¿Qué debes hacer si te roban el coche?

¿Qué debes hacer si te roban el coche?

Uno de los grandes miedos de los propietarios de un vehículo es ir a buscarlo un día y ver que no está donde lo habías aparcado. A pesar de que el robo de vehículos ha descendido un 50 % desde el año 1990, aún se producen 150 desapariciones diarias de coches.

No es alentador saber que España es el quinto país de Europa en el que más robos de vehículos se producen, por detrás de Italia, Gran Bretaña, Francia y Alemania. Estos son los pasos que tienes que seguir si te han sustraído tu automóvil:

1. Denuncia sin esperar ni un segundo

Tan pronto como descubras que tu coche ha desaparecido, acude a una comisaría de Policía para interponer la denuncia. Solo necesitarás llevar un documento de identidad oficial, como el DNI o el pasaporte, y saber la matrícula, la marca y el modelo del vehículo que te han sustraído.

Aunque muchas personas crean que es necesario aportar la documentación del vehículo, en realidad con la matrícula es suficiente, ya que, a través de ella, los policías podrán obtener el resto de los datos. En la denuncia detalla todo lo que tenías en el interior del vehículo, desde los extras que has instalado, como la documentación del coche o si habías guardado en su interior cualquier otro objeto de valor.

2. Informa a tu compañía de seguros

Mientras estás esperando para poder realizar la denuncia, ponte en contacto con tu aseguradora para comunicarles el robo del vehículo. Generalmente, te piden que envíes una copia de la denuncia a través de un e-mail o un fax que te facilitarán, lo que les permitirá abrir parte del accidente.

El lapso de tiempo habitual para iniciar los trámites que dan derecho a recibir la indemnización es de 30 días. Si tu coche aparece, te pertenecería y la aseguradora correría con los gastos de la posible reparación. Cuando pasa ese tiempo, si encuentran el vehículo puedes quedarte con la indemnización o devolverla y recuperar tu coche, de cuyo coste de reparación también se encargaría tu compañía de seguros.

3. Calcula el valor de la indemnización

robo coche

Habitualmente, en el caso de los vehículos que tienen hasta dos años desde la primera matriculación, las aseguradoras tienden a indemnizar con el pago de un vehículo con valor de nuevo. Por tanto, el dinero que recibirás será el que cueste comprar un coche igual al robado, incluyendo en esa cifra todos los impuestos.

Si el vehículo es más antiguo, según las condiciones recogidas en la póliza te compensarán por el valor de reposición del coche o con el valor venal, que es el dinero que hubieses obtenido al vender el coche justo antes del momento del accidente por su antigüedad, sin importar el estado en el que se encontraba.

4. Inicia los trámites para recibir la indemnización

Cuando haya transcurrido un mes natural desde el momento del robo, ya puedes iniciar los trámites para recibir la indemnización pertinente. Para ello, tienes que aportar un justificante del último pago del Impuesto Municipal de Circulación y solicitar un justificante de la baja temporal por la sustracción del automóvil y un informe de los antecedentes del vehículo.

El justificante del pago lo puedes obtener en el ayuntamiento que conste en el Permiso de Circulación. Por otra parte, el papel que corrobora la baja temporal, realizada automáticamente por la policía en el momento de interponer la denuncia, se solicita en la Dirección General de Tráfico.

5. Entrega todos los justificantes a tu aseguradora

Tu compañía aseguradora te requerirá que te acerques a una de sus oficinas con los documentos que constan en el punto anterior, el original de la denuncia, un documento de identidad válido en España y todas las llaves que tengas del coche.

Allí tendrás que firmar unos documentos transfiriendo el vehículo a nombre de la compañía por si el coche apareciese. Si esto ocurriera, la compañía está obligada a informarte para que decidas si prefieres quedarte con la indemnización o devolverla y quedarte con tu vehículo.

6. El peritaje

Los peritos tienen que realizar una valoración de tu coche para fijar el precio de la indemnización. Para ello, aplican unas tablas de depreciación según la antigüedad del vehículo. Aunque la indemnización no es negociable, sí puedes reclamar un cambio en la cantidad si no estás de acuerdo en el dinero que te ofrecen por tu vehículo transmitiendo tu queja mediante un escrito al Defensor del Asegurado, que es un servicio gratuito que tienen todas las compañías aseguradoras.

Si han transcurrido dos meses desde que has puesto la queja y no has obtenido respuesta, puedes elevarla a una instancia oficial superior, el Comisionado para la Defensa del Asegurado, cuya gestión también es gratuita. El trámite se alarga durante unos meses cuando, finalmente, recibirás una respuesta de esta institución y otra de tu aseguradora informándote de si acatan el dictamen o no.

Déjanos tus Comentarios