Nuevo motor gasolina 1.3 TCe para los Scénic y Grand Scénic

Nuevo motor gasolina 1.3 TCe para los Scénic y Grand Scénic

La marca lanza al mercado de un nuevo motor de gasolina de Renault: un propulsor turboalimentado que ha sido desarrollado conjuntamente por el Grupo Renault y Daimler y que contará con cuatro escalas de potencia: Energy TCe 115, Energy TCe 140, Energy TCe 150 y Energy TCe 160.

Esta nueva mecánica de gasolina de 1,3 litros, que será incluida en la gama de los Renault Scénic y Grand Scénic, irá asociada a una transmisión manual en el caso del Energy TCe de 115 CV, mientras que en las otras tres escalas de potencia, 140, 150 y 160, se ofertará tanto con caja manual de 6 velocidades como con otra automática EDC de 7 relaciones.

Producción nacional

Renault Grand Scénic dCi 130

Según la marca francesa, aunque será estrenado en primicia por los modelos familiares ya comentados Scénic y Grand Scénic, este motor de gasolina de Renault se irá incluyendo progresivamente en otros modelos de la gama del fabricante como el Renault Captur y Renault Kadjar, aunque podría llegar a otros modelos de Nissan, Dacia y Mitsubishi, el resto de integrantes de la alianza. Se producirá en las factorías de Valladolid, Sunderland (Reino Unido), Kolleda (Alemania) y Dongfeng (China).

Según la propia compañía, este nuevo bloque cuenta con un mejor par a bajo régimen y una mayor y constante disponibilidad de potencia a regímenes altos, todo ello con un consumo y unas emisiones contaminantes que se ven reducidas.  Comparado con el bloque Energy TCe 130, el nuevo motor ofrece un par máximo con 35 Nm más y está disponible en un rango dos veces más amplio, desde 1.500 hasta 3.500 rpm.

Estas cualidades han llevado a la compañía a pensar en este propulsor como la parte de propulsión de sus futuros motores híbridos.

Algunas novedadesRenault Grand Scenic Initiale Paris

Entre las nuevas tecnologías que incluye este bloque inédito, Renault destaca la tecnología de revestimiento de los cilindros “Bore Spray Coating”, procedente del motor del Nissan GT-R y que se encarga de mejorar la eficiencia al reducir la fricción y optimizar la conductividad térmica.

También destaca otras tecnologías que le permiten reducir los consumos y las emisiones, como la inyección directa de gasolina, cuya presión aumenta 250 bares y cuya mezcla con el aire ha sido optimizada con una concepción específica de la cámara de combustión.

También cuenta con la tecnología “Dual Variable Timing Camshaft” para el control y la gestión de las válvulas de admisión y de escape en función de la demanda del motor, lo que provoca lo mencionado anteriormente, un par bajo mayor y un par disponible más lineal a alto régimen.

Déjanos tus Comentarios