Mark Webber y María Sharapova: reto de velocidad sobre un Porsche 911 GT2 RS

Mark Webber y María Sharapova: reto de velocidad sobre un Porsche 911 GT2 RS

El expiloto de Fórmula 1 Mark Webber y la tenista María Sharapova desafían juntos los límites de velocidad a lomos del nuevo Porsche 911 GT2 RS. Ambos son embajadores de la compañía y, por ello, la firma de Stuttgart ha querido ponerles a prueba con su última  creación en una de las pistas de prueba de su propio Centro de Desarrollo. El resultado no tiene desperdicio…

En un primer momento, es Sharapova quien se pone a los mandos del deportivo bajo la tutela de Webber, para comprobar la gran aceleración y las prestaciones del deportivo. Al ver el vídeo comprobarás que no se defiende mal la rusa y que parece contar con un talento especial para encarar las curvas aunque, no es menos verdad, que el ex piloto de Fórmula 1 se pone nervioso en algunos momentos.

Posteriormente, fue sería él quien tomaría el relevo del 911 GT2 RS y pudo “vengarse”, por así decirlo, de la tenista. Si quieres ver cómo fue este reto de velocidad echa un vistazo al vídeo que te proporcionamos bajo estas líneas.

Porsche 911 GT2 RS, simplemente brutal

Este deportivo es una de las últimas apuestas de la marca germana para los amantes de la velocidad. Se lanzó a mediados del año pasado y, poco después, consiguió batir el récord del circuito de Nurburgring, el llamado “infierno verde” al lograr una vuelta en 6:47. No obstante, es un logro que hace tan solo unos días le arrebató  su sucesor, el nuevo 911 GT3 RS, consiguiendo una marca de 6:56.4. Al menos, el récord queda en casa.

En cuanto a su mecánica, el motor está basado en el bloque de 3,8 litros del 911 Turbo S. Presenta una tecnología biturbo y su potencia es de 700 CV, convirtiéndose en una máquina realmente potente capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en tan solo 2,8 segundos.

Porsche 911 GT2 RS: el 911 más potente de la historia

Asimismo, cuenta con tomas de aire laterales para refrigerar los frenos y un chasis de competición que le permite alcanzar grandes velocidades en curva. La transmisión automática PDK de doble embrague, con siete velocidades, le permite extraer todo el potencial al propulsor y, más teniendo en cuenta, que registra en báscula un peso de 1.470 kg, no muy alto gracias a sus inserciones en fibra de carbono en la carrocería y el chasis.

Sin duda, una máquina capaz de romper con los cronómetros.

Déjanos tus Comentarios