Mercedes-AMG A35 4MATIC sedán, deportividad en pequeño formato

La versión más deportiva del Merceds-Benz Clase A sedan pronto llegará a nuestros concesionarios.

La gama Mercedes-AMG no para de crecer, la última incorporación será el Mercedes-AMG A35 4MATIC sedan . La versión más tradicional del Mercedes-Benz Clase A pasa por el tratamiento de la división deportiva de la marca.

La base es la misma que en el Mercedes-AMG A35, una plataforma modular con el motor en posición transversal. Tras pasar por Mercedes-AMG este incorpora un nuevo propulsor de 2.0 litros y el sistema de tracción a las cuatro ruedas 4MATIC.

La plataforma reforzada

Comenzamos por la plataforma, en la que Mercedes-AMG ha tenido te trabajar para lograr la rigidez deseada. Se ha reforzado la parte delantera con la incorporación de una placa de aluminio. Otro refuerzo son dos barras en el sistema de suspensión McPherson, con el fin de mantener las geometrías estables.

Los brazos inferiores de la suspensión se han sustituido por unos nuevos de aluminio, para reducir la masa no suspendida. Por su parte, la suspensión trasera proviene de forma directa del Mercedes-AMG A45 4MATIC sedan en anterior generación.

La suspensión del nuevo Mercedes-AMG A35 4MATIC sedan incorpora unos amortiguadores controlados de forma electrónica. Esto permite adoptar tres configuraciones diferentes, de más confortable a más rígida. Al mismo tiempo, se controla la fuerza de estos amortiguadores de forma activa, en función de las fuerzas que tenga que soportar cada uno.

En cuanto a los frenos, los ingenieros alemanes han equipado unas poderosas pinzas fijas de cuatro pistones con discos de 350 mm en el eje delantero. El trasero tendrá que conformarse con pinzas flotantes y discos de 330 mm.

Modos de conducción

Mercedes-AMG ha querido incorporar diferentes modos de funcionamiento para su vehículo. Estos son: deslizante, confort, Sport, Sport + e Individual; a través de estos es posible modificar diferentes parámetros del motor, la transmisión o la dirección. Otro control eléctrónico que nos brinda el nuevo miembro de la familia Mercedes-AMG es el del control de estabilidad, que podemos programar cuándo entra en funcionamiento.

La dirección puede variar su dureza de forma activa, en función del modo seleccionado y de la velocidad a la que circulemos. Ahora las conexiones se han hecho más rígidas favoreciendo el feedback del conductor a través del volante.

Propulsor y caja de cambios

El motor del Mercedes-AMG A35 4MATIC sedan es un tetracilindrico de 2,0 litros de cilindrada, sobrealimentado con un turbocompresor. Es capaz de lograr 306 CV de potencia a 5.800 rpm y un par máximo de 400 Nm disponibles entre 3.000 y 4.000 rpm. Es decir, se trata de un propulsor bastante elástico.

Este se asocia a una caja de cambios de doble embrague AMG Speedshift DCT 7G, con siete relaciones. Al mismo tiempo, se introduce una versión mejorada del sistema de tracción a las cuatro ruedas 4MATIC.

Se trata de un vehículo de tracción delantera con conexión al eje trasero que podrá mandar el 50 % del par a las ruedas traseras. Gracias a esta combinación, la berlina más pequeña de Mercedes-AMG es capaz de alcanzar los 100 km/h en 4,8 segundos.

Carrocería específica

Los detalles marcan la diferencia con sus hermanos de gama. Se incorporan o modifican diferentes elementos de la carrocería que delatan que estamos ante una versión deportiva. Los paragolpes específicos, taloneras  y un pequeño spoiler trasero; unidos al nuevo paragolpes trasero flanqueado por dos salidas de escape; son los elementos que forman en paquete visual del nuevo vehículo de Mercedes-AMG.

Si el coche le paree discreto al nuevo propietario siempre tendrá la opción de equipar el paquete exterior AMG Aerodynamics o el AMG Night. Este último elimina los acabados cromados, mientras que el segundo incorpora aditamentos aerodinámicos mayores. Entre sus opciones también se encuentran las llantas de 19 pulgadas.

Interior sin grandes cambios

En el habitáculo toma protagonismo el esquema de las dos pantallas que hemos visto en otros modelos del fabricante. Este permite la incorporación del sistema multimedia MBUX de Mercedes-Benz con su asistente virtual. Toda la instrumentación se muestra a través de la pantalla TFT.

Las grafías mostradas son específicas de Mercedes-AMG con mucha  información acerca del vehículo. Por ejemplo, podremos ver la temperatura del aceite y el agua, las fuerzas G o diferentes elementos del motor como la potencia y par en tiempo real.

El volante deportivo se alinea con el resto de versiones de la marca con mandos táctiles y una gran superficie plateada. También se podrán equipar asientos tipo bucket como opcional. Por lo demás se trata de un Mercedes-Bens Clase A estándar.

Déjanos tus Comentarios