Estas son las averías más frecuentes… y su coste de reparación

Estas son las averías más frecuentes… y su coste de reparación

El buen estado de nuestro vehículo es necesario, no solo porque esté en juego la seguridad de sus ocupantes y de los demás integrantes de la vía, sino por el dinero que nos podemos ahorrar al evitar un problema mecánico. Analizamos las averías más frecuentes y su coste de reparación.

Estas son las averías que provocamos con un mal mantenimiento

El Real Automóvil Club de España (RACE) ha elaborado un informe en el que se detallan los 7 problemas mecánicos que más se repiten y cuánto conlleva su arreglo. En el mismo se indica que buena parte de ellos se podrían evitar si el propietario hace caso de las indicaciones del fabricante sobre las necesidades de mantenimiento del coche.

Batería

Cambiar batería

El principal problema es su descarga, especialmente cuando queda sometida al frío invernal. A partir del tercer año de “edad”, su respuesta varía y el modo en el que nos podemos dar cuenta de que llega a los límites de su vida útil será cuando el coche tarde más de la cuenta en arrancar, las luces del cuadro eléctrico parpadeen, pierdan intensidad o si, finalmente, se enciende el testigo del cuadro de instrumentos.

Si tienes que cambiar este elemento, aquí te recomendamos cómo elegir la mejor batería para tu coche

Si queremos alargar su duración debemos fijarnos con cierta frecuencia en sus bornes: si están oxidados o presentan un líquido blanquecino, demostrará que no está en buen estado. Si la suciedad es mínima, se podría retirar con un papel (cuidado, que esa sustancia es un ácido, por lo que no debe entrar en contacto con la piel), pero si es abundante, habría que visitar el taller para evitar que cause un problema más grave.

Coste de reparación:

  • Batería convencional: 123 euros.
  • Batería Start&Stop: 155 euros.

Neumáticos

Opel Insignia Sports Tourer GSi Station Wagon 2018

Un pinchazo en carretera es algo relativamente normal, aunque en muchas ocasiones estas situaciones, que pueden entrañar peligro, están causadas por nosotros mismos.

El compuesto tiene una vida útil de entre cuatro y cinco años y un recorrido máximo de 50.000 km, por lo que, aunque el dibujo disponga de una hendidura superior a los 1,6 mm en su banda de rodadura, sería conveniente sustituirlas si han alcanzado ese límite. El problema que presentan es que las cubiertas se pueden haber endurecido o cristalizado y su respuesta en aceleraciones y frenadas, al no ser la óptima, puede poner provocar un accidente.

Elige el mejor neumático según la etiqueta europea

Además, es importante tener un buen alineado de las ruedas y comprobar que el desgaste de la banda de rodadura es regular; en caso contrario, se ‘gastarán’ más en una zona que en otra y la consecuencia podría ser un reventón.

Si se ha sufrido un simple pinchazo, este se puede reparar (existen diferentes métodos) o se puede inyectar un líquido reparapinchazos en el interior de la carcasa para mantener la forma regular del neumático y poder seguir circulando, aunque será a una velocidad reducida y durante unos kilómetros limitados: es necesario ir al taller a sustituir la rueda dañada.

Coste de reparación:

  • Arreglo del pinchazo: 10 – 12 euros.
  • Kit reparapinchazos: 65 – 80 euros.
  • Sustitución de rueda: a partir de 50 euros (depende de la medida de esta).

Estas son las averías más habituales en invierno

Motor

Comparativa mecánicas Toyota Auris

Un propulsor puede dar muestras de su mal estado por una aceleración irregular, la pérdida de potencia o el traqueteo a determinadas velocidades. El testigo del cuadro de instrumentos se encenderá cuando se produzca una irregularidad en el sistema de alimentación, la inyección o la combustión.

El problema lo pueden presentar las válvulas EGR, el caudalímetro, la válvula de mariposa, los inyectores, el catalizador o la sonda lambda.

Los fallos pueden llegar por una mala gestión electrónica o por la acumulación de suciedad en alguno de los circuitos. En algunas situaciones, la mejor opción es no mover el coche y que una grúa lo desplace al taller.

Coste de la reparación:

  • Válvula EGR: 370 euros.
  • Caudalímetro: 259 euros.
  • Catalizador: 564 euros.

Bomba e inyectores

Inyector coche

Como ya dijimos antes, es importante comprobar la buena respuesta del motor, así como el color y el olor de los gases que desprende su tubo de escape (identificando su color se puede conocer una avería).

En caso de que haya alteraciones, habría que acudir a un taller para que la máquina de diagnosis compruebe que todo está bien, pues estas irregularidades pueden estar originadas por una mala combustión en los inyectores, una mala admisión o un exceso o falta de aceite en los cilindros durante la combustión.

Nueve puntos del coche que hay que revisar para no quedarte tirado

Para evitar estos problemas, sería conveniente no apurar el depósito de combustible (pues al fondo suelen quedar restos de suciedad que tiene el propio carburante y que podrían permanecer en los cilindros), sustituir el filtro de gasolina según indique el fabricante o utilizar cada cierto tiempo limpia-inyectores.

Coste de reparación:

  • Inyector gasolina (cada unidad): 299 euros.
  • Inyector diésel (cada unidad): 605 euros.
  • Bomba de combustible: 1.197 euros.

Embrague

embrague

Es uno de los elementos más expuestos a la acción humana y no solo porque hay que presionarlo cada vez que se cambia de marcha en un vehículo como cambio manual, sino porque, en muchas ocasiones, no engranamos la velocidad de forma correcta (no pisamos el pedal hasta el fondo) o dejamos el pie presionando el pedal.

Por sí mismo puede presentar pérdidas de aceite o problemas del sistema hidráulico, y nosotros podemos percibir su mal funcionamiento cuando notemos vibraciones, ruidos o patinaje de los discos al meter las marchas. En el momento en el que notemos que el pedal está duro y apenas podemos presionarlo, significará que es necesario sustituir el embrague.

Coste de la sustitución:

    • Sustitución del embrague: 667 euros.

Caja de cambios

Caja de cambios

Es la segunda parte del punto referente al embrague antes indicado. Compuesto de un sistema de engranaje y discos dentados, son varios los problemas que puede presentar. En caso de oponer resistencia al cambio, resbalar las marchas o no poder engranar una de ellas, habría que pasar por el taller.

Si queremos evitar problemas, sería necesario realizar una conducción suave y nada agresiva, cambiar cuando corresponde y siempre después de haber pisado el pedal de embrague hasta el fondo. Además, es necesario pasar las pertinentes revisiones comprobando el nivel de aceite y sustituyéndolo cuando indique el fabricante.

Coste de la sustitución:

      • Sustitución de caja de cambios: 1.398 euros (puede variar en función del tipo de caja de cambios).

Refrigeración

Comprobar líquido refrigerante

El motor necesita unas condiciones de temperatura determinadas para funcionar como corresponde y el sistema de refrigeración es el encargado de generarlas. Está compuesto de múltiples elementos, como el radiador, bomba de agua o ventilador, y estos, a su vez, disponen de tubos y manguitos que comunican con el motor.

No es difícil que algunos de estos elementos presente alguna fuga si no se hace un buen mantenimiento del coche (se debería realizar cada 10.000 o 15.000 kilómetros); algunas incidencias pueden provocar, incluso, la rotura definitiva del motor.

Coste de reparación:

    • Junta de la culata: 847 euros.
    • Radiador: 265 euros.
    • Manguitos: 63 euros.
    • Bomba de agua: 288 euros.
    • Ventilador: 385 euros.

Déjanos tus Comentarios