McLaren Senna: el radical homenaje a la leyenda brasileña

McLaren Senna: el radical homenaje a la leyenda brasileña

Solo hace unos meses que el icono más grande de la historia de McLaren Automotive, el F1, cumplía 25 años. Un vehículo que ha pasado a la historia por ser uno de los más espectaculares y deseados de la historia de la automoción. Ahora, la firma de Woking desvela las líneas definitivas de otro descendiente a la altura: el McLaren Senna, un modelo que se presenta como un prodigio mecánico y aerodinámico y que se vio, por primera vez, en el pasado Salón de Ginebra 2018.

McLaren Senna: fotos

Con los colores de guerra (Victory Grey) que ahora muestra bien podía pasar por el mismísimo Batmóvil. Se presenta como el modelo de calle más potente jamás fabricado por la firma británica. Disfruta de una mecánica V8 de 4,0 litros sobrealimentada por dos turbocompresores twin-scroll de baja inercia que entrega 800 CV a 7.250 rpm , conjunto capaz de rendir 800 Nm entre 5.500 rpm y 6.700 rpm.

Aunque no hay que subir tanto de vueltas para encontrar un buen empuje: a 3.000 giros el motor ya garantiza 700 Nm. Está unido a una caja de cambios automática de doble embrague y 7 velocidades. Y todo para un peso que apenas queda en los 1.198 kg.

Este alarde de potencia nos deja una relación peso-potencia de 1,5 kg por CV, algo que permite a este McLaren Senna acelerar de 0 a 100 km/h en solo 2,8 segundos, mientras que solo necesita de 6,8 segundos para llegar a 200 km/h. Y el velocímetro no para aquí, pues puede alcanzar los 340 km/h de máxima.

McLaren Senna, estructura de competición

McLaren Senna

El chasis es un monocasco ultrarrígido, mientras que la suspensión hidráulica (denominada RaceActive Chassis Control II) emplea un sistema de doble trapecio con aerodinámica activa para lograr las mejores sensaciones en circuito. Al alcanzar los 250 km/h varía el rendimiento de ambos ejes y las suspensiones (hidráulicas), al mismo tiempo que se ajustan diversos elementos como el splitter delantero, algunos de los aletines laterales o el difusor trasero para una mejor canalización del aire. La carrocería es de fibra de carbono.

De detener este torrente de potencia se encarga un sistema de frenada propio de la competición, con discos carbocerámicos y unos neumáticos Pirelli P Zero Trofeo R con medidas 245/35 ZR19 delante y 315/30 ZR20 detrásdiseñados para el circuito.

McLaren Senna, diseño espacial

El diseño no deja a nadie indiferente, especialmente por su alerón trasero (que se ajusta gracias a un sistema hidráulico), y por el sistema de apertura de las puertas, en forma de alas de mariposa. De serie, cuentan con una mitad baja con paneles de fibra de carbono que pueden ser reemplazados por una sección de vidrio que permite ver parte del habitáculo.

El habitáculo continúa la línea del coche con la fibra de carbono como elemento principal junto a otros como el Alcantara o el cuero, según preferencias del cliente. Hasta ahí llegan los lujos de un vehículo con un interior muy espartano para eliminar peso superfluo y cuyo botón de arranque se encuentra en el techo junto al mecanismo de las ventanillas. Incluso los mandos y controles se han incluido en una pantalla que ha dispuesto en el salpicadero, una de las escasas concesiones al lujo que se han contemplado.

Poco más encontraremos en el interior, salvo los tres botones de la caja de cambios (N, R y D), situados en la consola central junto a los botones de los intermitentes, al del Start/Stop y el denominado “Launch”

Para mejorar la experiencia en el interior, los ingenieros de McLaren han querido dar una gran importancia al sonido del propulsor dentro del habitáculo. Esto lo han logrado gracias a la chimenea colocada en el techo y a un sistema que transfiere el sonido proveniente del motor, situado tras el conductor, a todo el cockpit.

McLaren Senna, exclusividad máxima

McLaren Senna

La construcción de este McLaren Senna, que será presentado en el Salón de Ginebra en marzo, se llevará a cabo en Inglaterra y su producción se limitará a las citadas 500 unidades con un precio que rondará las 750.000 libras en Reino Unido, unos 850.000 euros al cambio.

La firma ha creado hasta cinco acabados “by McLaren”, pero la capacidad de personalización del modelo es máxima. Se puede elegir entre 18 colores exteriores (sin coste adicional) y otros 16 que sí conllevan coste; el diseño de las llantas, con tres opciones para elegir; el escape, el color del paragolpes y el splitter, e, incluso, el tacto del volante.

La capacidad de personalización del modelo es máxima

Solo esperamos que quienes adquieran el vehículo tengan buen gusto pues este es un coche que superará a sus dueños y perdurará al paso de las décadas. Y es que este nuevo McLaren Senna ya es historia de la compañía y puede presumir, aunque aún no ha salido a la venta, de ser uno de los modelos más ambicionados, como el F1, del que se produjeron 106 unidades (solo 64 de calle) y el P1 del que se construyeron 375 unidades.

Déjanos tus Comentarios