El nuevo Peugeot 2008 va tomando forma (y se fabricará en Vigo)

Peugeot Quartz Concept

Tras el proyecto V20 de la fábrica de Citroën de Vigo se encuentra el nuevo Peugeot 2008, el sucesor del SUV de mayor éxito en nuestro mercado. Se trata del modelo que adentró a la compañía en este segmento que cada día tiene una mayor competencia pues ve cómo cada poco tiempo hay nuevas marcas que lanzan un opositor a líder de este espacio.

Poco a poco, ya se van sabiendo algunos detalles del nuevo modelo. Llama la atención que esta segunda generación se construya en Vigo y no en  Figueruelas, donde ya se ensamblan el Opel Crossland X y el Citroën C3 Aircross, sus equivalentes en tamaño en Opel y Citroën, sus marcas hermanas. Esto solo hace confirmar que el nuevo Peugeot 2008 llegará con una nueva plataforma (la que ya emplea el DS 3 Crossback) que posteriormente heredarán aquellos.

Más ligero y ágil

Las filtraciones que ha habido del proyecto desde Francia señalan que su tamaño se podría establecer en 4,20 metros, en la actualidad se establece en 4.159 mm; al mismo tiempo que aumenta su distancia entre ejes en 3 cm. Este aumento de tamaño y de espacio útil en el habitáculo se traduciría en una mayor comodidad para los inquilinos de sus asientos y un aumento en el tamaño del maletero. Las nuevas técnicas de ensamblaje y el empleo de nuevos materiales le permitirían rebajar el peso de su chasis en más de 100 kg.

i-cockpit Peugeot 508

En cuanto a las mecánicas, se esperan que aproveche los últimos propulsores del Grupo PSA de baja cilindras pero solventes en potencia y eficiencia. Así, deberían ser protagonistas los nuevos PureTech de gasolina de tres cilindros y 1,2 litros y se espera la inclusión de opciones diésel en la oferta comercial, así como la inclusión de la caja de cambios automática EAT8 de ocho relaciones. En cuanto a las nuevas tecnologías, también se espera la llegada de un motor eléctrico que podría tener una autonomía de 400 km, según señalan los medios galos.

Nuevo puesto de control

En cuanto al interior, podría adaptar la segunda generación del puesto de conducción Peugeot i-Cockpit, que ya emplea el nuevo Peugeot 508 (en imagen). Esto supondría una revolución, aunque no tanta como en otros vehículos pues el Peugeot 2008 ya utiliza la primera generación de este Peugeot i-Cockpit. Así, se vería un ambiente envolvente, con un volante de pequeño tamaño, una instrumentación completa y digital y una pantalla en el centro del salpicadero que podría alcanzar las 12,3 pulgadas y mantendría al coche conectado.

Déjanos tus Comentarios