Mercedes-AMG Project ONE: un F1 de calle con más de 1.000 CV

Mercedes-AMG Project ONE: un F1 de calle con más de 1.000 CV

 

Mercedes-AMG celebra este año el 50 aniversario de la marca AMG, un hito tan importante en la historia de la marca que han decidido celebrarlo por todo lo alto con este superdeportivo que utiliza toda la experiencia de la marca en la categoría reina del automovilismo: la Fórmula 1.

Mercedes-AMG Project ONE: fotos

Impresionante. Esa es la primera palabra que seguramente se te venga a la cabeza al ver este superdeportivo. El frontal con enormes tomas de aire a lo ancho del vehículo o la chimenea derivada de la F1, así como la aleta y el difusor trasero con salida de escape central redondean un coche increíble en todos los sentidos.

Según fuentes de la propia marca, es la primera vez que se incorpora la tecnología híbrida de la Fórmula 1 en un modelo de carretera prácticamente sin modificaciones. Esta tecnología lleva a este modelo híbrido a desarrollar más de 1.000 CV de potencia y una velocidad máxima que superará los 350 km/h. Todo ello con un “envoltorio” monocasco de fibra de carbono ultraligera y resistente.

Para alcanzar estas cotas de potencia y prestaciones, el Project ONE de Mercedes utiliza un sistema de propulsión híbrida enchufable formada por un motor de combustión sobrealimentado junto a cuatro propulsores eléctricos.

El sistema híbrido viene acompañado, por tanto, de un sistema de tracción integral variable AMG Performance 4MATIC+ con un eje trasero de propulsión híbrida y un eje delantero de propulsión eléctrica.

El primero de los motores eléctricos se encuentra integrado en el turbocompresor, el siguiente se está situado junto al motor de combustión, unido al cigüeñal, y los otros dos restantes se utilizan para propulsar las ruedas delanteras.

Estos dos últimos, los del eje delantero, permiten acelerar y frenar por separado las dos ruedas delanteras y, por lo tanto, configurar la distribución del par motor en el conocido como Torque Vectoring.

El sistema de propulsión eléctrico se complementa con este motor de gasolina V6 y 1,6 litros de cilindrada con inyección directa y turbocompresor sencillo, que deriva directamente del monoplaza de Fórmula 1 del equipo Mercedes-AMG petronas y que alcanza un régimen máximo de 11.000 rpm.

Gracias a su tecnología derivada de la F1, el motor cuenta con un turbocompresor de alta tecnología. Este incluye una unidad MGU-H, como suelen denominarse en el argot de la competición, que permite impulsar la turbina del turbo hasta un régimen de 100.0000 rpm.

Gracias a este sistema, Mercedes-AMG afirma que el tiempo de reacción del acelerador se reduce considerablemente y es más corto que en un motor V8 atmosférico. Además, este sistema, como ya ocurre en la competición, aprovecha la energía de los gases de escape para generar electricidad con la que alimentar la batería de iones de litio o para utilizar en otro de los motores eléctricos como propulsión adicional.

Junto al MGU-H, el Project ONE incorpora además una unidad MGU-K. El propulsor eléctrico situado junto al motor de combustión, que desarrolla una potencia de 120 kW, incluye un cigüeñal mediante un engranaje de ruedas dentadas rectas que permite mejorar la eficiencia del propulsor.

El rendimiento térmico del motor de combustión interna con el turbocompresor eléctrico (MGU-H) y el motor eléctrico en el cigüeñal permite alcanzar hasta un 40 % de eficiencia.

Asociado al sistema de propulsión híbrido se encuentra una transmisión manual automatizada de 8 velocidades cuyo  mando del cambio es hidráulico y puede accionarse tanto con levas como de forma automatizada. Asimismo, el modelo incluye distintos modos de conducción, desde el régimen exclusivamente eléctrico hasta uno de alto rendimiento que logra acelerar de 0 a 200 km/h en menos de 6 segundos.

El sistema de almacenamiento de las baterías, su disposición y su sistema de refrigeración son también similares a los utilizados por el monoplaza de Fórmula 1, aunque el número de celdas será superior para poder satisfacer las necesidades de la conducción del día a día.

Para entrar en contacto con el asfalto, el modelo está equipado con llantas de tamaño 10,0J x 19 con neumáticos Michelin Pilot Sport Cup 2 de medida 285/35 ZR 19 delante y 12,0J x 20 con gomas de 335/30 ZR 20. Estas ruedas incorporan frenos cerámicos de alto rendimiento.

El interior intenta prescindir de elementos superfluos que aumenten el peso de conjunto. Cuenta con dos pantallas de 10 pulgadas como sistemas principales y dos asientos tipo baquet integrados en la estructura del vehículo y un túnel central de grandes dimensiones que separa a conductor y acompañante.

Pro otro lado, el volante (con airbag) viene con un diseño con sección superior e inferior plana horizontal al estilo de la F1 e incluye controladores integrados programables para reglar ajustes como los programas de conducción, los reglajes del tren de rodaje.

El interior equipa también aire acondicionado, elevalunas eléctricos y sistema de infoentretenimiento COMAND, además de dos compartimentos tras los asientos para objetos de pequeño tamaño.

Por el momento, Mercedes-AMG no ha realizado ningún anuncio sobre la producción o el precio del nuevo Project ONE, aunque a buen seguro que se realizará una tirada limitadísima con un precio que presumiblemente alcanzará varios millones de euros.

Déjanos tus Comentarios