El BMW i2 y el Mercedes EQA podrían ser los primeros modelos que desarrollen juntos

2024 es la fecha marcada por BMW y Daimler para mostrar su primer vehículo conjunto, un eléctrico.

La colaboración firmada entre BMW y Daimler (Mercedes-Benz) dará lugar a dos nuevos modelos con elementos compartidos. Esta alianza se creó para el desarrollo de vehículos eléctricos y de la conducción autónoma.

El resultado será la incorporación a sus correspondientes gamas de un BMW i2 y un Mercedes-Benz EQA, dos nuevos modelos que abrirán el urbanos a ambas marcas alemanas. Esto se traduce en una fuerte apuesta por la movilidad urbana eléctrica por parte de ambas compañías.

El segmento que más crece

El segmento de los utilitarios se mantiene en auge gracias a la incorporación de novedades eléctricas. No se trata del segmento en el que más modelos haya, sino del que mejor se adapta a las capacidades de los vehículos eléctricos. El nuevo modelo, fruto de la colaboración de ambos fabricantes alemanes, se introduciría directamente en este.

Se trata de un automóvil con un precio que rondará los 30.000 euros más pequeño que el BMW Serie 1 y mayor que un BMW i3, en la firma de la estrella se situaría entre el smart forfour y el Mercedes-Benz Clase A. Ambos espacios están sin representación de ninguna de las marcas en la actualidad.

¿Qué será de MINI?

MINI presentó su MINI Cooper SE, la versión eléctrica del icono británico. Es cierto que podríamos pensar que esta es la forma de BMW para estar en el segmento de los utilitarios eléctricos, pero se trata de un desarrollo de los chicos de Oxford que no portará en ningún caso el logo de la bandera de Bavaria.

En consecuencia, BMW desarrolla, no sólo un modelo para su gama, también la incorporación de nuevas tecnologías, una red de carga y diferentes elementos que puedan llevar a una gama completamente eléctrica en BMW.

Plataforma dedicada

Los nuevos modelos eléctricos fruto de esta colaboración tendrán una plataforma dedicada desarrollada de forma conjunta, aunque un diseño completamente diferenciado en cada una de las marcas. Cada uno de ellos realizará una propuesta única basada en los cánones establecidos por la marca.

Para ambos el año de lanzamiento será 2024, por lo que todavía nos quedan cinco años de espera. Tiempo que se traducirá en desarrollo de los modelos. La autonomía mínima se ha fijado en 300 kilómetros, más que suficiente para realizar desplazamientos ordinarios.

El objetivo de ventas también es conjunto y ambicioso, estableciendo las 500.000 unidades comercializadas entre ambos modelos.

Importante carga tecnológica presente

Por el momento no se ha hablado de baterías de estado sólido ni nuevas invenciones, por lo que esperamos que su fuente de alimentación continúe siendo un paquete de baterías de ion-litio, la misma tecnología que utiliza Tesla en sus modelos.

Por otra parte, la inversión del grupo Daimler en la marca americana puede estar dando sus frutos para estos nuevos lanzamientos. Si los modelos de Tesla integran algunos mandos de Mercedes-Benz, ¿por qué no iba Daimler a traer tecnología desarrollada por los americanos a sus modelos europeos?

Déjanos tus Comentarios