Mazda CX-30, la japonesa estrena denominación para sus modelos con su último SUV

Mazda CX-30

Nueva dinámica de denominaciones con el Mazda CX-30.

Mazda ha llegado a Ginebra con la sorpresa de una nueva denominación para sus modelos. La presentación de su nuevo SUV, el Mazda CX-30 así lo confirma. Este será el nuevo modelo central de la gama Mazda, implementado a nivel global, comenzando las ventas en el último trimestre de este año.

Mazda continúa explotando su lenguaje de diseño Kodo para dar lugar a un SUV compacto de atrevidas proporciones en el que domina la elegancia y la fluidez. Según la marca el fin de este diseño es enriquecer a sus propietarios y usuarios animándoles a realizar nuevos descubrimientos y estimular sus vidas diarias.

Un habitáculo para cuatro

Mazda CX-30

El espacio del Mazda CX-30 puede acoger con facilidad a cuatro adultos, algo que invita a realizar viajes con familiares y amigos. Mazda aplica su receta del jinete para lograr un vehículo fácil de conducir. Los ocupantes del nuevo modelo se benefician de una altura elevada con la que se obtiene mejor visibilidad.

Por otra parte, el hecho de que se trate de un SUV con cierta altura sobre el suelo permite un acceso más fácil y sencillo, especialmente para personas mayores o corpulentas. Aún con ello los asientos se sitúan más cerca del piso del vehículo que en otros SUV. El tamaño compacto del vehículo facilita la maniobra en lugares estrechos o complicados.

Motorizaciones Skyactiv

Mazda CX-30

La gama de motores del Mazda CX-30 tendrá propulsores alimentados por combustible diésel y gasolina, incorporando el nuevo Skyactiv-X –un motor que de encendido por chispa y compresión–. Para los motores de gasolina Mazda incorpora un nuevo sistema de hibridación ligera en el que se emplea un circuito adicional de 24 V. Este no será capaz de mover el vehículo por sí mismo, por el contrario ayuda al arranque y sirve de apoyo adicional para el motor.

Las transmisiones disponibles serán manuales de seis relaciones con la futura incorporación de cajas de cambio automáticas en alguna de sus motorizaciones. Todavía no sabemos si será posible optar por sistemas de tracción a las cuatro ruedas o únicamente delantera.

Tecnología de asistencia

Mazda CX-30

El Mazda CX-30 incorpora los últimos asistentes a la conducción desarrollados por Mazda. Aquí se incluyen los sistemas de conducción semiautónoma. Es posible equipar un Head-up-Display, con el que se nos muestra la información del vehículo y navegación sobre el parabrisas; control de crucero adaptativo con asistente de atascos – CTS, capaz de seguir al vehículo que nos precede durante una retención –, detección de fatiga del conductor, asistente de mantenimiento de carril, control de presencia en el ángulo muerto y detectores de tráfico cruzado delantero y trasero.

Texto: Carlos Pascual

Déjanos tus Comentarios