Todas las opciones de carsharing que puedes encontrar en las calles de Madrid

Citroen emov enfermedades raras

En la actualidad, existen numerosas opciones de movilidad para desplazarse por el centro de las ciudades sin tener que recurrir a un vehículo privado. No solo hablamos del transporte público convencional (metro, autobús, cercanías, etc.), de los taxis o los vehículos con licencias VTC, sino que ahora existen compañías que fomentan el uso compartido de vehículos y el alquiler por minutos.

Ante esto, encontramos aplicaciones que facilitan que los usuarios compartan sus propios turismos con otras personas que van a realizar el mismo trayecto o similar y así compartir gastos, como sucede con BlaBlaCar. Sin embargo, hay otras compañías que permiten pagar solo por el uso que hagan los clientes del vehículo. Hablamos, en este caso, del carsharing, una alternativa de movilidad en la que cualquier persona puede disponer de un automóvil y pagar solamente por los minutos y los kilómetros que lo vaya a utilizar.

Seguro que muchos de los que leáis esto sabéis de lo que estamos hablando o, incluso, lo hayáis utilizado alguna vez. No obstante, ¿conocemos de verdad todo lo que ofrecen estas aplicaciones? ¿Cuál es la más barata? ¿Qué ventajas ofrecen? ¿Cuál es la más fácil de usar? Y, en definitiva, ¿cómo debo usarlas para obtener el máximo rendimiento? Te contamos al detalle todo lo que necesitas saber sobre las aplicaciones de carsharing más utilizadas en Madrid.

Car2Go

carsharing

Se puede decir que esta aplicación es la más popular de todo el listado. Cuenta con más de 3,5 millones de suscriptores en todo el mundo y de ellos, 211.000 se encuentran en la capital española. Es una empresa que está presente en 25 ciudades de 7 países diferentes y, en todos ellos, cuentan con una amplia flota de vehículos ecológicos.

En Madrid, ponen a disposición de los usuarios unos 500 automóviles y su plan es seguir ampliando su flota para poder extender su actividad y abarcar más territorio. Todos los modelos son Smart Fortwo eléctricos, pues buscan ofrecer un servicio útil, cómodo y a la vez respetuoso con el medio ambiente. Por ahora, los usuarios solo pueden utilizar los vehículos de Car2Go dentro del perímetro que determina la M-30, es decir, que siempre tendrán que recoger y dejar los vehículos en este área. No obstante, podrán circular fuera de esta zona si es preciso, siempre que vuelvan a la zona central para dejar el automóvil.

Los vehículos son biplazas, con tres puertas y maletero con una capacidad de 260 litros aproximadamente. Son modelos nuevos y, por ello, cuentan con tecnología avanzada para ofrecer la mejor experiencia a los clientes. Presentan navegador y quien quiera utilizar un modelo Car2Go ni siquiera necesita la llave, todo se realiza a través de la aplicación. Muestran un código que debes escribir en la App para abrir el coche y, una vez dentro, solo queda girar una llave de contacto para iniciar la marcha.

El servicio más económico

carsharing

Car2Go destaca por ser la aplicación de carsharing más barata. Para utilizar los vehículos, debemos registrarnos, compartiendo nuestros datos de contacto y vinculándolos a una cuenta bancaria para pagar el servicio. Darse de alta cuesta 9 €, aunque en realidad te hacen un primer cobro de 15 €; la diferencia, es decir 6 €, se te acumulan automáticamente en tu perfil para que puedas consumirlos según utilices los coches. La tarifa por minuto es de 0,21 céntimos. Y solo empiezan a cobrar cuando se inicia la marcha.

En caso de accidentes, es un vehículo a todo riesgo con franquicia de hasta 500 €, por lo que se ofrecen amplias coberturas. Asimismo, es posible utilizar uno de estos vehículos durante un día entero, abonando una tarifa fija de 59 €. Y se puede reservar con una antelación máxima de hasta 20 minutos.

Uso y funciones

carsharing

Izquierda: Mapa Car2go con todos los vehículos disponibles. / Derecha: mapa Car2go con especificaciones de tráfico.

Dentro de la aplicación, se muestra un mapa donde se señalan todos los vehículos disponibles. El usuario puede marcar el más cercano e, incluso, presentan un listado de todos sus coches, donde especifican el número de la matrícula, la distancia a la que se encuentra del usuario y el porcentaje de batería que le queda. En este caso, es importante señalar que cuando se finaliza el servicio, todos los usuarios deben garantizar que haya un nivel mínimo de batería, establecido en un 10%. Si esto no se cumple, se penalizará al cliente con un recargo de 50 €.

Asimismo, fumar en el coche también se penalizará con 50 € y cobrarán un recargo de 20 € por la gestión de multas.

Emov

carsharing

Esta compañía cuenta con una flota de 600 vehículos. Todos ellos son Citroën C- Zero de 67 CV, con capacidad para cuatro personas y maletero de 166 litros aproximadamente. También son automóviles nuevos o semi-nuevos, por lo que están completamente actualizados y pueden utilizarse dentro del perímetro de la M-30.

Por lo general, su planteamiento es muy similar al de Car2go. Darse de alta es posible en pocos pasos, todos son vehículos ecológicos y se muestran a través de un listado donde se especifica la matrícula, el porcentaje de batería que presenta y la distancia con respecto al usuario que quiera utilizarlos. Sin embargo, en esta aplicación es posible establecer unos filtros para especificar la búsqueda del vehículo en base a tus preferencias. Por ejemplo, puedes seleccionar “emov kids” y únicamente se mostrarán en el mapa los coches de Emov que están adaptados para viajar con niños. Asimismo, podrás escoger el vehículo según el porcentaje de batería que disponga.

carsharing

Tarifas

Esta aplicación también cobrará 9 euros a todos aquellos que se registren y presenta una tarifa por minuto de 0,24 €. No obstante, existe un límite de 50 kilómetros para disfrutar de este precio. En caso de superar esta distancia, la tarifa ascendería a 0,29 €/ minuto.

Todos los coches de Emov pueden reservarse con hasta 20 minutos de antelación y, en caso de que se vayan a utilizar durante un día entero, se fija la tarifa en 69 €. Como en Car2go, tampoco cobran el tiempo en el que el vehículo está estacionado e incluye un seguro a todo riesgo con franquicia de 500 euros, tal y como explican en el blog de Rastreator. Además, ofrecen la posibilidad de pagar un euro más en la tarifa si un usuario prefiere eliminar esta franquicia.

Otras normas

carsharing

Si va a utilizar un automóvil de Emov, debes saber que puedes aparcar tu coche en cualquier zona del centro de Madrid sin tener que pagar ticket de aparcamiento. En cambio, si aparcas en un párking privado o regulado por una barrera, la compañía puede sancionarte con 250 euros de multa.

Asimismo, otro aspecto a incluir en la letra pequeña del servicio es que debemos asegurarnos de que dejamos el vehículo con las ventanas cerradas. De lo contrario, nos exponemos a un recargo de 50 €.

Zity

zity carsharing

Quizás una de las características más llamativas de esta aplicación es que presenta las tarifas más altas, (0,26 €/ minuto) respecto a lo que ofrece la competencia. Sin embargo, compensan esto facilitando que todos sus clientes puedan registrarse de forma gratuita. Este proceso se lleva a cabo en una serie de pasos muy sencillos.

En primer lugar, se incluyen los datos de contacto, posteriormente se vincula esta información con una tarjeta bancaria o la forma de pago elegida por el cliente. Después, solo queda escanear el permiso de conducir, haciéndole una foto con la cámara del móvil, y realizar una sencilla prueba visual que consiste en seguir unos círculos con la mirada. Todo muy sencillo e intuitivo. Como peculiaridad, destacar que todos los usuarios, al registrarse, deben aportar su dirección postal, para que Zity pueda enviarles una tarjeta que les facilite el uso de estos vehículos cuando la conexión de su teléfono móvil no sea la adecuada.

Asimismo, el funcionamiento es simple. Solo debes elegir el coche más acorde a tus necesidades y más cercano a tu posición y disfrutar de él. Cuando des por finalizado el servicio automáticamente se cobrará en tu cuenta y no tendrás que realizar ningún trámite.

Un cinco plazas real

carsharing

Todos los modelos de esta compañía de carsharing son Renault Zoe con capacidad para cinco pasajeros incluyendo al conductor. Se muestran por orden de cercanía, cuando accedemos a la página de inicio de la aplicación y en esa misma pantalla también podemos ver el número de matrícula, el porcentaje de batería y los metros o kilómetros, que puede realizar con esa carga.

En este caso, sí cobran una tarifa por dejar el coche en stand by, aunque es mucho menor que la establecida para los minutos de uso. Hablamos de 0,09 céntimos de euro el minuto. En cambio, sí que ofrecen una tarifa para reservar el coche todo el día por 66 €.

En cuanto al seguro y la letra pequeña de su servicio, destacar que cuenta con una póliza a todo riesgo (con franquicia de hasta 90 €), y cobran un recargo extra de 40 € a aquellos clientes que finalicen el servicio y dejen el vehículo aparcado con menos de 10 km de autonomía.

Wible

carsharing

Esta compañía es una de las más recientes, con respecto a sus competidoras y ofrece el mismo servicio, salvando algunas diferencias. Por ejemplo, la primera de ellas es que, además de extender su actividad en la almendra central de la capital, está operativa en los siguientes lugares:

  • En la zona norte de Madrid, hasta Mirasierra, por lo que abarca zonas como Las Tablas o Sanchinarro.
  • En el este de la ciudad, abarcará todo el área comprendida entre la Calle Arturo Soria, hasta la Calle Alcalá y los barrios de Concepción y Quintana.
  • Por último, en el oeste de la capital, está operativo en todo el perímetro de Ciudad Universitaria y la M-30.

No obstante, la segunda peculiaridad más importante es que estos vehículos deben recogerse y dejarse dentro de las zonas WiBLE. Aunque también cuenta con tres puntos base en los que se pueden recoger y dejar: en los barrios de Villaverde, Las Tablas y en Pozuelo de Alarcón.

Uso y servicio

carsharing

Por el momento cuentan con 500 automóviles en su flota de vehículos y todos ellos son modelos Kia Niro híbridos enchufables, por lo que ofrecen una autonomía que supera los 600 km. Para darse de alta, solo es necesario aportar el DNI, escanear el carné de conducir y facilitar tus datos de contacto. Además, tendrás que hacerte una foto para que la aplicación pueda verificar tu identidad al momento. Después de estos pasos, ya podrías utilizar los coches de WiBLE.

Estos vehículos no cuentan con una llave, podrán abrirse desde la propia aplicación y, en cuanto a las tarifas, existen diferentes precios en función de cuánto dure la reserva. Por ejemplo, el coste por minuto es de 0,24 € y, si queremos disponer del automóvil todo el día, podremos hacerlo por solo 50 €. Asimismo, es importante destacar que existe un límite de 100 kilómetros para su uso. A partir de ahí la tarifa por minuto aumentará a 0,25 €.

Del mismo modo, si sufrimos un accidente en uno de los desplazamientos, como máximo se abonarán 99 € de franquicia.

Déjanos tus Comentarios