Mercedes-AMG GT S Roadster 2018, una gama media… de 522 CV

Mercedes-AMG GT S Roadster 2018, una gama media… de 522 CV

El Mercedes-AMG GT S Roadster 2018 de 522 CV llega para completar la oferta del Mercedes-AMG GT. Aparece para posicionarse entre la versión de acceso al modelo, de 476 CV, y el Mercedes-AMG GT R de 557 CV. Y se lanza en su versión descapotable.

Mercedes-AMG GT S Roadster 2018, una gama media… de 522 CV (fotos)

Con la llegada de este nuevo modelo, la familia AMG GT alcanza la docena de miembros: cuatro coupés de dos puertas, tres roadster, dos vehículos de competición para clientes privados y tres coupés de cuatro puertas.

Así trata de domar Hamilton el Mercedes-AMG GT R

Mercedes-AMG GT S Roadster 2018, portentosa mecánica

Mercedes-AMG GT S Roadster 2018

El nuevo deportivo biplaza de Mercedes-Benz disfruta de una mecánica V8 biturbo de 4,0 litros y 522 CV (con un par máximo de 670 Nm entre las 1.900 y las 5.000 rpm), que le permiten acelerar de 0 a 100 en 3,8 segundos y alcanzar una velocidad punta de 308 km/h. Los dos turbocompresores se sitúan en el interior de la V del motor gracias a un diseño compacto, al mismo tiempo que la configuración del propulsor le dota de una rápida respuesta.

El control y la entrega del régimen de potencia se harán mediante un cambio automático de 7 relaciones de perfil deportivo (AMG Speedshift DCT 7G). Hay que recordar en este punto que el vehículo es de propulsión trasera, aunque el motor se sitúe bajo el capó delantero.

Mercedes-AMG GT S Roadster 2018, ayudas a la altura de su mecánica

Mercedes-AMG GT S Roadster 2018

El último miembro en llegar a la familia de Mercedes-AMG cuenta con un sistema de amortiguación adaptativa (AMG Ride Control) que ajusta la suspensión de cada rueda de manera individual según el tipo de conducción realizada y el estado de la calzada.

Además, te permite hasta cinco modos de conducción: “C” (Confort), “S” (Sport), “S+” (Sport Plus), “Race” y el programa personalizable “I”. Todos ellos conllevan una variación en la respuesta del motor, la suspensión, la dirección, los tres niveles del ESP y el sonido, del que se encarga el nuevo sistema de escape AMG Performance, que incorpora una nueva válvula de mariposa para dejar pasar el aire.

Este cabrio ya sirvió para celebrar el 50 aniversario del departamento AMG

También dispone de un nuevo diferencial trasero controlado electrónicamente y de un sistema de frenos (AMG High-performance) compuesto por unos discos de 390 x 36 mm y 6 pinzas delante y 360 x 26 mm con un émbolo detrás. Opcionalmente se pueden montar frenos carbocerámicos con discos 402 x 39 mm delante y 360 x 32 mm detrás. A esto se suma a que dispone de llantas con medidas diferentes en el eje delantero y el trasero. Así, en las ruedas delanteras cuenta con neumáticos  265/35 R19 y las traseras tienen una medida de 295/30 R20.

Por el momento no se han dado a conocer los precios con los que llegará.

Déjanos tus Comentarios