MINI Sharing: la nueva app de MINI con la que podrás compartir tu coche

MINI Sharing: la nueva app de MINI con la que podrás compartir tu coche

MINI lanza en España MINI Sharing, una app con la que abandera la tendencia de la movilidad personal compartida. Se trata de un servicio mediante el que los propietarios de un MINI tienen ahora la posibilidad de compartirlo con hasta diez personas más de su elección, siempre que no lo estén utilizando ellos mismos.

De este modo, la marca ofrece a sus clientes la posibilidad de sacarle el máximo partido a su vehículo, sin que esto suponga un gasto adicional. Pero también amplían las competencias de la compañía para no ser solo fabricantes de coches, sino un auténticos proveedores de movilidad.

Es importante destacar que no todos los vehículos de la firma pueden hacer uso del MINI Sharing; únicamente está habilitado para la gama de modelos que se hayan producido a partir de marzo de 2018.

¿Cómo funciona?

MINI ha desarrollado esta aplicación con el fin de que sea lo más sencilla e intuitiva posible para sus usuarios. Todos ellos deben elaborar un perfil, especificando si es el propietario del vehículo o uno de los diez que podrán hacer uso de él y, posteriormente, se llevará a cabo el procedimiento de reserva.

El dueño del coche será quien proporcione los horarios y las fechas disponibles a los otros conductores y, además, tendrá la opción de especificar las condiciones que quiere que sigan si hacen uso de su automóvil. Por ejemplo, puede prohibir que fumen en el interior de su vehículo, establecer si desea que los usuarios rellenen el depósito en función de lo que gasten, etc.

Es el propietario quien debe establecer previamente quiénes son los que tienen su aprobación para conducir su MINI y el límite son 10 usuarios. Aunque estos pueden variar según el criterio del dueño. La experiencia de conducir estos vehículos comienza enviando una petición de reserva al propietario, que este validará. Pero para que todo sea aun más rápido, la app ofrece la posibilidad de que aquellas personas incluidas como VIP por el propietario puedan reservar el coche al instante.

Después, el usuario puede conocer dónde está aparcado el vehículo exactamente gracias al mapa que le proporciona la aplicación (dicho mapa también le facilita la ruta más rápida para encontrarlo). Asimismo, es importante señalar que quien vaya a utilizar el coche no tiene por qué reservarlo durante días o semanas, pues la nueva app de MINI también da la opción de reservarlo por horas.

No es necesario llevar las llaves encima, porque la propia aplicación permite abrir y cerrar el vehículo e incluso arrancarlo vía Bluetooth. Una vez que la conducción termina, el MINI se devuelve a su propietario, dejándolo en la zona acordada. En el momento en el que la reserva finaliza y el coche se ha cerrado, la app crea de manera automática un informe con los datos del trayecto.

Ahora, la pregunta estrella… ¿cuánto cuesta?

Este servicio de movilidad compartida se proporciona a los propietarios de MINI por un precio de 99 €. Es una tarifa establecida para los tres primeros años y, según la demanda, establecerán nuevos precios y ofertas en un plazo de tiempo más amplio.

Sin embargo, otro punto a destacar es el seguro que deben contratar los propietarios para poder disponer de las ventajas de esta aplicación. Para ello, MINI ha establecido un seguro específico con Mapfre cuyo precio es de 730 € + 450 € de franquicia. Es una tarifa que contempla cualquier tipo de incidencia, es decir, se establece como “a todo riesgo” y ampara a todos los conductores. Igualmente, será el mismo seguro para cualquier coche de la gama que disponga de la tecnología de MINI Sharing.

MINI ofrece la posibilidad de compartir el gasto

Al igual que la compañía permite que sus clientes compartan con su familia y amigos la experiencia de conducir un MINI, también posibilitan asumir parte de los gastos conjuntamente. Esto se traduce en que, después de utilizar el coche, el usuario autorizado puede abonar al propietario una cantidad aproximada (vía PayPal) de lo que ha costado su desplazamiento. Decimos puede porque es el usuario quien decide pagarlo o no, voluntariamente. Ahí entran en juego, por tanto, los acuerdos personales a los que llegue el propietario con sus conocidos.

En principio, en MINI Sharing establecen una tarifa de 30 céntimos por kilómetro, una cantidad estipulada por la marca que pretende evitar que el propietario pierda dinero al compartir su coche. En otras palabras, es una manera de amortizar el gasto de combustible o el desgaste que pueda tener el vehículo con el uso.

¿Dónde se puede utilizar?

Madrid ha sido elegida a nivel mundial para probar dicha app. MINI es la primera marca en el mundo que se aventura con un proyecto de estas características y, por ello, han delimitado su uso a la capital para tener más controlado su funcionamiento y las sensaciones de los usuarios. No obstante, el objetivo es poder extender su uso a todo el territorio español, siempre que logren buenos resultados.

 

Déjanos tus Comentarios