Porsche 911 Cabriolet, prestaciones a cielo descubierto

Porsche 911 Cabriolet

Fiel a su cita, llega la versión cabrio del icono alemán. El primero se presentó en 1981 y se lanzó a la venta en 1982. Y desde entonces, todas las versiones del Porsche 911 han contado con una versión descubierta. Así, el nuevo Porsche 911 Cabriolet llega para disfrutar de la deportividad y prestaciones de este icono a cielo abierto. Se mantiene fiel a su techo de lona aunque la compañía ha trabajado para que la apertura y cierre sea más rápida: solo 12 segundos.

Como sucede con la versión ‘estándar’ del Porsche 911, llegará con dos primeras versiones: Porsche 911 Carrera S de tracción trasera y un precio de 154.395 euros y Porsche 911 Carrera 4S de tracción integral y un precio de 163.355 euros. En ambos casos cuenta con un motor bóxer sobrealimentado de seis cilindros que late con 450 CV y un par de 530 Nm. Ya está a la venta aunque no se ha indicado la fecha en la que se realizarán las primeras entregas.

Fiel a un estilo

Porsche 911 Cabriolet

El Porsche 911 Cabriolet se muestra fiel a la capota de lona. Se ha mejorado el sistema hidráulico para su despliegue, totalmente automático y que solo requiere de 12 segundos siempre que el vehículo no supere los 50 km/h. Además, la capota incorpora nuevos materiales para esta se mantenga rígida a altas velocidades y no le afecte el viento.

Porsche 911 Cabriolet

Mantiene la excelente planta que ya tenía la versión convencional presentada hace 6 semanas tanto a nivel dinámico como en las tecnologías de seguridad y prestaciones que ya incluía aquél. Sin embargo, se ha actualizado en algunos puntos para mejorar su respuesta a altas velocidades y no verse afectado por los cambios en los pesos ante la ausencia del techo rígido y la disposición de la lona sobre el eje trasero cuando está plegada.

Novedades en la versión cabrio

Porsche 911 Cabriolet

Por primera vez contará con el mismo ancho de vía en el eje delantero y trasero. Aunque mantiene llantas de diferente tamaño: de 20 pulgadas delante y 21 detrás. Otra innovación es la inclusión como opcional del chasis deportivo Porsche Active Suspensión Management (PASM) que equipa al Porsche 911 Cabriolet de una nueva suspensión más corta y rígida para una mejor respuesta cuando se intenta exprimir el potencial de sus 450 CV.

Muy útil será en estas situaciones la presencia del modo Wet de conducción, que alerta al conductor de la presencia de humedades en la carretera. Así, podrá adaptar si conducción a la nueva situación. Y prepara a los sistemas de control a la nueva disposición del asfalto.

Porsche 911 Cabriolet

También hay que resaltar las tecnologías que previenen (y frenan) ante una posible colisión con peatones y ciclistas, el sistema de aparcamiento con cámara trasera y el asistente de visión nocturna con cámara de imagen térmica. El sistema de infoentretenimiento se aloja en la pantalla táctil de 10,9 pulgadas que se dispone en el centro de un salpicadero comandado por líneas rectas de inspiración vintage.

Así se presenta el nuevo Porsche 911 Cabriolet

Déjanos tus Comentarios