Mercede-Benz GLC Coupé, ligera actualización del SUV coupé compacto ahora con etiqueta ECO

Mercedes-Benz hibrida y actualiza el GLC Coupé se verá en el Salón de Nueva York.

El nuevo Mercedes-Benz GLC Coupé llegará en el próximo Salón del Automóvil de Nueva York. Este SUV con silueta coupé se renueva incorporando nueva tecnología de seguridad, mecánica y refinando su aspecto. El modelo destaca por su caída de techo de estilo coupé, los detalles en cromo y el diseño robusto.

Ahora incorporará de serie faros con tecnología LED, denominados por la marca LED High Performance, modificando ligeramente la estética del frontal y la firma lumínica.

Más cambios internos que externos

El habitáculo integra un nuevo cuadro de instrumentos digital, compuesto por una pantalla de 12,3 pulgadas. Existirá un nuevo acabado interior de color gris magma y el volante se ha sustituido por el que se ha incorporado en los últimos lanzamientos de la marca incorporando mandos táctiles y los controles del control de crucero adaptativo.

Esta actualización ha servido para introducir el sistema MBUX (Mercedes-Benz User Experience) con el que es posible controlar diferentes aspectos del vehículo desde los mandos del volante así como mediante comandos de gestuales o de voz. Este último responde con un simple “Hola Mercedes”.

Otra incorporación importante son los sistemas de seguridad adicionales. Estos son la alerta de salida del vehículo, función “carril de emergencia”, cámara de 360 grados y el asistente a la maniobra con remolque.

Motorizaciones híbridas

Desde el momento del lanzamiento estarán disponibles diferentes motores de nueva factura, más adelante se irá completando la oferta con más propulsores. Ahora todos los motores cumplen con la normativa Euro 6D, gracias a un filtro de partículas mejorado y a la revisión del sistema de catalizador SCR.

Por su parte, los motores de gasolina reciben su primera dosis de electrificación (todos ellos son “mild-hybrid”), mediante la integración de un sistema eléctrico de 48 voltios y un alternador capaz de apoyar al motor térmico en momentos de máxima exigencia y consumo. También está capacitado para recuperar energía.

No renuncia al diésel

Comenzando por los de ciclo diésel, tendremos las versiones Mercedes-Benz GLC Coupé 200d, 220d y 300d. Todas ellas 4Matic, es decir con tracción a las cuatro ruedas. La versión de acceso tendrá 163 CV de potencia con un par máximo de 360 Nm.

Se trata de un cuatro cilindros en línea de dos litros de cilindrada.  Este motor homologa un consumo de 5,2 a 5,5 litros de  combustible necesario para recorrer 100 km (según cambio manual o automático).

on idéntico nivel de consumo homologado y cilindrada nos encontramos con las versión 220d, esta vez con 194 CV de potencia y 400 Nm de par máximo.

Por último, el motor más potente de los diésel continúa siendo un cuatro cilindros en línea. Para esta versión se ha logrado exprimir el motor hasta los 245 CV de potencia y 500 Nm de par máximo. Aunque su consumo homologado se eleva hasta los 5,8 l/100 km.

Mild-hybrid en gasolina de 4 cilindros

Las versiones de gasolina se corresponden con las nomenclaturas 200 y 300, ambos son propulsores de cuatro cilindros en línea y hacen uso del sistema híbrido EQ Boost de Mercedes-Benz. Al mismo tiempo, ambos cuentan con tracción total 4Matic.

El primero de estos motores es capaz de aportar 197 CV de potencia y 320 Nm de par máximo desde el propulsor térmico. El sistema híbrido compuesto por un alternador/motor de arranque y apoyo puede aportar hasta 150 Nm más de par y 13,41 CV de potencia. Logra homologar un consumo medio de 7,1 a 7,4 litros de combustible necesarios para recorrer 100 kilómtros.

La segunda de estas motorizaciones, la más potente, es capaz de aportar desde el motor térmico 258 CV de potencia y 370 Nm de par. Los datos referentes al sistema híbrido y consumos son los mismos. Una razón de peso para asegurar  que se trata del mismo propulsor con diferentes cambios para lograr mayor potencia.

Chasis adaptativo

De serie se incorporan amortiguadores adaptativos que logran mejorar el comportamiento del vehículo. Adicionalmente es posible contar con un sistema denominado Dynamic Body Control por la marca.

Este incorpora un sistema de amortiguación adaptativa más complejo y diferentes modos de funcionamiento. Por encima quedaría la suspensión neumática Air Body Control que sustituye el sistema de amortiguadores y muelles por valonas de aire comprimido.

Déjanos tus Comentarios