Llega el Mercedes-AMG CLA, una cuestión de sensaciones

Nueva incorporación a la familia Mercedes-AMG: con cuatro cilindros, turbo y tracción integral.

La segunda generación del Mercedes-Benz CLA ha llegado para satisfacer las necesidades de los clientes que buscan una berlina compacta con un diseño cautivador y dinámico. La primera generación logró vender más de 750.000 unidades entre sus carrocerías coupé de cuatro puertas y Shooting Brake. Ahora llega la versión más ‘divertida’ el Mercedes-AMG CLA.

De la primera generación ya existió una versión preparada por Mercedes-AMG, el Mercedes-AMG CLA 45. Ahora llegarán dos versiones firmadas por la división deportiva del fabricante de Stuttgart. La primera será el Mercedes-AMG CLA35 4MATIC, que se espera sea presentado en el Salón del Automóvil de Nueva York.

Una variante más del Mercedes-AMG A35 4MATIC

Hace unas semanas os mostrábamos el Mercedes-AMG A35 Sedan 4MATIC, antes hacíamos lo propio con su versión compacta; ambas comparten tecnología, propulsor y sistema de tracción integral. Pues bien, el Mercedes-AMG CLA35 4MATIC también comparte las “tripas” con sus compañeros de gama antes citados.

Esto consiste en un propulsor de cuatro cilindros y 2,0 litros de cubicaje sobrealimentado mediante un único turbocompresor posicionado de forma transversal en el frontal del vehículo, capaz de aportar 306 CV de potencia y 400 Nm de par.

Este se asocia con una caja de cambios automática de siete relaciones que aporta potencia a ambos ejes del vehículo, priorizando el eje delantero.

Tracción total 4MATIC en los compactos

Se trata sistema de tracción semejante al que utiliza Audi en sus compactos. En condiciones ideales el vehículo funciona como un tracción delantera, es decir que toda la potencia se transmite a las ruedas que gestionan la dirección.

Pero en caso de que la centralita detecte algún tipo de deslizamiento o posibilidad del mismo, se acciona un sistema de embragues que acopla el eje trasero de forma solidaria al delantero, es decir, sin diferencial central.

Este se utiliza, sobre todo, durante las aceleraciones fuertes o en pavimentos deslizantes. Su función es la de hacer que no se pierda tracción, más que la de aportar el grueso de la misma.

Mayor agresividad y contundencia visual

El apartado estético también se ha trabajado en las versiones deportivas, ya sea de un modo más o menos discreto. El Mercedes-AMG CLA35 4MATIC incorporará una gran parrilla dividida en dos secciones por una gran lama central que flanquea el escudo de la estrella.

En la zaga se incorpora un nuevo paragolpes con un difusor de aire integrado, sobre la tapa del maletero un pequeño alerón en forma de “cola de pato” y un nuevo paragolpes delantero con mayores entradas de aire. Al mismo tiempo, llelgan llantas AMG que serán de 18 pulgadas de serie y 19 como equipamiento opcional.

Un habitáculo sin apenas cambios

El interior es lo que menos cambia. Se introduce un nuevo volante deportivo forrado en cuero con mandos táctiles integrados, asientos deportivos y la posibilidad de contar con semibuckets. Igual que en su versión estándar, el Mercedes-AMG CLA incorpora el sistema de infoentretenimiento MBUX con asistente virtual que responde a la voz.

Por lo demás, las diferencias con un Mercedes-Benz CLA se limitan a los grafismos de las pantallas y a la posibilidad de equipar elementos propios de la gama de Mercedes-AMG como es el sistema de adquisición de datos AMG Track Pace.

Este sistema permite tomar la telemetría del vehículo cuando rodamos con él en circuito. Con estos datos podemos mejorar nuestros tiempos o advertir que le ocurre algo al coche.

Déjanos tus Comentarios