Una mujer estadounidense da a luz en el coche y lo sube a Instagram

A veces, el milagro de la vida no ocurre como lo habíamos imaginado. En algunos casos, dar a luz puede ser cuestión de horas o, incluso, acabar en cesárea, pero hay otros que ocurren tan rápido que pueden convertirse  en algo realmente difícil de controlar. Y sino, que se lo digan a Alexis Swinney, una mujer estadounidense de 25 años que dio a luz a su quinta hija en el coche, mientras iba de camino al hospital.

Al parecer, empezó a notar las contracciones propias del alumbramiento y, acompañada de su marido Dominique y tres de sus hijos, se encaminó inmediatamente al centro sanitario. Sin embargo, dichas contracciones empezaron a ser cada vez más fuertes, más continuas y duraderas. De modo que se vio obligada a tomar medidas desesperadas en pleno trayecto.

Un parto viral

Cuando Alexis se dio cuenta de que su quinta hija no iba a esperar hasta llegar al hospital, decidió desabrocharse el cinturón, ponerse de rodillas en el asiento del copiloto y dar rienda suelta a lo que su cuerpo le pedía; empujar. Su marido Dominique y sus hijos fueron testigos en todo momento de lo que estaba ocurriendo y no solo eso, sino que mientras conducía, su pareja lo grabó todo en vídeo. Un vídeo que, posteriormente, decidieron publicar en  las redes sociales, convirtiendo este momento familiar en todo un fenómeno viral en Internet. A día de hoy cuenta con más de 45.000 reproducciones.

Para muchas, esta puede ser un ejemplo de su peor pesadilla. Pero lo cierto es que la familia Swinney está agradecida de cómo llegó al mundo su último miembro. Tal como publicaba Alexis en el mensaje que acompaña a este momento, para ella fue una experiencia asombrosa. En concreto dijo: “honestamente, pienso que Dios me permitió dar a luz en el coche de forma segura, en vez de hacerlo en el hospital, porque  Él sabía que mi deseo era un parto sin interrupciones y lleno de hormonas entre el bebé y yo. Y es algo que el hospital no podía proporcionarme”.

Es más, aseguró: “la gente se sorprende y, a menudo, se disculpa por no haber llegado al hospital. No entienden que acabo de experimentar algo inigualable y que no podría haber imaginado. Fui testigo de cómo mi cuerpo tomaba el control y nació un bebé en mis manos”. Y añade, “tuve a mi marido y a mis hijos alrededor, y durante 5 minutos, abrazamos ese momento sin interrupciones. Nuestra familia ha preferido un caos único. Fue una locura, pero fue asombroso”.

Nacimiento y polémica

La familia Swinney al completo.

Así, aunque para esta familia procedente de Texas (EE. UU.) fue un momento muy especial, este parto ha generado una gran controversia en las redes sociales. Para empezar, el hecho de que se publique algo tan íntimo ha sido fuente de innumerables críticas hacia la familia. Pero, sobre todo, han criticado la actuación del marido ante el alumbramiento.

Por un lado, el vídeo muestra que el vehículo no se detiene en ningún momento. Algo que ya de por sí es peligroso dado que si hubiesen sufrido un accidente, Alexis y su bebé podrían haber salido gravemente perjudicadas, ya que ella no se encontraba en la posición adecuada para circular ni llevaba puesto el cinturón de seguridad. Pero, por otro lado, el conductor era quien estaba grabándolo todo en vídeo. Por tanto hablamos de que una de sus manos no sujetaba el volante (y esperemos que fuese un modelo automático, ya que si no, tendría series dificultades para cambiar de marcha ante un imprevisto), pero también hay que mencionar que no estaba prestando toda su atención a la carretera por presenciar el nacimiento.  Un hecho realmente peligroso tanto para la familia como para los demás usuarios de la vía.

Sea como fuere, finalemente todo salió bien. Madre e hija se encuentran en buen estado de salud, como hemos visto en sus siguientes publicaciones de Instagram. No obstante, lo que todavía no sabemos es si esta niña habrá venido con una multa de tráfico bajo el brazo.

Déjanos tus Comentarios