Seis mitos sobre los radares

Seis mitos sobre los radares

Aquí tienes una selección de los mitos más habituales sobre radares.

En conversaciones familiares o de amigos, seguro que han surgido muchos mitos sobre los radares. La gente piensa que dice la verdad, pero, en realidad, no es así. No te creas todo lo que te digan que al final, al que le llega la multa es a ti. Y a nadie le agrada tener que pasar por el banco por un mal entendimiento de las normas, o porque alguien te ha engañado.

Conoce aquí los seis principales bulos acerca de los cinemómetros.

No multan de noche y con mal tiempo

Los radares tienen un flash para captar la matrícula en condiciones de poca luz o de noche. Si llueve, también se activan, aunque es verdad que, en algunas ocasiones, la foto no sale nítida y carece de validez. Mejor no jugársela

Los fijos solo vigilan un sentido de la circulación

No suelen ser los más habituales, pero hay algunos, instalados en las medianas, que multan en ambas calzadas. Tampoco vale con pegar el frenado justo al llegar a su altura para después volver a acelerar y tomar la velocidad que apetezca.

Poniendo un CD en la parte trasera del coche o aplicando laca en la matrícula, no sale bien la foto

En ambos casos, a las actuales cámaras digitales no les afectan los deslumbramientos. Las matrículas están diseñadas para que puedan ser captadas por las cámaras de vigilancia.

los-mitos-de-los-radares-2

En todas las cabinas hay un radar

No todas albergan un cinemómetro. De hecho, un tercio de las cajas que deberían albergar uno están vacías. Sin embargo, no se sabe cuáles tienen radar y cuáles no.

Hay radares en las puertas laterales de los vehículos e, incluso, en los quitamiedos

Son fotos falsas que circularon hace años por Internet. Los tipos de radar existentes son los fijos, los móviles, los de tramo, los ubicados en los semáforos y los pegasus. Los radares móviles están en el frontal, pero no en una puerta.

Todos los radares fijos están señalizados

Los de los ayuntamientos y los de las comunidades autónomas no tienen por qué estar avisados previamente. Así que mejor, mantenerse dentro de los límites establecidos.

los-mitos-de-los-radares-3

Déjanos tus Comentarios