Opel tiene nuevo plan de lanzamientos: adiós Adam, Karl y Cabrio

Conducimos el Opel Corsa GSi, tu primer deportivo

Opel ha presentado su plan de lanzamiento de modelos para los próximos años y, aunque no habrá grandes sorpresas, sí que habrá vehículos a los que se le echará de menos por no tener continuidad. La firma germana, ahora propiedad del Grupo PSA, lanzará al mercado ocho novedades entre 2019 y 2020. Se centrará en los segmentos que más volumen de ventas representan, aparecerán las primeras versiones electrificadas de sus modelos y desaparecerán el Adam, Karl y el Cabrio.

Esta planificación forma parte de la estrategia Pace! por la que pretende electrificar todos sus vehículos en un plazo que termina en 2024. Así, en un plazo de cinco años habrá al menos una versión eléctrica o híbrida enchufable en cada uno los vehículos que compiten en el catálogo de la marca. Los primeros en llegar serán el Opel Corsa eléctrico (que se fabricará en la planta zaragozana de Figueruelas) y el Opel Granland PHEV, un híbrido enchufable. Ambos se presentarán a lo largo de 2019.

Importantes cambios en la oferta

Prueba Opel Grandland X Ultimate, lateral 2

Opel ha decidido centrarse en los modelos más rentables y que mayores ventas le suponen, al mismo tiempo que aclarará su oferta comercial. La quinta generación del Corsa llegará a los concesionarios en 2020 un año en el que también aterrizará la nueva generación del Opel Mokka X que se reposicionará en el mercado para diferenciarse mejor del Opel Crossland X, un todocamino apenas 6 cm más pequeño aunque más orientado a la conducción urbana.

Otro de los modelos que próximamente estrenará generación será el Vivaro, aunque no es seguro que el comercial ligero mantenga el mismo nombre con su renovación. La compañía se refiere a su sucesor como LCV que es como se denomina al segmento en inglés. Y se prevé que tenga versión para el transporte de pasajeros.

Adiós a tres modelos

coches urbanos

El Adam, el Karl y el Cabrio no tendrán continuidad. Se les dejará acabar su ciclo comercial y no tendrán reemplazo ni renovación. Los dos primeros tienen tamaños muy similares (3,69 metros y 3,65 metros respectivamente), con grandes capacidades de personalización y diversos acabados para que cada cliente encuentre el suyo. Sin embargo, el mercado no ha correspondido con la importante apuesta que la marca hizo por estos. La solución es que el nuevo Corsa ocupe su espacio.

Sin embargo, sí que serán muchos los que echen de menos al Opel Adam. Este modelo ha centrado las apuestas en el mundo de la competición de Opel en los últimos años con una presencia importante en certámenes nacionales de rallies con el Adam R2, en algunos países incluso hubo trofeos propios de este modelo organizados por la propia Opel. Con el adiós del Adam, este vehículo que ha servido de trampolín para jóvenes talentos se acabará.

Opel Cabrio

Por su parte, el Opel Cabrio, uno de los modelos que tuvo que cambiar su denominación en los países latinos pues su nombre original es Opel Cascada, es, en realidad, una variante descapotable del Opel Astra que tampoco llegó a gozar del acompañamiento del mercado a pesar de los diversos intentos que realizó la marca por levantarlo.

Déjanos tus Comentarios