago de casi 10.000 euros) a los súper resistentes (cuando ganan temperatura) discos cerámicos PCCB.

Porsche Panamera 4S Diesel: motor

Porsche Panamera 4S Diesel barridoYa sabemos de su impecable compostura. Repasemos ahora la planta mecánica. El Porsche Panamera 4S Diesel se vale de un poderoso 4.0 V8 de gasóleo. Sí, diésel, hace años un sacrilegio en la marca y hoy otro tanto en los tiempos que corren y la dichosa contaminación. En datos: 422 CV y, más aún, un abultado par límite de 850 Nm que brota casi al arrancar (desde 1.000 rpm es constante hasta 3.250), como si fuese eléctrico.

Sobre el terreno, empuje incesante, demoledor, aunque tamizado por un aislamiento que filtra cualquier sonido, incluso deportivo… Solo el sistema de parada y arranque resulta abrupto.

Para gestionar una fuerza que pulveriza el paso de 0 a 100 km/h en poco más de cuatro segundos conecta un cambio automatizado de doble embrague PDK, con ocho marchas, mando secuencial y levas en volante.

¿Más? Claro, porque el paquete opcional Sport Chrono (2.046 euros) incluye función de máxima aceleración, cuatro modos de conducción y un botoncito, en el volante, que durante 20 segundos eleva la mecánica a su mejor perfil  para adelantar como un tiro.

Es tan suave y tan progresivo que, antes de darnos cuenta, ya circulamos muy por encima de la legalidad como si de una trepidante alfombra voladora se tratase.

Mientras, el consumo se mueve en parámetros más que asumibles. Y es que hablar en un automóvil así de un gasto promedio en torno a  8-9 l/100 km parece de risa. Es más, especificado con depósito de 90 litros (131 euros) el ordenador anuncia una autonomía cercana a ¡1.100 km! Optimista a la hora de la verdad y que permitiría ir de Barcelona a Madrid y volver antes de parar a repostar. Sin llegar a tanto, qué duda cabe, el alcance es uno de los grandes atributos del Porsche Panamera 4S Diesel, porque al ritmo que autoriza soñar con promedios similares en sus equivalentes de gasolina (hasta en el híbrido enchufable) es una quimera.

Porsche Panamera 4S Diesel: interior

Porsche Panamera 4S Diesel salpicaderoEl resto del coche iguala, cuando no mejora, su excelencia mecánica. El interior, por ejemplo, ofrece la suntuosidad de la mejor manufactura germana, ni más ni menos. Comenzando por un puesto de conducción propio del Airbus 380, a base de mandos capacitivos que eliminan buena parte de los botones clásicos, por mucho que obliguen a un período de adaptación para hacerse con todo de forma rápida y directa.

Porsche Panamera 4S Diesel: habitabilidad

En el Porsche Panamera 4S Diesel hay espacio para que cuatro adultos de buena talla viajen a placer. Y con su correspondiente equipaje claro, porque si bien el maletero es poco profundo, y la forma apaisada en la zaga limita introducir bultos algo voluminosos, no dejan de ser cerca de 500 litros básicos para introducir todo tipo de enseres.

En este punto, hay que ser rigurosos y señalar que el equipamiento no es su mayor fortaleza, o lo que es igual: para dejarlo a la altura de lo esperado en un producto que no baja de 132.000 euros habrá que poner sobre la mesa otros 20.000.

Ya elevado a tan opulenta galaxia habitará prácticamente en solitario, pues aunque sea por aproximación algunos de sus teóricos rivales se quedan cortos por motor y prestaciones, mientras que otros no logran igualar su deportividad o la contundencia general que despliega un modelo tan grande como efectivo.

Porsche Panamera 4S Diesel: conclusión

El Porsche Panamera 4S Diesel analizado es un modelo sin rival, más allá de competidores alejados por precio y prestaciones. Asumida su condición diésel, es un automóvil sublime, incluso deportivo por la efectividad del chasis.

Porsche Panamera 4S Diesel: valoración

Imagen: 4
Acabados: 5
Puesto de conducción: 5
Habitabilidad: 3
Maletero: 3
Motor: 5
Recuperación: 5
Prestaciones: 5
Dirección: 5
Caja de cambios: 5
Frenos: 5
Estabilidad: 5
Consumo: 3

*5 es lo máximo, 1 lo mínimo

Texto: Eduardo Cano.
Fotos: Paloma Soria

Porsche Panamera 4S Diesel: ficha técnica

Tipo de motor Diésel, 8 cilindros en V, turboalimentado
Cilindrada 3.956 cm3
Potencia 422 CV entre 3.500 y 5.000 rpm
Par 850 Nm entre 1.000 y 3.250 rpm
Velocidad máxima 285 km/h
Aceleración 4,5 s (0 a 100 km/h)
Consumo 6,7 l/100 km (mixto)
Medidas (L/An/Al) 5.049 / 1.937 / 1.423 mm
Neumáticos 265/45 R 19 (del) / 295/40 R 19 (tras)
Peso en vacío 2.125 kg
Maletero 495 l
Precio base 132.747 euros

 

Porsche Panamera 4S Diesel: equipamiento

DE SERIE. Faros LED; climatizador de doble ambiente; llantas Panamera de 19 pulgadas; alarma antirrobo; localizador de vehículo PVTS; servicios remotos para el vehículo; módulo Connect Plus con Apple CarPlay; módulo de navegación para PCM; dos bastidores para equipaje en maletero con red de almacenaje en zona de pies de pasajero delantero) y asientos parcialmente tapizados en cuero.

OPCIONAL. Airbags laterales traseros (451 euros); asistente de visión nocturna (2.563 euros); pack Sport Chrono (2.046 euros); cámara de visión trasera (719 euros); asistente de mantenimiento de carril e indicador del límite de velocidad (1.164 euros); Surround View (1.530 euros); control de velocidad de crucero adapatativo (2.615 euros); cristales térmicos aislantes (1.464 euros); eje direccional trasero con servodirección electrónica Plus (2.249 euros); faros adaptativos PDLS (1.046 euros); faros LED Matrix con PDLS Plus (2.210 euros); asientos delanteros adaptativos deportivos (3.583 euros); asientos delanteros eléctricos con 14 movimientos (2.040 euros); asientos delanteros y traseros ventilados con masaje (4.629 euros); acceso confort Porsche Entry&Drive (1.203 euros); calefactor remoto (2.027 euros); climatizador 4 zonas (1.687 euros); cortinilla eléctrica trasera (549 euros); cortinillas eléctricas ventanillas traseras (850 euros); ionizador (314 euros); techo panorámico con apertura eléctrica en la parte delantera (2.314 euros); alfombrillas (196 euros); paquete interior en aluminio pulido (850 euros); pintura color a elegir (8.499 euros); pintura metalizada (1.360 euros); volante calefactado (294 euros); audio Burmester High-End 3D Surround con 21 altavoces, subwoofer y 1455 W (7.414 euros); llantas de 21 pulgadas Sport Design con cubiertas delanteras 275/35 y traseras 315/30 (3.609 euros) y depósito de 90 litros (131 euros).

Déjanos tus Comentarios