Mercedes-Benz GLS: “panzer” colosal

Mercedes-Benz GLS: “panzer” colosal

Además de cambiar de nombre, el Mercedes-Benz GLS estrena estética y equipamiento, y los motores mejoran en prestaciones y eficiencia. Las primeras unidades se entregarán en marzo.

Tras los nuevos GLC y GLE, ahora le toca el turno de renovación al Mercedes-Benz GLS, que sustituirá al GL, no solo cambiando de nombre, sino también con otros convincentes argumentos. Lógicamente, la estética ha experimentado una interesante evolución, plasmada, principalmente, en el frontal y en el habitáculo, donde se estrenan el volante y las salidas centrales de aire. Además, la pantalla central varía de posición en la consola y se ha añadido el mando táctil utilizado en otros modelos de la marca de la estrella.

Mejor en consumos y prestaciones

mercedes-benz-gls-2

Se sigue apostando por la misma familia de motores, si bien, se ha trabajado en ellos para mejorar los consumos y las prestaciones. La opción turbodiésel, para la versión 350 d 4MATIC, es una mecánica de 3,0 litros de cilindrada y seis cilindros en V, que desarrolla 258 CV. Ahora consume 7,1 litros cada 100 kilómetros, tres décimas menos que anteriormente.

Los propulsores de gasolina, todos turboalimentados, emplean seis y ochos cilindros en V. El utilizado en la variante 400 4MATIC es un V6, de 3,0 litros, que registra 333 CV. Hay uno intermedio, un V8 de 4,7 litros, que entrega 455 CV, para el 500 4MATIC, mientras que el tope de gama lo fija otro V8, pero de 5,5 litros de cilindrada y 585 CV, destinado al 63 AMG. Los dos últimos son, respectivamente, 20 y 28 CV más potentes que antes.

Nueva transmisión “9G-TRONIC”

mercedes-benz-gls-3

El nuevo cambio automático con convertidor de par, de serie en todas las versiones, excepto en la 63 AMG, tiene nueve velocidades y se denomina “9G-TRONIC”. El AMG continúa con la transmisión “AMG Speedshift PLUS 7G-TRONIC”, también con convertidor de par.

Se puede variar la respuesta del vehículo con un control dinámico de la conducción que posee cinco modos: “CONFORT”, “SPORT”, “SUELO RESBALADIZO”, “INDIVIDUAL” y “OFF-ROAD”. Según el elegido, se modifica el funcionamiento del motor, el cambio, la dirección y la suspensión neumática “AIRMATIC”, que es de serie. Para los más aventureros, se dispondrá del paquete opcional “Off-Road”, con reductora, bloqueo del diferencial central, programa “OFF-ROAD+” y aumento de las cotas todoterreno: 30’6 centímetros de altura libre al suelo y 60,0 de profundidad de vadeo.

Imagen y tacto deportivo

mercedes-benz-gls-5

Opcionalmente, el Mercedes-Benz GLS puede equipar el sistema “ACTIVE CURVE SYSTEM”, compuesto por barras estabilizadoras activas, que reducen el ángulo de balanceo de la carrocería en curvas y amplían las posibilidades en el campo.

La línea “AMG Line Interior” incluye, por primera vez en el GLS, asientos deportivos en napa, un volante deportivo multifunción de tres radios, también en napa, de color negro, esferas en la instrumentación con diseño de bandera de meta y pedales deportivos de acero inoxidable.

Ya se pueden formalizar pedidos del Mercedes-Benz GLS, de siete plazas, y las primeras unidades se entregarán en marzo. Ampliaremos la información cuando nos pongamos al volante de este colosal modelo.

MERCEDES-BENZ GLS 350 d 4MATIC
Tipo de motor Diesel, 6 cilindros en V, turboalimentado
Cilindrada 2.987 cm3
Potencia 258 CV a 3.400 rpm
Par máximo 620 Nm entre 1.600 y 2.400 rpm
V. máxima 222 km/h
Aceleración 7,8 s
Consumo 7,1 l/100 km (mixto)
Medidas 5.130 / 1.934 / 1.850 mm
Neumáticos 265 / 60 R 18
Peso en vacío 2.380  kg
Maletero 680 l

Déjanos tus Comentarios