5 consejos a la hora de limpiar los insectos del coche

Limpiar mosquitos del coche, mantenimiento del coche

Se aproxima la llegada del verano y con él la aparición de numerosos insectos, principalmente mosquitos, que se estampan contra la carrocería del coche durante cualquier desplazamiento. Aparte del daño estético que ocasionan al vehículo, los insectos atropellados pueden entorpecer la visibilidad del conductor y los ácidos de su cuerpo pueden ser corrosivos y dañar la pintura.

Por eso es especialmente recomendable limpiar los insectos del coche frecuentemente, no sólo para evitar el desgaste del color sino también para obtener una visión perfecta mientras se conduce, si la zona afectada es el parabrisas. Toma nota de estos consejos de limpieza.

1. Limpiar con rapidez

Limpiar insectos del coche, mosquitos, carrocería

Dejar los insectos pegados a la superficie del coche durante mucho tiempo puede dañar la pintura.

No dejes los insectos pegados a la carrocería mucho tiempo. Cuanto más lo dejes pasar, más complicado será eliminarlos y más acción de desgaste pueden causar a la pintura, además de que la visibilidad será peor si hay muchos estampados en el parabrisas, ventanillas, retrovisores, etc. Lo ideal es que tras un desplazamiento largo realices una limpieza general.

2. Deja enfriar el coche

No obstante, tampoco es aconsejable eliminarlos justo después de aparcar el coche. La carrocería aún estará caliente y cualquier líquido que se aplique sobre la zona se evaporará rápidamente, haciendo ineficaz su acción. Aguarda unos minutos o simplemente rebaja la temperatura vertiendo agua fría sobre la superficie afectada.

3. Agua para ablandar

Limpiar el coche, insectos

Utiliza siempre una balleta de microfibra para no arañar la carrocería.

Si el calor ha sido intenso es posible que el insecto se haya pegado con fuerza a la superficie del coche, secándose rápidamente. La mejor y más fácil solución para ablandarlos es echar agua. Nunca intentes quitarlos en seco, con un trapo o similar; así se seguirá quedando una mancha y arañarás la pintura.

4. Jabón o producto químico

Una vez humedecida la zona, es momento de aplicar agua con jabón o un producto de limpieza específico para carrocerías. Asegúrate que esté fabricado con químicos que no dañen la pintura. Debes dejar que actúe durante unos minutos. Si hay insectos que llevan días fuertemente pegados a los cristales o al metal, es aconsejable colocar una toalla o trapo mojados con el producto y dejarlo así durante una noche entera. De esta forma lo ablandarás al máximo posible.

5. Retirada y lavado

Para que el exterior del coche vuelva a quedar completamente libre de mosquitos u otros insectos, ten cuidado al elegir la esponja o balleta con la que retirar la suciedad. Es recomendable utilizar las de microfibra, para evitar arañazos. Tras quitar todas las manchas, sólo queda hacer un lavado general de todo el coche. Con él eliminarás completamente cualquier sustancia perjudicial.

Déjanos tus Comentarios